AGRO: La Provincia declara la emergencia hídrica en Necochea y 20 distritos mas

Es por el término de un año y medio. Abarca los partidos comprendidos dentro de las vertientes Norte y Sur de Tandilia. Se podrán hacer contrataciones directas por hasta $3 millones.

El gobierno bonaerense formalizó este miércoles, a partir del su publicación en el Boletín Oficial, la declaración de emergencia hídrica en 21 distritos de la provincia de Buenos Aires, precisamente aquellos comprendidos dentro de las vertientes Norte y Sur de Tandilia. La medida, que se extenderá por un año y medio, comprende obras y acciones para “aliviar las consecuencias de las inundaciones” registradas en los últimos meses en la zona. En este marco, se habilitan las contrataciones directas por hasta $3 millones.

Puntualmente, los partidos beneficiados por la medida son: Ayacucho, Balcarce, Benito Juárez, Castelli, Dolores, General Alvarado, General Guido, General Lavalle, General Madariaga, General Pueyrredón, Gonzales Chaves, Lobería, Maipú, Mar Chiquita, Necochea, Pila, Rauch, San Cayetano, Tandil, Tordillo y Tres Arroyos.

Con este instrumento, se faculta al Ministerio de Infraestructura bonaerense a adoptar “las decisiones que estime convenientes para evitar las agravaciones que pudieran derivarse del fenómeno meteorológico individualizado y/o solucionar los problemas aludidos”.

Así dadas las cosas, los organismos y reparticiones que actúan bajo la órbita de dicho ministerio, podrán “proyectar, contratar, dirigir y ejecutar obras hidráulicas y trabajos tales como movimiento de suelos, terraplenes, alteos, defensas, aperturas de rutas, canalizaciones, cegados, obturaciones y endicamientos de cursos de agua, clausura, modificación, restauración y mejorados de caminos rurales, vías de comunicación y accesos terrestres, como así también toda otra obra o acción que se considere pertinente para alcanzar los objetivos perseguidos con la presente declaración”.

Aquí, se incluye entre las facultades “la contratación de servicios y adquisición de bienes”. En lo que refiere a las contrataciones directas, se establece que las mismas no podrán superar el límite de 100 mil unidades de compra (UC), o sea los $3 millones. En tanto, se estableció que en las obras y contrataciones a llevar a cabo como consecuencia de la emergencia declarada, se deberá convocar al efecto “como mínimo a tres empresas de reconocida capacidad técnico-financiera”.

En los considerandos del decreto firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal y los ministros Roberto Gigante (Infraestructura) y Federico Salvai (Jefatura de Gabinete), se remarca que “en muchos partidos de la región se registró, desde principios del año en curso, un incremento de pluviosidad por sobre los valores medios históricos, circunstancia que se hizo más critica a partir del mes de mayo” y que “por esta problemática atraviesan los partidos comprendidos dentro de las vertientes Norte y Sur de Tandilia, en la que el alto nivel de las napas freáticas ha limitado la capacidad de almacenar las precipitaciones, aumentando los escurrimientos superficiales”.

A esto, se agrega que en octubre se han producido precipitaciones cuyos registros alcanzaron los 100 mm, “agravando notablemente no sólo la inundación de áreas rurales, sino también poniendo en riesgo de afectación a numerosas localidades”, a la vez que se subrayó que “la situación hídrica posee también gran criticidad en la llamada Región de los Grandes Canales” ya que en esta zona se presentan suelos encharcados o inundados, especialmente en el sector ubicado entre los canales 1 y 9, como resultado de la afectación provocada por los escurrimientos provenientes de Rauch, Ayacucho y Tandil, en los que registraron los mayores excesos pluviométricos.

Además de superarse ya a esta altura el total histórico anual, se enfatizó que las perspectivas de lluvia para la primavera son “preocupantes”.

Por otra parte, en jurisdicción de los partidos de Dolores, Tordillo, General Guido, Maipú, General Madariaga y Mar Chiquita, se afirmó que los canales “se encuentran en el límite de su capacidad” y que “la gravedad de la problemática de la zona se manifiesta en el recrecimiento de lagunas, la colmatación y desborde de bajos locales, la notable elevación de niveles freáticos, el desplazamiento superficial de excedentes y la afectación de localidades y de la red vial”.

A raíz de estas circunstancias, se marcó necesario desarrollar “acciones eficientes y urgentes, tendientes a concretar trabajos y obras de mejoramiento de capacidad de conducción hídrica de canales y arroyos, mejoramiento de drenajes y protección de cascos urbanos y reacondicionamiento de obras de arte a través de la ejecución con carácter urgente de proyectos, estudios, obras, trabajos, prestación de servicios, o adquisición de bienes tendientes al mantenimiento, mejoramiento y optimización de la Infraestructura Hídrica, con el objeto de mitigar los efectos de la inundación, priorizando el bienestar de las personas, la comunicación de áreas urbanas y semiurbanas, la continuidad de los servicios y las vías de comunicación”.

Compartir noticia