martes, julio 05, 2022

Locales

SINDICALES: La CTA se reunió con Cristina Fernández de Kirchner. Yasky: “El gran problema que tenemos hoy sigue siendo la desigualdad”

Sharing is caring!

yasky-cristina.jpg

Por Mariano Vázquez.

Por espacio de poco más de dos horas se extendió la reunión entre la Primera Mandataria y el Secretariado Nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina, encabezado por su secretario general Hugo Yasky y los Adjuntos Pablo Micheli y Pedro Wasiejko.

A las 22 culminó este encuentro en el que la CTA presentó su demanda por una justa distribución de la riqueza, Personería Gremial y Paritaria Social.

Poco después de las 19.30, la presidenta de la Nación Cristina Fernández, junto a los ministros Alberto Fernández (jefe de Gabinete) y Carlos Tomada (Trabajo) recibió a una nutrida delegación de la CTA en la Sala de Situaciones. La reunión se extendió por espacio de más de dos horas y no hubo respuestas claras al reclamo histórico de reconocimiento legal para una Central que posee 1.200.000 afiliados.

En referencia a los alcances del encuentro, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, explicó que “en el marco de un diálogo respetuoso, pero con contenido, la Central hizo su planteo, en un proceso de crecimiento económico, para avanzar en políticas distributivas orientadas por el Estado y así se garantice una más justa distribución de la riqueza”.

El dirigente, en diálogo con los periodistas al término de un encuentro, dijo: “Hay que transformar el crecimiento de la Argentina en desarrollo económico; el gran problema que tenemos hoy sigue siendo la desigualdad porque el crecimiento se concentra y para contrarrestar esto la CTA realizó propuestas políticas concretas: el funcionamiento con continuidad del Consejo del Salario; una Ley de Primer Empleo Joven; una Ley Nacional de Salud; la recomposición de los ingresos de los sectores desocupados, en el marco de una Paritaria Social que permita discutir en cada barrio, en cada localidad, en cada provincia el acceso a una vida digna”.

Asimismo, Yasky renovó el pedido para que “la CTA sea reconocida legalmente; es decir, obtenga la Personería Gremial. Estamos convencidos de que es necesario resolver este tema”. Sin embargo, “la Presidenta planteó que ese tema está en el Ministerio de Trabajo. Nosotros creemos que el expediente está cerrado; ya debe salir. Además, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) respalda plenamente nuestro reclamo”.

En este punto, el secretario Adjunto Pedro Wasiejko manifestó que “no es necesario modificar la Ley de Asociaciones Sindicales” para otorgarle la Personería Gremial a la CTA, “los elementos que hay son suficientes. El Gobierno no ha dicho nada al respecto, siendo el país signatario de los tratados internacionales”.

En relación con otras temáticas esbozadas a la primera mandataria, el titular de la CTA informó que se pidió la apertura “de espacios de diálogo que permitan resolver la problemática que se vive en el Indec, reactivando la comisión que se había creado, para poder encontrar las soluciones que hagan falta para terminar con esta situación irregular, en la que se ejerce presión sobre los trabajadores, hay gente que intimida, no se reconoce a la Junta Interna”. Y agregó: “Nosotros tenemos la voluntad y la predisposición a tener espacios de interlocución”.

En este punto Pablo Micheli, secretario Adjunto de la Central, afirmó que “pedimos que se dé continuidad a estas reuniones; incluso, que en los ministerios se abran espacios de diálogo”.

Apuntó que “son los grupos económicos los que no quieren la Personería Gremial y son los que atacan a nuestros delegados”. Para lugar expresar que “es una contradicción recibirnos y después no firmar el decreto de nuestro reconocimiento legal”.

El secretario general de la CTA también se refirió a la pretensión oficial y empresarial de ponerle topes a las demandas salariales. “La experiencia en 2006 y 2007 ha demostrado que es inviable la idea de poner techo a la demanda salarial de los trabajadores”, dijo Yasky. “Los trabajadores tienen un termómetro muy eficaz que es el bolsillo, para determinar el nivel de la demanda y los trabajadores siempre lo han hecho con responsabilidad”.

Por último, subrayó que “si en este país hay inflación no es por culpa de los salarios, sino de aquellos empresarios, que a pesar de tener niveles altísimos de rentabilidad, tienen una cultura especulativa”. (ACTA)