Sharing is caring!

miragepiloto.jpgmirage-2.jpgFotos LU 24

Un Mirage M III de la VI Brigada Aérea se estrelló ayer en el marco de la conmemoración del Bautismo de Fuego de las FAA en la Guerra de Malvinas. No hubo comunicación previa entre el piloto y la torre de control que hiciera predecir la tragedia.

En momentos en que culminaba el acto en conmemoración por el 25 aniversario del bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina en la Guerra de Malvinas, realizado en el predio de la Sexta Brigada Aérea de Tandil, la tragedia se hizo protagonista del acto, cuando el Mirage M III, piloteado por Marcos Peretti, de 28 años, se estrelló mientras viraba rumbo a la cabecera norte de la pista de aterrizaje.

El accidente, que enluta a la Fuerza Aérea, ocurrió minutos antes de las 11, cuando la Banda del Comando de la Primera Brigada Blindada realizaba el toque de silencio, luego de que en un sentido discurso, el jefe de la VI Brigada Aérea, comodoro Jorge Menaier, recordara a los 55 caídos en Malvinas, pronunciándose el nombre de cada uno de ellos.

El malogrado Peretti había realizado dos pasadas con su caza Mirage M III interceptor y se disponía a aterrizar luego de haber finalizado el acto, cuando el aparato se estrelló en tierra.

En el momento del hecho, el cielo estaba cubierto y las nubes muy bajas; el estupor de los presentes, entre quienes se encontraba el intendente Miguel Lunghi, dio paso a la acción rápida para socorrer al siniestrado avión.

Según trascendidos de primer momento, el piloto habría eyectado los tanques de combustible segundos antes de caer a tierra, a unos dos mil metros del lugar en el que se estaba realizando el acto en recordación por los caídos de la Fuerza Aérea Argentina en Malvinas.

Por otro lado, pudo saberse que la última comunicación realizada por el piloto del Mirage a la base de control fue absolutamente normal y nada hacía predecir el terrible final.

Bomberos y personal de las Fuerza se acercaron rápidamente al lugar del hecho, donde tres columnas de humo quedaban como mudos testigos del grave accidente que le costara la vida al piloto oriundo de la localidad de San Francisco, Córdoba.

En un primer momento, la información sobre la identidad y suerte corrida por el joven piloto fue mantenida con cierto hermetismo por parte de las autoridades, quienes no confirmaron inmediatamente la muerte del mismo.

Poco después, fue el propio comodoro Jorge Menaier quien se comunicó con el padre del teniente primero fallecido, quien pocos minutos después, junto a su familia, se disponía a viajar a la ciudad de Tandil para estar en el lugar del hecho.

Cabe destacar que a pesar de los duros momentos vividos por la gente de la Fuerza Aérea, se mantuvo estrecho contacto e informados a los únicos dos medios periodísticos presentes, testigos presenciales del terrible accidente, Radio Tandil y El Eco de Tandil.

Palabras del comodoro Jorge Menaier

Pasado el mediodía, el propio jefe de la VI Brigada Aérea salió a hablar con la prensa. En su rostro, claras huellas de los duros momentos que se estaban viviendo. «Antes que nada queremos agradecerles que hayan llegado hasta acá para compartir junto a nosotros esta conmemoración de los 25 años del bautismo de fuego en la Guerra de Malvinas que, lamentablemente, terminó en una tragedia», comenzó diciendo Menaier.

«Cuando finalizaba la ceremonia y cuando la Banda entonaba un minuto de silencio, habíamos dispuesto que un avión Mirage III de dotación efectúe un pasaje a una altura de cien metros aproximadamente sobre el lugar en el que se realizaba la ceremonia; cuando el avión se dirigía al aterrizaje, sin mediar ninguna comunicación ni aviso, vemos una explosión, que ustedes mismos pudieron visualizar, al norte de la Brigada. Ante la alerta, todos los servicios concurrieron al lugar y se pudo constatar que el Mirage III, interceptor de la unidad, había impactado en el terreno», comenzó diciendo Menaier, que hasta el momento no confirmaba el deceso del piloto.

En ese sentido dijo que «lamentablemente lo presumimos con alguna certeza, pero no lo podemos confirmar», ya que para nosotros siempre existe la «esperanza de que se hubiera eyectado». Lamentablemente, poco después ya era oficial el parte que corroboraba la muerte del joven piloto Peretti.

Dotación en perfecto estado para volar

En la charla, el comodoro Menaier siguió diciendo que «a pesar de que la zona en la que impactó la aeronave estaba algo anegada por las últimas lluvias recibidas, la llegada al lugar pudo hacerse normalmente».

Sobre si hubo comunicación previa del piloto alertando sobre algo anormal en el descenso, Menaier destacó que «serán revisadas todas las grabaciones, pero desde ya sabemos que no hubo por parte del piloto ninguna comunicación de emergencia con la torre de control».

Más adelante fue consultado sobre el clima que imperaba en el momento, de muy bajas nubes, el jefe de la VI Brigada dijo que «si bien el techo había bajado un poco con respecto al momento del despegue, hecho que ocurrió a las 10.30, hora en que teníamos un techo de cinco mil pies y unos ocho kilómetros de visibilidad, lo que es muy superior a las limitaciones que puede tener el sistema, es cierto que al momento en que se produce el accidente, el techo había descendido un poco, pero las nubes compactas estaban a cuatro mil pies y estaba quebrado a tres octavos de cielo cubierto a mil quinientos pies, lo cual supera las limitaciones del avión».

Peretti iba a ser promovido a jefe de sección

Sobre las posibles hipótesis acerca de porqué no se habría eyectado el piloto, si podría ser que hubiera tratado de salvar la aeronave, dijo que «indudablemente, todo piloto busca preservar el material, pero son pilotos muy profesionales que saben perfectamente lo que tienen que hacer en situación de riesgo. Eso es lo que nos desconcierta, ya que el avión está equipado con un asiento eyectable 00 y el piloto en cualquier momento puede abandonar el avión».

Sobre si él mismo pudo haberse visto sorprendido ante las circunstancias, manifestó que «es muy probable ya que la velocidad del avión es muy alta, recordemos que el Mirage es el avión más rápido que tiene el país. Su velocidad de aterrizaje está cerca de los 350 kilómetros por hora».

Confirmó que todos los aviones están en perfectas condiciones de vuelo y que en horas de la tarde estaba previsto que un gran número de la flota participara del desfile que se realizaba esta tarde (por ayer) en Morón, en el Instituto Nacional de Aviación Civil, «hecho que por el momento está suspendido dado que la Junta Investigadora de Accidentes, que ya ha sido notificada, va a realizar las averiguaciones correspondientes y las investigaciones del caso. Mientras tanto, por seguridad, el sistema no va a volar».

Participan de las investigaciones, además, la Policía Federal, al juez federal y la mencionada junta, que hará la evaluación técnica.

Menaier dijo que el piloto hacía más de dos años que se encontraba asentado en la base de Tandil y tenía más de 200 horas en el sistema de armas, lo que para un sistema de éstos, es una experiencia considerable, incluso estaba por ser promovido a jefe de sección».

FUENTE: «EL ECO DE TANDIL»

ahorainfo.com.arLocalesFotos LU 24 Un Mirage M III de la VI Brigada Aérea se estrelló ayer en el marco de la conmemoración del Bautismo de Fuego de las FAA en la Guerra de Malvinas. No hubo comunicación previa entre el piloto y la torre de control que hiciera predecir la tragedia. En...Desde Necochea al mundo