Sharing is caring!

La comitiva de funcionarios y ambientalistas inspecciona la planta. De fondo una enorme montaña de basura en pleno tratamiento.

Así lo sostuvieron ambientalistas que participaron de una inspección ocular dispuesta por la Justicia en la planta de tratamiento de desechos. Sostienen que pasan los meses y miles de bolsas de basura se acumulan sin tratamiento alguno. Temen que crecidas del río Salí arrastren desperdicios hasta Termas de Río Hondo. Un amparo judicial pretende la clausura de la planta. Quejas de los vecinos ante un juez tras la recorrida por el predio. En tanto, el apto ambiental del vaciadero tiene los días contados.

El juez Aráoz (a la izquierda, de bufanda) escuchó las quejas de los vecinos tras inspeccionar el basural.

La inspección ocular dispuesta por la Justicia a la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos (RSU) de Pacará Pintado arrojó luces y sombras según aseveraron ambientalistas que participaron de la medida judicial realizada durante la mañana de ayer.

Para el referente de la Federación de ONGs Ambientalistas de Tucumán, Juan Manuel Prado Iratchet, generó preocupación serias falencias en cuanto a la situación en la que se encuentran los desechos en el predio situado en de Banda del Río Salí.

Según explicó, a pesar de algunas mejoras, se constató la existencia de celdas a cielo abierto con bolsas de basura recogida hace más de tres años, sin tratamiento alguno. ‘Hay montañas enormes de desechos acumulados en los últimos años en celdas que todavía no se cierran. Para economizar costos construyen piletones cada vez más amplios en vez de celdas más pequeñas que, tras seis meses de recepción de basura, se cierran por completo’, detalló Prado Iratchet.

En la recorrida, estuvo encabezada por el juez Civil y Comercial de la III Nominación, Juan José Aráoz, también generó desconfianza la cercanía del basural con las márgenes del Río Salí. ‘Si bien se realizaron trabajos de defensa y desvío del río, lo que alejó la basura de la orilla, tememos que con una tormenta torrencial de verano, se produzcan desbordes que lleven los desechos hasta Termas de Río Hondo’, advirtió el ambientalista.

Mientras se concretó la medida (en total demoró, aproximadamente, 4 horas, entre el recorrido de las instalaciones y la elaboración de un acta de inspección) un grupo de vecinos esperó pacientemente en las puertas de la planta la salida del juez para expresarle su repudio contra la existencia del basural. Los habitantes denunciaron la contaminación de las napas de agua causada por lixiviados de la basura y la generación de moscas y malos olores, entre otras quejas.

El origen de la causa judicial

La presencia judicial en el basural explotado por la empresa Servicios y Construcciones La Banda SRL obedece a una medida probatoria dispuesta por Aráoz en el marco de un recurso de amparo presentado el 12 de diciembre por la Federación de ONGs por considerar que el vaciadero afecta al medio ambiente. A través de la acción judicial se pretende lograr la clausura del predio y la presentación, por parte de la empresa, de un plan de cierre del vaciadero el cual deberá ser aprobado por la entidad ambiental.

Uno de los puntos clave en los que se basó la presentación judicial fue un artículo publicado por PRIMERAFUENTE el 13 de octubre pasado que da cuentas sobre la situación que padecen los habitantes de la zona tras la instalación de este basural.

De la inspección también participaron el director de Medio Ambiente de la provincia, Sergio Villafañe; los letrados apoderados del Gobierno provincial, Rodolfo Baza y Leonardo Violetto, el prosecretario del juez Aráoz, Diego González y autoridades de la Federación Ambiental. Por parte de la empresa, recibió a la comitiva el gerente general, Mario Criado. (ARGENPRESS)

Un apto ambiental que tiene los días contados

Mientras se espera que de una vez el Gobierno llame a licitación para la construcción de una nueva planta de residuos sólidos para el área metropolitana, en Monte Redondo, el predio de Pacará Pintado recibe diariamente alrededor de 600 toneladas de basura procedentes de la capital, de Yerba Buena, de Alderetes, de Lules, de Las Talitas y de Banda del Río Salí. El apto ambiental del basural caducará en los próximos días cuando expire la prórroga otorgada por la Dirección de Medio Ambiente provincial. Ahora la empresa deberá presentar un nuevo informe a efectos de poder seguir prestando servicio. En tanto, en forma paralela, la Secretaría de Medio Ambiente realiza un análisis de la situación del vaciadero que estaría concluido en los próximos días.

ECOLOGÍA: Aseguran que desechos arrojados hace más de tres años permanecen al aire libre en Pacará Pintado.ahorainfo.com.arLocalesLa comitiva de funcionarios y ambientalistas inspecciona la planta. De fondo una enorme montaña de basura en pleno tratamiento. Así lo sostuvieron ambientalistas que participaron de una inspección ocular dispuesta por la Justicia en la planta de tratamiento de desechos. Sostienen que pasan los meses y miles de bolsas...Desde Necochea al mundo