EL MUNDO: Angelina Jolie, violencia sexual es arma de guerra

En medio de cada vez más casos de abusos y violaciones que pusieron en jaque a Hollywood, la actriz, directora y activista Angelina Jolie afirmó que la violencia sexual debe ser reconocida como un arma de guerra por la comunidad internacional y castigada con más fuerza.

Así lo expresó en la conferencia de ministros de Defensa sobre las misiones de paz de Naciones Unidas (ONU), que se celebra en Vancouver (Canadá).

Según la actriz ganadora de un Premio Oscar, la violencia sexual está siendo utilizada como arma de guerra porque “es más barata que una bala y tiene consecuencias duraderas” que la hacen “cruelmente efectiva”.

Cuando estalló el ‘sexgate’ en Hollywood con Harvey Weinstein, Jolie dijo a The New York Times que había tenido “una muy mala experiencia” con el poderoso productor de Miramax, por lo cual se negó a trabajar con él.

Pero más allá de lo que ocurre en el mundo del espectáculo, Jolie, de 42 años, se refirió también a las violaciones masivas de las refugiadas rohinyas de Birmania.

Estos abusos son cometidos para “torturar, aterrorizar, forzar a la población a huir”, aseguró. “No es sexo”, sino abuso de poder y comportamiento criminal.

Para la exesposa de Brad Pitt, las violaciones y abusos sexuales cometidos en conflictos no deben ser consecuencias inevitables de las guerras y recalcó que son delitos que tienen que ser castigados e incluidos en las negociaciones de paz.

“Es difícil pero no imposible. Tenemos las leyes, las instituciones y la experiencia para recoger las pruebas”, denunció. “Somos capaces de identificar a los autores. Lo que no hay es la voluntad política”.

“Muchas veces (los casos de abusos) son descriptos como un delito menor de parte de personas que no pueden controlarse, como una enfermedad, o un deseo sexual exagerado”, dijo Jolie en la conferencia de Vancouver, la mayor reunión de ministros de Defensa dedicada a las misiones de paz de la ONU.

“Pero un hombre que abusa de las mujeres no es un ser humano: comete un abuso”, subrayó.

Las Misiones de Paz de la ONU está en proceso de reformación luego que salieron a la luz en los últimos años que fuerzas militares que operaban como “casos azules” en Africa y Haití cometieron abusos sexuales contra la población. (ANSA).

Compartir noticia