EL MUNDO: Avanza el acuerdo UE-Mercosur

El presidente brasileño, Michel Temer, y el vicepresidente de la Unión Europea, Jyrki Katainen, respaldaron un acuerdo entre el Mercosur y la UE durante una reunión celebrada en Brasilia, cuyo peso político se vio reforzado por la presencia de los cancilleres sudamericanos.

“Estamos próximos a alcanzar el acuerdo birregional” aseguró Katainen, tras ser recibido por el mandatario brasileño en el Palacio del Planalto, sede del gobierno de Brasil.

“Para los países miembros de la UE el acuerdo es de la mayor importancia y su primer resultado va a ser que crecerá la confianza de los inversores”, puntualizó el expremier finlandés Katainen, quien ayer se reunió en Argentina por el presidente Mauricio Macri.

El responsable del áea de Empleo e Inversiones de la UE reconoció que este tipo de negociaciones se vuelven más difíciles en sus tramos finales.

Entre los asuntos más espinosos está la agricultura, que tiene como uno de sus voceros a Francia que ha eexpuesto reservas sobre la supresión de las barreras a los productos sudamericanos.

Tema que ganó voltaje con el caso de la Carne Débil, una trama que, según la Policía brasileña, envolvió a inspectores del Ministerio de Agricultura y exportadores, que enviaron alimentos en mal estado a la UE, donde se determinó el bloque de parte de los embarques. En todo caso el funcionario europeo no se detuvo en ese tema ya que su discurso tuvo como eje alentar una pronta conclusión de las conversaciones y la aprobación de un acuerdo.

Katainen habló frente a los cancilleres de Brasil, Aloysio Nunes Ferreira, de Argentina Jorge Faurie y el uruguayo Rodolofo Nin Novoa, junto a quienes se encontraba un representante del gobierno de Paraguay.

La visita ocurrió en un contexto global marcado por las “incertidumbres” una de las palabras mencionadas en los discursos pronunciados hoy en el Palacio del Planalto.

Y aunque ningún funcionario se refirió explícitamente al presidente norteamericano Donald Trump, algunos comentarios parecieron contener críticas veladas a su gestión “proteccionista”.

En ese sentido el político finlandés destacó que tanto la UE como el Mercosur han demostrado su apoyo al “multilateralismo” y a la construcción de “puentes” para facilitar el comercio y las inversiones.

Y seguidamente estableció un contraste con lo que ocurre en “otras partes del mundo” donde, al parecer, “se fomenta la guerra” comercial.

El canciller anfitrión, Nunes Ferreira, no ocultó su optimismo y resaltó que el Mercosur “se mueve” en dirección a la formación de un área de libre comercio con el mercado europeo.

Ese posible acuerdo “tiene una importancia política que va más allá del intercambio de bienes y la firma de reglas para el intercambio” dijo el ministro de Exteriores brasileño.

Recordó que las negociaciones, iniciadas en 1998, nunca fueron sencillas.

“Hubo momentos en que avanzamos, retrocedimos y este año tanto el Mercosur como la UE resolvimos impulsar una negociación con todo”.

“Tuvimos varias ruedas de negociación (…) y concluimos hoy una rueda más que yo espero que sea la última o la penúltima de tal manera que podemos tener, ese es nuestro objetivo optimista y realista”, valoró Nunes Ferreira.

Su colega argentino Fourie se sumó al clima de optimismo sobre la evolución de las pláticas entre los dos bloques.

Esta cumbre en Brasilia demostró “nuestra voluntad política” de concluir el acuerdo birregional en 2017 “en un momento muy importante de las relaciones entre la UE y el Mercosur”, señaló el diplomático argentino.

“Como dijo el vicepresidente (de UE) Katainen estamos en un mundo de muchas incertidumbres, donde hay tendencias que quieren separarse del comercio con reglas y del multilateralismo. El acuerdo será una señal muy clara para el resto del mundo” reforzó Fourie. (ANSA).

Compartir noticia