Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

Uno de los problemas de la dirigencia necochense, especialmente de muchos de sus ex  intendentes fue no hacer lo que se debe hacer, dudar permanentemente, preguntarle demasiado a la almohada y provocarles pánicos la definición de los temas más importantes.

Así nos ha ido con esos dirigentes y con  intendentes, que salvó los ciclos de “Coco” Taraborelli en el inicio  democrático del 83 y del primer período del doctor Julio Municoy (1995-1999) al resto lo hemos padecido, lleno de intenciones y anuncios, siempre en la quietud conservadora, y en esa complicidad que significa gobernar para perdurar, sin atrevimientos ni cambios que hubiesen mejorado la vida de los ciudadanos.

Son los intendentes “pagan sueldos”, cuando necesitamos intendentes transformadores.

No sólo los intendentes, la mayoría de los concejales o aquellos que tienen responsabilidades han esquivado los grandes temas, y  más bien han rehusado haciendo mutis por el foro de afrontar las discusiones que nos debemos.

Cuando se habla de que hacer con nuestro parque, como utilizamos el hoy olvidado y ocioso Jardín de Rocas, si definimos la apertura de los frentes costeros, al sur y al norte, reordenamiento municipal, plan económico serio, modernización de nuestros balnearios, llamado a inversiones privadas, colocación de medidores de agua, nueva iluminación para una ciudad semioscura en varios sectores, terminamos haciendo charlas interminables donde priva la nada, la excusa es culminar con un plebiscito para tal fin, tirándole a la gente la responsabilidad que tienen que asumir nuestros dirigentes políticos.

Ha llegado la hora del basta.

Ha llegado la hora de hacer lo que se debe hacer.

“Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse” (Maquiavelo).

La actual administración del doctor Facundo López ha demostrado algo valioso, afrontar diversos temas que parecían intocables, accionando para sus realizaciones.

Esta decidido a hacer lo que hay que hacer.

Caso concreto Complejo Casino.

Un ya prehistórico tema que no hemos definido, más aún en este presente donde necesitamos acciones y no palabras.

No hay tiempo de vueltas, el distrito y su gente no es una calesita, y menos aún que le inviten a subirse a la misma para dar por años la misma vuelta con idénticos y repetidos resultados.

El Complejo del Casino es un  caso presente.

Hay un proyecto, que deberá debatir el Honorable Concejo Deliberante y definir, sobre el llamado a una subasta pública, donde estimativamente se estimaría recaudar una cifra importante de millones de dólares, que, según afirmación del intendente, quisiera que controlen los propios concejales de todas las bancadas, el aporte del Departamento Ejecutivo y otros sectores de la sociedad, con un destino especifico a lo social, para llegar en gran parte de esa venta-subasta a la concreción de cloacas, arreglo de calles, mejoramiento en las redes de agua, en los barrios con mayores necesidades.

Una idea seductora, donde se armonizan varios factores.

1) Aporte de capitales privados para revitalizar nuestro Complejo Casino.

2) Presencia del estado, oficialistas y opositores en el manejo de todos los números.

3) Asignación de gran parte de ese dinero para cubrir necesidades en los barrios más carecientes.

El proyecto es más ambicioso, y parecería tener el acompañamiento racional de varios concejales que vienen expresándose al respecto, descontándose la mayoría del bloque de Cambiemos que suelen pensar en grande, excepto algunas minoritarias voces que suelen ser más demagógicas destinada a la tribuna que a la realidad concreta (caso concreto el llamado que cansa al hartazgo de una consulta popular al respecto, una manera de tirar afuera la pelota cuando no tenes idea de que hacer con ella).

Serios concejales como Ernesto Mancino (Pro),Pablo Aued (Fe), Asa (Frente para la Victoria-PJ), Jorge Martínez-María Eugenia Ruiz (FPV), Francisco Medina (Frente Vecinal Necochense), Ricardo Calcabrini, que me ha tocado entrevistar en la radio, acercan ideas, aún en la diferencia ideológica, y aquí esta lo valioso, privilegiar el bien común y desarrollo de la ciudad por sobre cuestiones individuales y no tenerle prurito al pensar diferente en muchas cosas pero acercar posiciones en otras. Esto se llama pensar con altura, algo que nos viene faltando de tiempo atrás.

El hastío nos envuelve cuando recurrimos a la vuelta  de la historia de lo que no hicimos,  no supimos, no quisimos, o no pudimos, ya eso es parte del pasado, ahora es presente y no se puede perder más tiempo, ha llegado la hora de que todos se pongan los largos y comiencen a definir como adultos políticos dejando a un costado esa constante adolescencia de dejar todos los temas para el día después que termina siendo el día del nunca jamás.

