Sharing is caring!

A través de un proyecto de declaración, la senadora Mariel Urruti (FPV), le solicitó a Dirección de Cultura y Educación de la Provincia que se contemple una dieta adecuada para chicos con celiaquía en los planes nutricionales de los comedores escolares.

La presentación esta a tono con algunos de los reclamos de las entidades que nuclean a los celíacos, que quieren que su enfermedad sea cubierta por la obras sociales. La iniciativa también propone alimentación apta para diabéticos,

La legisladora destacó que “debido a que es sumamente necesario que los niños puedan crecer sanamente y sin sentir ningún tipo de discriminación, ya que sino se incorpora a los planes nutricionales alimentos adecuados a estas patologías, los pequeños que sus padres tengan bajos recursos económicos se verían privados de poder asistir a los comedores escolares sin sufrir consecuencias en su salud”.

Entre los fundamentos de la iniciativa se establece que la celiaquía es una enteropatía (enfermedad intestinal por mala absorción) crónica, donde existe una afección causada por una reacción a determinadas proteínas, llamadas prolaminas, presentes en los cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno y resultan tóxicas para los enfermos celíacos.

Se estima que de los 400.000 argentinos que padecen esa enfermedad, que se caracteriza por la intolerancia a una proteína (gluten) presente en los alimentos, sólo 20.000 han sido diagnosticados.

La celiaquía es una enfermedad auto inmune (es decir que las propias defensas del organismo son las que producen el daño) y que se caracteriza por la intolerancia al gluten que es una proteína presente en cereales llamados TACC: trigo, avena, cebada y centeno. La ingesta de esta proteína daña y atrofia las vellosidades del intestino de los celíacos (estas vellosidades sirven para absorber los alimentos digeridos). La consecuencia de esto es la NO absorción correcta de nutrientes y la posterior desnutrición.

El único tratamiento para tratar la celiaquía es evitar el consumo de TACC. El problema surge porque el gluten se utiliza como aglutinante, espezante y emulsionante en muchísimas preparaciones sin que se lo mencione en los envases del producto. Por eso uno de los mas antiguos reclamos tiene que ver con una correcta rotulación de los alimentos que deberían clasificarse en aptos y no aptos para celíacos.

Actualmente existen dos asociaciones -ACELA (Asistencia al Celíaco Argentino) y ACA (Asociación Celíaca Argentina)- que con gran esfuerzo elaboran un listado de productos libres de gluten, sin embargo ese listado, por diversos motivos, no llega a todos los que lo necesitan.

En tanto, la diabetes es un desorden del metabolismo, el proceso que convierte el alimento que ingerimos en energía. La insulina es el factor más importante en este proceso.

Hay dos tipos principales de diabetes. Al tipo I, dependiente de la insulina, a veces se le llama diabetes juvenil, porque normalmente comienza durante la infancia (aunque también puede ocurrir en adultos).

Como el cuerpo no produce insulina, personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I.

En el tipo II, que surge en adultos, el cuerpo sí produce insulina, pero, o bien, no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce. La insulina no puede escoltar a la glucosa al interior de las células. El tipo II suele ocurrir principalmente en personas a partir de los cuarenta años de edad. (INFOINTERIOR)

BUENOS AIRES: Proponen dietas para celíacos en comedores escolares.ahorainfo.com.arLocalesA través de un proyecto de declaración, la senadora Mariel Urruti (FPV), le solicitó a Dirección de Cultura y Educación de la Provincia que se contemple una dieta adecuada para chicos con celiaquía en los planes nutricionales de los comedores escolares. La presentación esta a tono con algunos de...Desde Necochea al mundo