EL MUNDO: Michelle Bachelet “honrada por la visita del Papa”

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo a ANSA sentirse “muy honrada” por la visita que el papa Francisco hará a su país, del 15 al 18 de enero, y anheló que “contribuya a generar un clima de mayor unidad” en su pueblo.

“Es un gran honor recibir al Papa que ha invitado a la Iglesia a ser ‘una Iglesia pobre para los pobres'”, destacó la mandataria socialista que entregará el próximo 11 de marzo el poder al presidente electo Sebastián Piñera.

Bachelet accedió a responder por escrito un cuestionario enviado por ANSA a la Presidencia. A continuación sus respuestas:

-ANSA: ¿Cuáles son las razones fundamentales por las que el Papa visita Chile a menos de dos meses del cambio de mando?

-Bachelet: Con el Papa Francisco compartimos una serie de preocupaciones: por quienes han tenido menos oportunidades; por el fenómeno de la migración y la situación de quienes migran; así como por la protección del medioambiente y sus desafíos. Además de lo anterior, siento un gran respeto por él como Jefe de Estado. Me siento honrada por esta visita, y creo que se da en un momento que puede ser muy significativo para las chilenas y chilenos, que nos ayudará a mirarnos como sociedad, a reflexionar sobre nuestro presente y futuro.

-ANSA: ¿Qué significa para usted -personalmente y como presidenta- la visita del Pontífice y que resultados espera del viaje?

-Bachelet: Como le decía, es un gran honor recibir al Papa que ha invitado a la Iglesia a ser ‘una Iglesia pobre para los pobres’. Me parece además que eso no es sólo un eslogan, que el Sumo Pontífice está concentrado en esta tarea y pendiente de los temas que hoy oprimen a la humanidad, que la hacen menos libre y menos solidaria, y que van más allá de una dimensión religiosa. Espero que contribuya a generar un clima de mayor unidad entre las chilenas y chilenos, pero una unidad genuina, que sea el resultado de mirarnos a nosotros mismos como sociedad y hacernos cargo de los desafíos que nos permitirán seguir avanzando hacia un país más equitativo e inclusivo.

-ANSA: ¿Cuáles considera serán los temas más sensibles y complicados de esta visita, considerando su recorrido por Santiago, Temuco e Iquique?

-Bachelet: Tenemos muchos temas en común, y en general uno trata de dialogar sobre lo que nos une, lo que nos permite seguir avanzando en la relación bilateral. Sabemos que el Papa Francisco mira con gran interés y ha reflexionado sobre temas como la migración, la pobreza, los jóvenes, los pueblos originarios, además del cuidado del medioambiente, entre otros.

Sobre estas materias nosotros tenemos mucho que decir, han sido pilares de mi Gobierno, y creo que el intercambio de experiencias y visiones ahí puede ser muy valioso. Creo que esta visita puede ser también una oportunidad para que como sociedad pensemos en el modo en que nos relacionamos, en nuestra convivencia. Puede servir para mirar lo que hemos avanzado como país, pero también lo que nos falta por avanzar, cuáles son los desafíos a futuro. Va a generar un diálogo y una oportunidad muy buena para toda la gente.

Sin perjuicio de lo anterior, Chile es un país democrático donde todas y todos pueden expresarse con libertad y con la certeza de que las diferencias son una oportunidad para conocer otras miradas o soluciones.

-ANSA: ¿Recuerda la visita hace 30 años de Juan Pablo II?

-Bachelet: Sí me acuerdo. Fue una visita totalmente distinta a la de este año, porque el país vivía otro contexto, uno mucho más complejo, estábamos en dictadura y con unos índices de pobreza altísimos. Hoy, el Chile que lo recibe es plenamente democrático, libre y respetuoso de la Constitución y de las leyes. Me llena de orgullo poder recibirlo en un país así, que por lo demás hoy es menos desigual. En estos 30 años, la pobreza ha disminuido radicalmente, de un 47% a un 11%, y la esperanza de vida ha sobrepasado los 80 años. Sin duda que el contexto es distinto, pero no por eso sin desafíos ni tareas pendientes. Sabemos que aún son necesarias algunas transformaciones profundas que nuestra sociedad exige y requiere para obtener mayor justicia y paz. No me cabe ninguna duda que el mensaje que nos entregará el Papa Francisco nos dará luces sobre cómo enfrentar el futuro de manera colectiva, solidaria y unida. (ANSA).

Compartir noticia