Por Horacio Castelli

Los pioneros que fundaron la Usina Popular Cooperativa de Necochea, que luego llevó el nombre de uno de sus principales impulsores nació para abaratar el costo de la electricidad en la ciudad e impedir que la Italo-Argentina siguiera estafando y robando a los necochenses.

Pues desde algunos años, y con el enquistamiento de varios sujetos atornillados en los cargos del Consejo de Administración y en las Gerencias, están estafando a los ciudadanos desde esta institución.

Amparados por raros estatutos, impiden la participación ciudadana, producen echos ilegales y patrañas electorales, falsificando avales (denunciados ante la justicia con pruebas concluyentes), informan poco y mal y evitan hacer docencia cooperativa.

El objetivo de las cooperativas

Una cooperativa es una sociedad formada por un conjunto de personas unidas con el fin de conseguir un objetivo común en una misma actividad económica, es decir, todos los socios de la cooperativa van en la misma dirección para que el beneficio obtenido con su actividad sea el mayor posible. De ahí que uno de los principios básicos que debe regir en la cooperativa sea la cooperación entre los socios.

La cooperativa entrañará siempre una actividad económica en beneficio de los socios que la conforman, haciéndolo a través de un sistema empresarial.

La estructura y funcionamiento de la sociedad cooperativa debe ajustarse a los principios del cooperativismo, así como la participación de los socios cooperativos.

– Cooperativas de consumidores y usuarios: suministran bienes y servicios a sus socios consiguiendo para ellos mejoras en las condiciones de calidad, información y precio.

Las mejoras que se especifican en el último apartado, no están siendo cumplidas por las actuales autoridades, porque no se está obteniendo el mejor precio y la falta de información es absoluta.

Lo ocurrido con el robo de cheques, es una estafa a los asociados, con una información fragmentada, sin convocatoria urgente de la Asamblea de Asociados para dar las explicaciones que corresponden ante semejante delito.

Nadie cree, a esta altura que el contador Francisco Medina sea el único responsable de este desfalco a la Usina; no se puede aceptar que con un simple acuerdo de renuncia, se intente retirar la denuncia penal y que todo quede en una sustracción de valores.

Es muy grave lo que ocurrió y deja a las claras que hay muchas cosas que las autoridades deben explicar en forma clara.

La realidad, en estos casos, es solicitar la intervención de la entidad, convocar a nuevas elecciones y que todos quienes han mal manejado la Usina en los últimos años se retiren, y dejen que nuevos socios asuman la responsabilidad.

Se ha demostrado una total falta de conducción, se está ante la cierta posibilidad, que estas sustracciones de cheques se hayan producido, también,  en épocas anteriores.

Tenemos conocimiento, que en la semana que comienza habrá un fuerte avance judicial, que podría obligar al INAES, a tomar las decisión de intervenirla .

Este desfalco, no es un tema menor, sobre todo porque los asociados están desprotegidos. Las autoridades de la Usina no supieron, no quisieron, no pudieron o directamente, hicieron oídos sordos a informaciones que los propios trabajadores acercaban a los integrantes del Consejo de Administración desde hace años, los que los convertiría en cómplices. Será justicia.

EDITORIAL: La Usina "Sebastián de María" nació para otra cosahttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/06/foto1-upc-historia-600x432.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/06/foto1-upc-historia-200x150.jpgahorainfo.com.arCastelliDestacadasLocalesOpiniónCastelli,OpiniónPor Horacio Castelli Los pioneros que fundaron la Usina Popular Cooperativa de Necochea, que luego llevó el nombre de uno de sus principales impulsores nació para abaratar el costo de la electricidad en la ciudad e impedir que la Italo-Argentina siguiera estafando y robando a los necochenses. Pues desde algunos años,...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...