Sharing is caring!

 EPA/NELSON CARDENAS HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Iván Duque, el recién electo presidente de los colombianos, ingresó hoy por primera vez como nuevo mandatario al Palacio de Nariño (sede de gobierno) para sostener una reunión de sucesión con el actual jefe de Estado, Juan Manuel Santos.

“Bienvenido a su casa”, le manifestó Santos que lo esperó a las puertas de la edificación, estrecharon las manos y luego recorrieron juntos los pasillos hasta llegar a la residencia privada de los mandatarios, donde conversaron durante varios minutos.

Se trató de una “reunión cordial” donde se “habló de temas de coyuntura, hablamos de temas importantes de la agenda pública nacional”, explicó al final del encuentro Duque, en sus primeras declaraciones desde la que será su casa desde agosto próximo y por los siguientes cuatro años.

Duque, del derechista partido Centro Democrático, se posesionará en el cargo el 7 de agosto, sin embargo, desde esta semana hizo sentir al gobierno saliente el peso de los más de 10 millones de votos que obtuvo en el balotaje y la que será su bancada en el Legislativo.

Su partido logró aplazar el paso final de la norma que reglamenta el funcionamiento de la Justicia Especial para la Paz (JEP) escudados en argumentos jurídicos que debe resolver la Corte Constitucional, pero con el propósito de llevar esa última discusión a las siguientes sesiones del Congreso, cuando la derecha y sus aliados sean mayoría.

El gobierno llamó en la víspera a sesiones extraordinarias al Parlamento para que continué la discusión, en un último intento por salvar la normatividad que necesita esa legislación especial para ejercer sus funciones, que incluye el juzgamiento de aquellos que cometieron delitos durante el conflicto armado.

Sobre ese tema, Duque reiteró al concluir la reunión con Santos que pedirá a la Corte Constitucional que oriente el “proceso que se está adelantando en el Congreso” para determinar si “tiene o no tiene algún vicio de forma de manera que tengamos esa claridad”.

El argumento del entrante presidente es que la JEP fue creada por una ley estatutaria, una norma superior a la demás, que obliga a su estudio y aprobación por parte del Tribunal Constitucional, cosa que todavía no ocurrió. De allí el enredo jurídico.

Duque también sugirió que se adelante un “proceso de diálogo en el Congreso” con la bancada de su partido junto a la que será su coalición de gobierno y que allí se decida “cuál debe ser el mejor camino a seguir”.

El Centro Democrático, cuya cabeza visible es el expresidente Alvaro Uribe, abanderó la oposición al proceso de paz y la demostración de frenar el procedimiento de la JEP en el Legislativo es una muestra de hacia dónde va el nuevo gobierno con la pacificación.

El entrante mandatario estuvo en la reunión de hoy acompañado de su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y de un equipo técnico que junto a varios ministros de la administración Santos emprenderán el proceso de empalme.

De allí Duque partió a una reunión con los presidentes de las altas cortes, el procurador, el fiscal general y el contralor, en el proceso de acercamiento con las ramas del poder público.  (ANSA).

Comenzó la transición en Colombiahttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/duque-santos-colombia.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/06/duque-santos-colombia-200x150.jpgahorainfo.com.arDestacadasInternacionalesEl MundoIván Duque, el recién electo presidente de los colombianos, ingresó hoy por primera vez como nuevo mandatario al Palacio de Nariño (sede de gobierno) para sostener una reunión de sucesión con el actual jefe de Estado, Juan Manuel Santos. 'Bienvenido a su casa', le manifestó Santos que lo esperó a...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...