Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

Es un secreto a voces que el intendente esta asfixiado. En medio de una situación angustiosa, cargado de deudas y sin soluciones. ¿Un segundo semestre del año que amenaza ser el peor? ¿Se alejaría un tiempo Molina de la intendencia? ¿Quiere suplantarlo Fernando Khun como intendente…?

Cansado, abrumado por no poder solucionar problemas, hastiado interiormente al sentirse impotente ante los acontecimientos, en medio de una crisis casi irreversible, donde abundan las deudas y faltan las soluciones, deteriorado en el plano interno, donde soldados radicales de primera hora están en tiempo de retirada, el alcalde doctor Daniel Molina estaría cerca de tomar una determinación que vendría estudiando hace meses, una licencia no corta, que le permita reflexionar, alejarse del centro de operaciones, motivarse para volver o desmotivarse totalmente pensando en otras variantes.

La Municipalidad de Necochea es un caos, una anarquía en la mayoría de sus áreas, producto de la falta de recursos económicos, carencia de creatividad, inacción de los funcionarios, y en otros casos indolencia.

No sólo por los treinta millones de déficit, pesadilla cada mes a la hora de abonar salarios a los 1700 trabajadores municipales, imposibilidad de cumplir compromisos con infinidad de proveedores, un internismo que sale a la luz y cada vez más evidente, sumado a situaciones que parecen de ciencia ficción. No funcionan la totalidad de ambulancias ,faltan elementos mínimos como los que les deben suministrar al personal de calle de limpieza diariamente, vehículos municipales transitan sin seguros, sin VTV (Verificación Técnica Vehicular correspondiente), el famoso micro escolar que entregó el dirigente sindical Hugo Moyano esta tirado en un galpón, desmantelado, estimándose que aunque maquillada por circunstancia la deuda con la empresa de recolección Servicios Ambientales seguirá en el futuro cercano y las consecuencias también.

Se viene un inconveniente muy serio con el campo lindante al aeródromo local, donde nuestro municipio fue intimado para su devolución por el gobierno de Buenos Aires el año anterior, cuando el estado local en forma irresponsable y con errores administrativos alquiló a una firma de semilla, que invirtió mucho dinero, y amenaza con un juicio millonario al municipio si intenta desalojarlo antes de terminado el contrato. En el medio del litigio se entremezcla la interna radical, de un lado y otro del mostrador (estado municipal versus firma de semillas que iniciaría acciones) hay abogados radicales y dirigentes conocidos en cada rincón. Esto puede derivar en escándalo a corto plazo. O alejamiento de algún dirigente del viejo partido centenario.

El intendente Daniel Molina habría esbozado la idea de una licencia prolongada ante su delfín, actual presidente del Honorable Concejo Deliberante, doctor Fernando Khun. Este habría respondido negativamente, máxime cuando debe quedar constitucionalmente al frente del Departamento Ejecutivo, algo que no le seduce a Khun, si bien es prestigioso el convite, sabe el abogado que en el muy corto plazo le estallarán granadas de problemas, mientras el alcalde goce de sus vacaciones o licencia prolongada.

Licencia no quiere decir renuncia, es un alejamiento por un tiempo, breve o largo, recordemos que en los plazos legales de la provincia de Buenos Aires, si un intendente se aleja de la función antes de los dos años de mandato deberá llamarse a elecciones para ese cargo, si lo hace luego de los dos años, automáticamente asume su línea sucesoria, caso Fernando Khun.

Sea lo que sea, licencia o no, el estado esta en crisis.

Quien esto escribe consulta a diversos profesionales locales, principalmente en materia económica, y la respuesta es «…municipio casi sin salida…”.

No se cómo hemos llegado a esto, lo peor es que tampoco sabemos como podemos salir de esto.

Lo que si es claro, que así no podemos seguir.

Todos los meses la misma crisis, sueldos impagos a empleados municipales, amenaza huelguista en la recolección de residuos, proveedores sin cobrar, falta de seguridad pública, internismo ,deuda súper millonaria contraída en esta administración, montos sin abonar en el alumbrado público, falta de pago en el alquiler del Juzgado Federal, licitaciones fracasadas como el Frente Costero, donde el municipio no puede invertir un peso y no consigue crédito a raíz de su estado de insolvencia, fracaso absoluto de la moratoria, suba de tasas del cien por cien en algunos casos, todo configura un clima y una realidad sin soluciones. Casi atrapados sin salida.

En medio de todo, esta posibilidad de licencia prolongada, que tal vez pueda hacerle bien al propio intendente ,renovando ideas y poniéndose pilas de acción para la vuelta con más firmeza, o tal vez la antípoda, una licencia que pueda prolongarse más allá de lo previsto.

La única conclusión es que la licencia esta en estudio y la casa no esta en orden.

¿El intendente Molina prepara una larga licencia?ahorainfo.com.arOpiniónPor Miguel Abálsamo Es un secreto a voces que el intendente esta asfixiado. En medio de una situación angustiosa, cargado de deudas y sin soluciones. ¿Un segundo semestre del año que amenaza ser el peor? ¿Se alejaría un tiempo Molina de la intendencia? ¿Quiere suplantarlo Fernando Khun como intendente...? Cansado, abrumado...Desde Necochea al mundo