Sharing is caring!

Por Horacio R. Soro

Sin entrar en la euforia exitista que nos identifica a los argentinos en mas de una oportunidad, el puesto de ubicación en el medallero de la XIII Edición del Campeonato Iberoamericano de Iquique, Chile que inscribe a la Argentina como la mejor de todas sus actuaciones en el historial de los Iberos al lograr la tercera posición por detrás de Brasil y Colombia y obtener 4 medallas de oro 7 de plata y 6 de bronce, mas allá de saber que el país carioca es potencia mundial del deporte atlético no presento a todas sus mejores figuras así todo marcó una notable diferencia con el resto.

Que con España y Cuba sucedió exactamente lo mismo, nuestro representativo nacional logro escalar un peldaño más en la contienda internacional en su lento pero firme camino que ha emprendido en los últimos años en posicionar a la actividad atlética de nuestro medio en un lugar de privilegio con la mira puesta en alcanzar la igualdad frente aquellos países que superan ampliamente en calidad y cantidad la alta competencia.

Que se ha logrado una base muy firme en las pruebas de lanzamientos lo demuestra al sumar las medallas de oro que de las cuatro logradas tres son de esta disciplina y otras tantas en plata y bronce. Juan Ignacio Cerra, Jennifer Dhalgren en martillo, Jorge Balliengo, Rocío Comba en disco y German Lauro en bala ratificaron el buen rendimiento y el crecimiento en algunos de ellos que en agosto serán parte de la delegación que nos representará en Beijing.

Pero en esta oportunidad también tuvimos el valor agregado en lo individual de unos pocos atletas del medio fondo y fondo con excelentes actuaciones que hacia mucho tiempo no teníamos a nuestro favor.

La medalla dorada lograda por el neuquino Javier Carriqueo en 5.000 metros llanos, el doblete de la cordobesa Rosa Godoy con la plata en los 3.000 con Obstáculos y llanos que le brindaron en la primera de las competencias realizadas una superación en el logro de mejorar el récord argentino para quedar muy cerca de la marca mínima “B” habilitante para los Juegos Olímpicos.

El buen rendimiento de la bonaerense oriunda de la ciudad de Laprida, Nadia Rodríguez con su segundo puesto en los 1.500 su mejor registro personal y tercera en los 3.000 llanos la ubican entre las mejores.

El buen funcionamiento del chubutense Leonardo Price en los 800 y 1.500 metros con registros de nivel en dos pruebas intensamente disputadas a pesar de no haber conseguido medallas. Juan Manuel Cano en la marcha un segundo puesto que trae al país la recuperación en parte de una disciplina casi extinguida en nuestro medio y la alegría en lo personal para Cano de haber accedido con su registro a poder intervenir representando a su país en los Juegos Olímpicos.

El cuarto puesto de Andrea Morales en salto en largo es también una buena señal de los avances en la longitud.

La regularidad en las pruebas de saltos de la olímpica Alejandra García, Marcelo Terra y Guillermo Ghiaraviglio en garrocha, la evolución del rosarino Santiago Guerci en alto, todos ellos obtuvo medallas.

La velocidad también achico distancias con el aporte del marplatense Mariano Jiménez al ingresar a la final en los 200 metros y ubicarse en el séptimo lugar y Leandro Peyrano en los 110 con vallas en el mismo puesto.

La posta 4×100 integrada por Garaventa, Wilken, Jiménez y Usandivaras con buen registro escoltando a Brasil, en líneas generales se ha logrado un buen rendimiento que con la mesura del caso a la hora de evaluar la producción nacional nos lleva a creer que transitamos por el buen camino.