Sharing is caring!

La Bolsa de Cereales de Córdoba advirtió que, si hay cambios en el gobierno nacional, «los mismos podrían afectar la política sobre la actividad agrícola, incidiendo principalmente sobre el precio percibido por el productor».

Mientras se aguarda el final de la presente campaña agrícola, el productor ya está proyectando el ciclo 2019/2020, y fundamentalmente la siembra de cultivos de invierno, entre ellos el trigo.

La siembra de trigo se realiza en nuestro país entre los meses de mayo y agosto. La misma comienza en las provincias del norte, y luego se traslada al sudeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires, que es la principal región productora del cereal en Argentina.

Cabe recordar que, a partir de las medidas económicas implementadas por el gobierno nacional en diciembre de 2015, no sólo mejoró el resultado económico de la producción de trigo en el ciclo 2015/16, sino que también se fomentó una suba del área sembrada con el cereal en las campañas siguientes, alcanzando volúmenes récord a nivel nacional.

En la campaña 2018/2019 la siembra alcanzó las 6.300.000 hectáreas, con una cosecha récord de 19 millones de toneladas, y un valor producto bruto de la misma de 4.450 millones de dólares, gracias al mejor precio a cosecha de los últimos 11 años.

Para la nueva campaña que está por comenzar, que deberá cosecharse con un nuevo gobierno, que puede o no ser el mismo que el actual, desde la Asociación Argentina de Trigo expresaron que el área de siembra aumentará. Algunos analistas están planteando un escenario de siembra de casi 6.900.000 hectáreas.

Incertidumbre política

De cara a la nueva siembra del cereal, la Bolsa de Cereales de Córdoba alertó que la misma estará marcada no solo por el riesgo climático, sino también por el riesgo político, y agregaron: «De haber cambios en el gobierno nacional, los mismos podrían afectar la política sobre la actividad agrícola, incidiendo principalmente sobre el precio percibido por el productor».

En este escenario, los productores temen que vuelvan las políticas del pasado, como cambios en el nivel de los derechos de exportación, en el valor del dólar o en restricciones comerciales que afectarían el precio que recibiría el productor, impactando negativamente en la rentabilidad y en la viabilidad económica de sembrar trigo en esta campaña.

En la producción agropecuaria, sostienen desde la Bolsa de Córdoba, que más allá del impacto de los precios y clima, «hay otras variables económicas que inciden sobre la actividad. La incertidumbre y los cambios constantes en las reglas de juego impiden planificar de manera adecuada las distintas actividades productivas, impactando de manera negativa sobre la tasa de crecimiento de la economía nacional».

En este contexto, la bolsa realizó un análisis de los márgenes del cereal en Córdoba a partir de tres posibles escenarios: se mantiene el derecho de exportación actual del 12% con tope de $ 4 por dólar exportado, implementación de un derecho de exportación del 23%, y se eliminan los derechos de exportación.

En los distintos escenarios, el precio recibido por el productor varía significativamente, ubicándose desde USD 181 por tonelada en el escenario más favorable hasta USD 135 en el más desfavorable. Si bien en los tres casos el margen bruto es positivo, en la situación donde se aplica un derecho de exportación del 23%, el margen neto es negativo y el rendimiento de indiferencia es de 23,4 quintales por hectárea, rendimiento por encima del promedio de algunos departamentos de la provincia de Córdoba. De eliminarse el derecho de exportación actual, como lo prometió el Gobierno Nacional actual de continuar en el período 2019-2022, el margen bruto sería USD 39 mayor que el calculado bajo las condiciones actuales.

Por otro lado, en aquel planteo productivo que incluye soja de segunda, «el margen bruto es positivo en los tres escenarios, pero al incorporar el costo del arrendamiento, el margen es negativo en el escenario que contempla los derechos de exportación que rigieron en el gobierno anterior, es decir, 23% para trigo y 35% para soja», comentaron los especialistas de la bolsa cordobesa, y agregaron, «el precio de la soja recibido por el productor variará de acuerdo con el derecho de exportación que pese sobre el mismo: USD 236 por tonelada en el escenario actual, USD 203,5 con una alícuota del 35%, y USD 319,3 bajo un escenario sin ninguna restricción».

POLICIALES: Este martes 2 asumió su cargo el Jefe Distrital .Información de la Departamental Necochea.http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/TRIGO.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/09/TRIGO-200x150.jpgahorainfo.com.arAgroLocalesAgroLa Bolsa de Cereales de Córdoba advirtió que, si hay cambios en el gobierno nacional, 'los mismos podrían afectar la política sobre la actividad agrícola, incidiendo principalmente sobre el precio percibido por el productor'. Mientras se aguarda el final de la presente campaña agrícola, el productor ya está proyectando el ciclo 2019/2020, y fundamentalmente la...Desde Necochea al mundo