¿Podemos retener la sala de juegos?

Los fríos números dice que solventar el juego de casino en la ciudad cuesta 35 millones de pesos anuales y recaudamos cinco, simple cuenta, treinta millones de déficit.

Lo social dice que tenemos setenta trabajadores en situación precaria laboral en la continuidad de Necochea, preservando las fuentes laborales en traslados a otros lugares de la extensa provincia de Buenos Aires.

Muy a la ligera, creo que con falta de análisis profundo, algunos esgrimen que lo importante  es poder seguir trabajando y las distancias no serán tan larga, caso la joven concejala de la Unión Cívica Radical, Graciana Maizzani, quien lo hace seguramente con sus más puras intenciones- Yo podría contestarle a ella, o a otros que dicen lo mismo ,como reaccionarían si les ocurriere, con todo lo que conlleva alquilar en otras localidad, dejar sus afectos familiares y amigos ,salir de sus barrios, es decir, de afuera jugamos palabra con la simpleza más absoluta porque no nos toca a nosotros.

¿Qué traslado pueden tener aquellos trabajadores que realizan por ejemplo tareas de limpieza?.

Simple pregunta nada más.

El intendente  Facundo López a la cabeza, componentes de la CGT Regional Necochea que orienta Daniel Monge, algunos pocos concejales y las definiciones de los diputados provinciales de Cambiemos, Roberto Rago y Martín Dominguez Yelpo,y referentes de los trabajadores del Casino estuvieron en la ciudad de La Plata, recibiendo la noticia del cierre definitivo luego de marzo, por parte de autoridades de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires.

Hace tiempo que se viene planteando esta realidad, más aún cuando en la administración del ex interino municipal José Luis Vidal se hizo poco casi nada cuando se fueron las maquinas tragamonedas de nuestro Casino, dejando vacía una posibilidad atrayente de recaudación, máxime cuando en materia de juego existe una real competencia en las magníficas instalaciones del Bingo local ubicadas en un lugar estratégico de la ciudad con el ofrecimiento de un servicio de primera, juego, show gastronomico, atención familiar, todo para el visitante.

Necochea y Mar de Ajo, son los dos únicos casinos que darían perdida, de los once que están en el estado bonaerense, con un detalle no menor, en nuestra ciudad no tenemos oportunidad de contar con las maquinas tragamonedas, con la atracción especial que están tienen para el público.

Necochea no puede quedar impávida, dominada por el momento, atada a la circunstancia, debe reaccionar con sus dirigentes, fuerzas vivas, sindicatos, todos los sectores turísticos, todo el periodismo.

Urgentemente necesitamos un lugar físico para radicar la sala.

En algún momento se hablo del Hotel Marino y “Las Nieves”, y hace más de un mes, previendo esta situación el propio intendente esbozó la idea de añadirla sala de juego conjuntamente con el Bingo en plena esquina de 64 y 61, que constituye un lugar excelente de trabajo todo el año.

Es sin dudas una excelente idea, que contaría con el aval de las propias autoridades del Bingo local.

En el medio de todo esto están los de la Necochea del “si”, y aquellos del “no ” permanente o la duda eterna, quienes muchas veces son los que menos ideas aportan y solamente politizan las situaciones sin encontrarle soluciones a los problemas.

No existen los grandes problemas que no puedan tener soluciones, solamente debemos aportarle acciones y soluciones adecuadas, saber resolver dificultades.

Con el casino estamos en momentos difíciles.

Para el Complejo la salida es la subasta sin perdida de tiempo, y para la continuidad del juego buscarle en la ciudad un nuevo lugar.

Para esto debemos dejar de lado peleas infantiles de posiciones y sentarnos sin perdida de tiempo en una misma mesa cerrando acuerdos.

No hagamos de la política una división interminable, porque en ese juego perdemos los ciudadanos.

Bastante hemos tirado nafta al fuego en los últimos años en el distrito, por suerte siempre aparecen bomberos a tiempo ante los incendiarios conocidos.

OPINIÓN: Complejo Casino. Hacer lo que se debe hacerhttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/02/casino-deteriorado-4.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2017/02/casino-deteriorado-4-200x150.jpgahorainfo.com.arCastelliLocalesOpiniónSe comentaPor Miguel Abálsamo Uno de los problemas de la dirigencia necochense, especialmente de muchos de sus ex  intendentes fue no hacer lo que se debe hacer, dudar permanentemente, preguntarle demasiado a la almohada y provocarles pánicos la definición de los temas más importantes. Así nos ha ido con esos dirigentes y...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...