Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

Así como Jorge Luis Borges cometió el peor de los pecados..»no ser feliz..»,el doctor Gastón Guarracino, actual Vice Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, ha cometido dos pecados inmensos e imperdonables, ser joven y no ser pobre.

Guarracino se ha atrevido a tener experiencia en política y ser joven, y además no ser pobre. Casi una osadía, que de no pertenecer a una idea occidental de país, podría costarle el pellejo, el envejecimiento inmediato, condenarlo al exilio y a la extrema pobreza. Como si faltara algo, profesional exitoso, y político capaz, habrase visto a lo que se atreve este iracundo.

El alcalde Daniel Molina, en un lapsus de mediocridad, algo que frecuenta asiduamente, ha elevado la calidad de la discusión, demostrándole a los necochenses como se usa la verba y fluye la intelectualidad para definir con ironía las contestaciones.

Acaba de denostar al doctor Guarracino tildándolo de «abogado joven y rico..», seguramente éste deberá estudiar toda la semana la contestación con sus asesores y asestarle un duro golpe diciéndole ..» pediatra viejo y pobre», para situarse al mismo nivel, no es cuestión de romper asimetrías a la hora de pensamientos superlativos.

Sin dudas que nada va bien en un sistema político cuando las tontas palabras irrumpen en la vida democrática. Y precisamente fluyen de la máxima autoridad local.

Tendría el intendente que recoger aquella frase de Abraham Lincoln, ex mandatario de los EEUU cuando aseveró…» hay momentos de la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios».

Este joven y no pobre, actual VIce Ministro de trabajo de la provincia, ex senador bonaerense, Asesor General de Gobierno del ingeniero Felipe Sola y ex funcionario del Ministerio del Interior de la Nación, tendrá que esperarlo un tiempo, en años no será pobre pero no será joven, y estará en idénticas condiciones de disentir a la misma altura que nuestro pediatra. Hasta que no cuente con la mayoría de edad comprobado en el DNI no se le permitirá abrir la boca políticamente, menos en el horario de protección al intendente.

Mientras tanto el ciudadano espera otras respuestas, el llamado a elección de delegados, como reducir los treinta millones de déficit que tendremos a fin de año, sacar los escombros escondidos bajo la arena en pleno balneario, explicación por el desmesurado aumento de sueldos a los funcionarios, el ingreso del malón de empleados «molinistas» agrandando la planta y achicando la plata municipal, los trabajadores del estacionamiento medido en negro sin contralor del estado, el cambio de firma del Camping Americano, sin pasar por el deliberativo, tema que viene para escándalo, los buenos que se van, doctora Alejandra Mannis, y en días más el mejor, Horacio Telechea, el cierre de la escuela de Bellas Artes, ante denuncia de un medio digital sobre la posibilidad de un ciudadano electrocutado en cualquier momento, el intento de reapertura de un conocido boliche de la villa balnearia, cambiándole el nombre …los autos municipales circulantes sin seguros ni Verificación Técnica Vehicular, la falta de ambulancias, y sus nuevos giros para el gobierno nacional, que vienen disimulados pero listos a empaquetar nuevamente a los distraídos correligionarios.

Esto importa más que ese joven y no pobre que anda deambulando por la provincia de Buenos Aires y a punto estuvo de ser intendente de esta ciudad.

Vaya y pase lo de joven, pero no ser pobre es demasiado. Deberíamos implementar urgente la lucha de clases y volver al marxismo tradicional, todos iguales para abajo. No hay mayor justicia social que todos iguales abajo.

Borges cometió el pecado de no ser feliz, Guarracino el pecado de ser joven y no pobre. Doble pecado.

Como reflexión me queda que la gente parece odiar a quienes le hacen sentir su propia inferioridad.

Como consejo invitar a la serenidad.

Por perder esa serenidad el moscardón teniendo salida por la puerta abierta por el apuro termina estrellándose contra el vidrio.

!!! Joven y rico...!!!ahorainfo.com.arOpiniónPor Miguel Abálsamo Así como Jorge Luis Borges cometió el peor de los pecados..'no ser feliz..',el doctor Gastón Guarracino, actual Vice Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, ha cometido dos pecados inmensos e imperdonables, ser joven y no ser pobre. Guarracino se ha atrevido a tener experiencia en...Desde Necochea al mundo