AGRO: Federación Agraria bonaerense se sumó a las críticas contra el Gobierno

La Federación Agraria bonaerense se sumó hoy a las críticas contra el Gobierno nacional y reclamó políticas que “privilegien el arraigo y la producción”, a la vez que advirtió que productores “dudan en seguir con la explotación o vender sus chacras”.

El impacto de la suba del Impuesto Inmobiliario rural se extiende por todo el ámbito de las entidades gremiales del agro.

A los reclamos de Carbap y CRA, ahora se suma FAA. Este no es un dato menor, y un primer análisis permite inferir que tres de las cuatro patas de la mesa de enlace vuelven a unirse tras un objetivo en común. En este escenario, la Sociedad Rural no se ha manifestado públicamente.

Es lógico, teniendo en cuenta que el próximo ministro de Agroindustria es el ahora ex titular de la SRA, Luis Miguel Etchevehere.

En este sentido, las entidades de base de la Federación Agraria de la provincia de Buenos Aires advirtieron hoy que se encuentran “movilizadas y atentas” ante la situación actual que vive el campo y reclamaron de manera “urgente política que privilegie el arraigo y la producción” porque “los chacareros dudan en seguir con la explotación de sus chacras o venderlas”.

Además, señalaron que “pese a las reiteradas advertencias de nuestra entidad, la consecuencia de la falta ancestral  de obras y el mal manejo de las aguas  hicieron que  éstas atraviesen la provincia y ocupen miles de hectáreas”.

“Muchos productores intentan alcanzar la declaración de emergencia agropecuaria y no pueden. En algunos casos porque los anegamientos no son los que contempla la antigua ley provincial y en otros porque los intendentes obstruyen ese derechos por caprichos, muchas veces ideológicos y otros por la burocracia provincial”, dijo Jorge Solmi, coordinador bonaerense de la Federación Agraria.

Al mismo tiempo, el campo se quejó del “aumento de costos” y los grandes inconvenientes para la producción. “Tenemos caminos rurales intransitables y pesadas cargas oficinescas con un paquete impositivo igual de regresivo y agresivo que el diseñado en la administración anterior con un aumento muy por encima de la inflación, alrededor del 38%, lo que consolida a nuestra provincia como la de mayor carga fiscal de la Republica”, indicó Solmi.

En ese marco, las entidades representantes del agro apoyaron el reclamo de la gobernadora María Eugenia Vidal en lograr una mayor asignación de los fondos coparticipables pero criticaron el aumento del Inmobiliario Rural.

“Es menester una reforma fiscal y que los impuestos sean equitativos y aplicados de forma progresiva, que la tierra que se trabaja  no es una exteriorización de riqueza sino un medio de producción”, aseguró Solmi y agregó que “notamos avances en este sentido en relación a la carga impositiva que se aplica a las pequeñas chacras, pero también vemos que se propone un aumento del 107% del Impuesto Inmobiliario Rural en estos dos años”.

Por último, la Federación Agraria explicó que “la estabilidad de los precios de los que producimos choca contra el aumento de nuestros costos” al tiempo que advirtió que “desde hace muchas décadas no hay chacras nuevas y hoy los productores no saben si venderla o seguir explotándolas”.

De esta forma, la entidad bonaerense se sumó a los reclamos de otros sectores agropecuarios como la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), intancia que se estima traerá aparejado tensiones en el Gobierno nacional si se tiene en cuenta que el nuevo ministro de Agroindustria de la Nación, Miguel Etchevehere, es el titular de la Federación Agraria Argentina.

Compartir noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *