EL MUNDO: Acuerdo Merkel-Schulz destraba la crisis política

Los dos grandes partidos de Alemania alcanzaron hoy un compromiso para entablar negociaciones formales para crear un Gobierno de coalición, y se inició así el primer paso para destrabar una crisis política en la primera economía de la zona euro desencadenada tras los comicios del pasado 24 de septiembre.

“Se trata de un documento de dar y recibir”, sostuvo la canciller alemana, Ángela Merkel, después de 24 horas de tratativas para sacar adelante un documento para negociar y luego poder formar gobierno.

“Trabajé con un espíritu de confianza para poder darle al país un gobierno estable. Debemos ser veloces en las decisiones”, añadió Merkel.

“Logramos un resultado excepcional para un contrato de gobierno” dijo, por su parte, Martin Schulz, líder del partido socialdemócrata (SPD) al confirmar el éxito de las tratativas para formar una nueva “Grosse Koalition” entre los partidos mayoritarios de Alemania.

“Juntos, estamos decididos a utilizar el poder económico y político de Alemania para hacer de Europa de nuevo un gran proyecto”, agregó Schulz, quien firmó el pacto junto a Merkel y a su aliado bávaro, Horst Seehofer, de la Unión Social Cristiana (CSU).

“Creo que lograremos formar gobierno para Pascua con la condición de que el congreso del SPD dé su consenso y se mantenga la velocidad que alcanzamos en las conversaciones exploratorias”, afirmó Seehofer, el tercer gran socio en juego, en una conferencia de prensa conjunta.

Además de la necesidad de desbloquear la crisis política tras 111 días sin gobierno, lo que estaba en juego era que Merkel arriesgaba puesto, y Schulz podría haber visto terminar su carrera política.

La canciller advirtió que habrá dificultades en las tratativas de ahora en adelante, pero se mostró optimista respecto de la formación de gobierno.

“Las negociaciones no van a ser más fáciles que los primeros contactos. Pero soy optimista de que las cosas se van a lograr”, declaró. De ahora en adelante, el primer paso clave será el próximo 21 de enero, durante el congreso extraordinario del SPD, en el que se decidirá si respaldan la decisión de Schulz de iniciar negociaciones con los conservadores. Entretanto, en el bloque que conduce Merkel, la decisión será tomada por la Ejecutiva del partido.

Schulz habló de un “resultado excepcional” ante los periodistas, al aseverar que pudo imponer unos 60 puntos. Entre sus “trofeos”, un cambio en el sistema de contribución para las arcas de salud, la reintroducción de la reagrupación familiar para algunos refugiados, limitada a 1.000 por mes, y un cambio estructural en educación, con competencia regional, que verá una participación diferente del Estado en el futuro.

Luego está el financiamiento de varias medidas de corte social, como jardines de infantes gratuitos y el aumento de los recursos mensuales para quienes tienen niños.

Por otro lado, sin embargo, se introduce el número de referencia límite para la entrada de inmigrantes, como lo desea la CSU, mientras no aumentará la tasa máxima de impuestos.

Con este acuerdo, Merkel se encamina hacia un cuarto mandato al frente de Alemania, después de la infinidad de críticas a su gobierno y porque no lograba formar gobierno no obstante su victoria en las elecciones de septiembre. La canciller intentó armar en las últimas semanas un Ejecutivo con los liberales y los Verdes, pero fracasó y volvió a la idea de otra gran coalición con los socialdemócratas, como la que ha gobernado en Alemania durante ocho de los últimos 12 años.

Compartir noticia

Deja un comentario