EL MUNDO: Cancelan decenas de vuelos, erupción de volcán Agung

La erupción del volcán Agung, de Bali, en Indonesia, obligó a la cancelación de decenas de vuelos después de que expulsó una nube de cenizas que alcanzaron los 4.000 metros de altura y dejó a más de 2.000 personas varadas.

Después de 50 años de inactividad, la erupción del volcán volvió a generar miedo entre los pobladores.

La montaña más alta de Bali, y una de las localidades turísticas más frecuentadas por los apasionados del “trekking” (caminata), comenzó a erupcionar la noche pasada obligando a las autoridades indonesias a levantar el nivel de alerta “roja”.

Decenas de vuelos internos y de los alrededores fueron cancelados y el aeropuerto sobre la vecina isla de Lombok, a 50 kilómetros al oeste de Bali, quedará cerrado al menos hasta el lunes por la mañana.

Por ahora queda en función la escala de Bali porque las cenizas del Agung viaja en dirección opuesta.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNBP, en indonesio) mantiene el nivel de alerta de erupción 3 (el máximo es el 4) y ha informado de lluvia de ceniza en al menos 7 poblaciones de la isla. El nivel de alerta de aviación está en rojo (el máximo).

El volcán Agung se encuentra en el este de la isla, en el distrito Karangasem y lejos de la mayoría de las atracciones turísticas de Bali. Los lugares más frecuentados en la isla son Kuta y Seminyak, los cuales se encuentran en realidad en el sur, a 70 kilómetros de la montaña.

En la actualidad más de 25.000 personas del distrito Karangasem continúan desplazadas por la alerta de erupción, aunque el número llegó a alcanzar los 140.000 a finales de septiembre.

Bali es el principal destino turístico de Indonesia con una afluencia mensual de unos 200.000 turistas extranjeros, según datos oficiales.

El archipiélago indonesio se asienta dentro del denominado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud El pasado martes el volcán Agung expulsó una nube de vapor negro de 700 metros en la primera erupción de tipo no magmático desde las erupciones de 1963 y 1964.

En esos años, de enero a febrero, el volcán Agung -con sus 3.000 metros de altura- fue protagonista de una de las erupciones más violentas del siglo, lanzando una columna de cenizas y gas hasta una altura de 26 metros y causando cerca de 1.500 muertos.

El volcán es considerado por los expertos uno de los más peligrosos del siglo pasado.

“Casi todo Bali está seguro, no hay peligros para los turistas”, informó la agencia indonesia para los desastres según cuanto reportó la BBC.

Así lo confirmó luego Sutopo Purwo Nugroho, director de información de la agencia de gestión de desastres, el cual invitó a la población local y a los turistas a mantener la calma y a tomar precauciones por el efecto de la lluvia de ceniza. La zona de seguridad permanece en un radio de entre 6 y 7,5 kilómetros alrededor del cráter.

La aerolínea de bandera indonesia Garuda comunicó la cancelación de todos sus vuelos programados para este domingo con destino o partida desde Lombok.

Por su parte, Malaysia Airlines afirmó que seguirá operando a Bali con normalidad, mientras algunas compañías australianas también continúan con su operaciones. (ANSA).

Compartir noticia