Sharing is caring!

Las mujeres de Arabia Saudita podrán conducir a partir de mañana, cuando quede sin efecto una prohibición histórica en el país, considerada un símbolo de la represión contra el sexo femenino. La medida, anunciada en septiembre pasado, forma parte del ambicioso programa de reformas sociales y económicas promovido por el príncipe heredero Mohammed bin Salman para modernizar al reino.

Sin embargo, el mismo se ve empañado con la última ola de arrestos que, entre mayo y junio, afectó a activistas comprometidas desde hace varios años en la protección de los derechos femeninos.

Las mujeres fueron detenidas acusadas de “haber atentado contra la seguridad del reino” y fueron sometidas al escarnio público por algunos medios de comunicación cercanos al poder que tras el arresto publicaron sus fotos con la leyenda “traidoras”.

Tal comportamiento de las autoridades sauditas fue definido por la directora de Amnesty International Medio Oriente, Samah Hadid, como “contradictorio” en un país en el cual el “clima de intimidación parece evidente”.

Analistas locales, en cambio, opinan que las detenciones serían una estrategia para calmar al poderoso “establishment” religioso, que se opone a toda forma de libertad y de apertura respecto de las mujeres, a quienes se las considera “no dotadas de la inteligencia necesaria para conducir”.

En tanto, las mujeres sauditas -podrán manejar automóviles, vehículos pesados y motos- se preparan para el gran día. Muchas publicaron su foto en las redes sociales con la nueva licencia de conducir en la mano -las primeras se entregaron el pasado 4 de junio- mientras otras, preparadas para las dos ruedas, eligen entrenar en el circuito de motocicletas del Bikers Skills Institute de Riad.

Desde el anuncio del fin de la prohibición, de hecho, el centro decidió abrir sus puertas una vez a la semana a las mujeres interesadas en aprender a conducir una moto y nociones básicas de mecánica.

En diversas universidades abierta solo a las mujeres se ofrecen cursos de manejo, pero muchas lamentan que las escuelas de conductores sean todavía muy pocas y que el costo de las lecciones sea muy elevado. Las automotrices, por su parte, celebran la buena nueva.

Según las estimaciones de Bloomberg Economics, la apertura del sector a las mujeres podría generar 90.000 millones de dólares para 2030.

Un impacto que no sería para nada indiferente para las finanzas de la monarquía saudita fuertemente golpeada desde 2014 por la disminución del precio del petróleo.

De todas maneras, si bien a partir del domingo el mundo parecerá diferente para muchas mujeres sauditas, la brecha entre lo prometido por las reformas y su plena independencia todavía es muy profunda. Porque las mujeres podrán estar al volante solo después de haber obtenido el permiso de un garante masculino.

En tanto, para garantizar la seguridad de las conductoras el gobierno de Riad endureció las penas por molestias sexuales, que ahora prevén hasta cinco años de prisión y una multa máxima de 300.000 riyales (unos 79.300 dólares). (ANSA).

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/mujeres-sauditas-al-volante.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/mujeres-sauditas-al-volante-200x150.jpgahorainfo.com.arDestacadasInternacionalesDerechos Humanos,El MundoLas mujeres de Arabia Saudita podrán conducir a partir de mañana, cuando quede sin efecto una prohibición histórica en el país, considerada un símbolo de la represión contra el sexo femenino. La medida, anunciada en septiembre pasado, forma parte del ambicioso programa de reformas sociales y económicas promovido por...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...