El presidente Donald Trump anunció ayer que se retira del acuerdo nuclear con Irán, lo que da por terminada la política de “paños fríos” de Barack Obama y abre la puerta a un eventual conflicto, que podría superar la violencia verbal. El magnate agregó que impondrá las mayores sanciones económicas posibles contra Irán y contra las naciones que comercialicen con ese país.

“Estados Unidos se retirará del Acuerdo Nuclear con Irán y reimpondremos las más severas sanciones económicas a Irán y todos aquellos que colaboren con su desarrollo nuclear”, subrayó desde la Casa Blanca.

Trump anunció que firmará “un memorando para reinstalar sanciones nucleares sobre el régimen iraní” porque “Estados Unidos no será sometida a chantaje nuclear”. “No permitiremos que las ciudades americanas sean amenazadas con la destrucción”, advirtió el republicano. El pacto es un “horrible acuerdo unilateral” que “no trajo la paz” y nunca lo hará”.

Durante su discurso en la Casa Blanca, que fue televisado, el mandatario estadounidense dijo que “el corazón del acuerdo con Irán es una gran ficción”, y que Washington tiene “pruebas” de que el país islámico “busca armas nucleares”.

El acuerdo, firmado en 2015 durante la gestión del demócrata Barack Obama, imponía restricciones a la capacidad de los iraníes de generar armamento nuclear a cambio de levantar las trabas comerciales impuestas como castigo al desarrollo nuclear por los norteamericanos.

En aquel momento, Obama había afirmado: “El pacto no se basa en la confianza, sino en la verificación”. Además, se había encargado de aclarar que por haber “negociado desde una posición de fuerza y principios” se había frenado “la expansión de armas nucleares” en la región.

La verificación, en cambio, parece no tener valor para Trump quien, por otra parte, parece tener otra concepción de lo que significa “negociar desde una posición de fuerza”. El magnate siempre se opuso al acuerdo porque Estados Unidos “no recibe nada” a cambio y el mismo “no hace nada para restringir las actividades desestabilizadoras de Irán”.

“Estados Unidos ya no hace amenazas vacías. Cuando yo hago promesas las mantengo”, subrayó hoy durante su discurso. La Unión Europea cerró hoy filas y exhortó a preservar el pacto.

“El acuerdo nuclear pertenece a toda la comunidad internacional y la UE está decidida a preservarlo”, afirmó hoy la canciller del bloque europeo, la italiana Federica Mogherini.

La funcionaria agregó que la UE “lamenta el anuncio del presidente Trump” y sostuvo que “si Estados Unidos cambiara de opinión, sería bienvenido”. Igualmente aclaró que la Unión Europea “continuará trabajando estrechamente” con Washington.

“Trabajaremos con nuestros aliados para encontrar una solución real a la amenaza nuclear de Irán y haremos un esfuerzo para eliminar su programa balístico y su actividad amenazadora en Medio Oriente”, enfatizó Trump.

Uno de esos aliados, el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu celebró hoy la decisión del republicano tildándola de “valiente y correcta”.

Agregó que, si el acuerdo “seguía en vigor algunos años, Irán habría tenido bombas atómicas”.

“Irán quiere usar a Siria como una base avanzada contra Israel, estamos decididos a evitar que establezcan allí sus bases, reaccionaremos con fuerza, nuestro ejército está listo”, amenazó. Por otra parte, se espera que el presidente de Irán, Hasan Rohani, emita una respuesta hoy mismo.

“Si (Trump) habla, el presidente Rohani le dará una respuesta esta noche” en la televisión del Estado, declaró a la prensa una fuente del gobierno iraní.

Analistas estadounidenses consideran que, si el acuerdo colapsa, Teherán podrá reanudar el enriquecimiento de uranio y las empresas que comenzaron a hacer negocios con Teherán tendrán que apresurarse para cancelar sus acuerdos a fin de no violar las leyes estadounidenses.

En tanto, las amenazas están latentes y son preocupantes. El mundo no había estado tan cerca de un conflicto nuclear desde la llamada “crisis de los misiles” (conflicto entre Estados Unidos, la Unión Soviética y Cuba en 1962, surgido por el hallazgo por parte de Washington de bases de misiles soviéticos nucleares de alcance medio alcance en la isla).

El entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy comprendió la necesidad de negociar con su enemigo, la Unión Soviética, para evitar una catástrofe global.

Una de las tantas razones por las que se convirtió en un ícono y con el que fue comparado Obama, cuando firmó el tratado nuclear en 2015, también considerado histórico: también negoció con un enemigo, Irán, para evitar un conflicto nuclear.

Habrá que esperar que Trump esté a la altura de las circunstancias para que evite una escalada de consecuencias imprevisibles. (ANSA).

EEUU: Acuerdo nuclear roto, vientos de guerrahttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/donald-trump-acuerdo-iran.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2018/05/donald-trump-acuerdo-iran-200x150.jpgahorainfo.com.arDestacadasInternacionalesEl MundoEl presidente Donald Trump anunció ayer que se retira del acuerdo nuclear con Irán, lo que da por terminada la política de 'paños fríos' de Barack Obama y abre la puerta a un eventual conflicto, que podría superar la violencia verbal. El magnate agregó que impondrá las mayores sanciones...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...