Sharing is caring!

Para que los gatos tengan una vida plena y gocen de buena salud, es fundamental centrarse en su alimentación. Por eso, es fundamental prestar particular atención a los nutrientes e ingredientes incluidos en su dieta para que puedan llevar un óptimo desarrollo y una vida saludable.

En el presente artículo compartiremos algunas claves fundamentales que deben considerarse para su alimentación.

1 –  La calidad

La calidad de la comida para gatos está determinada por varios factores. En principio, hay que evitar darles alimento para perros o humanos ya que tienen un organismo muy sensible. En segundo lugar, es fundamental controlar la calidad de la materia prima con la cual se fabrica el alimento, de manera que aporte los nutrientes esenciales que los gatos necesitan. Un alimento de mayor calidad permite una mejor digestión, y además el organismo puede asimilar una gran cantidad de nutrientes en pequeñas raciones. Esto permitirá que la cantidad diaria sea menor, y que las heces del gato sean más pequeñas. Otro factor que indica la calidad del alimento, es su palatabilidad, lo que indica que una comida es sabrosa y apetitosa para el gato.

2 – Particularidades del gato

La edad, por ejemplo, es un aspecto clave al momento de alimentar un felino. Lo cierto es que luego del destete, los gatos pasan por dos fases de crecimiento diferentes. La primera va desde los dos meses hasta los cuatro; allí la alimentación es clave, ya que es una etapa donde el gato crece muy rápido. Por eso, es importante aportarles alimentos ricos en nutrientes y en sus proporciones adecuadas. La segunda fase, desde los 4 meses hasta que cumple el año, su crecimiento se vuelve más lento y se debe adaptar la alimentación a estas condiciones.

La raza del gato es otra de las variantes a considerar: algunas razas como Maine Coon y Persa poseen algunas necesidades nutricionales específicas que deben atenderse. Además, es fundamental servir la ración recomendada y darles la cantidad de alimento diario acorde con su tamaño y edad. Alimentarlos en exceso se traduce en un un aumento de peso que puede originar graves afecciones en su salud.

3 – Rutina

Los gatos, además de ser cariñosos y tranquilos, son animales a quienes no les agradan demasiado los cambios. Esto puede darse en todos los ámbitos: hábitat, personas con quienes convive, otros animales e incluso la comida. Por eso es importante que una vez que hayas seleccionado un patrón de alimentación, puedas sostenerlo, ya que los cambios en marcas de alimento pueden modificar su humor y su digestión. Para evitar el problema de ir a comprar su alimento y no encontrar la marca habitual, una excelente idea es pedir comida para gatos por delivery y recibirla desde la comodidad del hogar.

4 – Evitar suplementos

Un gato que come el alimento indicado y en sus raciones recomendadas, no necesita de aportes nutricionales extras. Por lo tanto, darles suplementos con vitaminas y otros nutrientes puede significar un desequilibrio en su alimentación. En el mismo sentido, no se recomienda ofrecerles alimentos de consumo humano -como lácteos- ya que tampoco están adaptados a sus necesidades y también podrían perjudicar su salud.

5 – Hidratación

El agua es uno de los principales nutrientes en la dieta de un gato, aún siendo una especie que bebe muy poco. Por eso, siempre deben tener a su disposición agua limpia y fresca, sobre todo los gatos pequeños que suelen deshidratarse fácilmente.

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2019/06/photo-1529778873920-4da4926a72c2-450x600.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2019/06/photo-1529778873920-4da4926a72c2-200x150.jpgahorainfo.com.arGeneralesGeneralesNacionalesGatosPara que los gatos tengan una vida plena y gocen de buena salud, es fundamental centrarse en su alimentación. Por eso, es fundamental prestar particular atención a los nutrientes e ingredientes incluidos en su dieta para que puedan llevar un óptimo desarrollo y una vida saludable. En el presente...Desde Necochea al mundo