OPINIÓN: ¿Por qué no hablamos de lo importante?

Por Silvia Jensen*

La campaña camino a las elecciones legislativas del 22 de octubre está más enfocada en intentos de polarización y campaña sucia, que en propuestas para nuestro distrito.

Falta agua porque evidentemente  las cañerías en muchos casos ya están obsoletas al igual que algunos pozos, planificar el recambio de los mismos son obras que deben continuar al igual que las cloacas. Nuestra ciudad es muy extensa en su distribución urbana, con pocos edificios, lo cual dificulta y encarece la llegada de los servicios a todos lados, por eso no hay que descuidar nunca qué ciudad queremos, y de qué manera se puede garantizar el acceso a toda la población.

Falta energía porque es necesario ampliar el gasoducto de Barker, potenciar los transformadores de electricidad y así poder pensar en inversiones que generen empleo y garantizar el acceso de todos los vecinos del distrito a servicios esenciales como la luz y el gas, sin sufrir los permanentes cortes de energía eléctrica que también ocasionan que no funcionen los pozos de agua, algo que vienen padeciendo permanentemente los vecinos de Quequén y zona playa de Necochea sobre todo.

Falta la planta de efluentes cloacales en Punta Carballido, falta el arreglo definitivo del caño roto de cloacas en el río, falta la planta de reciclado y tratamiento de residuos sólidos acompañado con un programa de clasificación de la basura ya desde nuestros hogares, y un plan serio para erradicar los basurales a cielo abierto.

Falta información y creación de conciencia frente a la contaminación que generan los agrotóxicos , el polvillo en el puerto y la agroindustria dentro del núcleo urbano, se necesita una nueva planificación urbana de cara al futuro para resolver esta problemática y cuidar la salud de todos los vecinos.

Falta el arreglo de las calles de asfalto y un buen trabajo en las calles de tierra con el entoscado correspondiente. Pensar en tener una planta de asfalto propia para nuestra ciudad para no depender sólo de recursos provinciales o nacionales, o que sólo quede en bacheos que no perduran en el tiempo, es fundamental.

Falta gestionar un plan de viviendas y resolver la cuestión del acceso a los servicios públicos a los barrios de planes federales, que no culminaron por la desidia generada por una mano negra que aún sigue pululando por la política local entre el oficialismo y la oposición.

Falta mencionar la cuestión de salud, de educación, de la realidad social, de la falta de trabajo, de ajustes, de tarifazos, de cierres de comercios, pero no alcanzaría el día para enumerar todas las problemáticas y las posibles soluciones en este escrito.

Para todo esto se necesitan recursos propios. Hubo este año un aumento de Tasas Urbanas y de Tasa de seguridad e higiene que superó el 80%, pero claramente no alcanza porque también hubo un enorme ingreso de personal al municipio y más el aumento del costo de los servicios al parecer los recursos no son suficientes para planificar una ciudad a futuro, ya que el Intendente  planea un nuevo aumento de Tasas de entre el 20 y el 25 %, pidiendo un nuevo esfuerzo a la ciudadanía cuando aún no se aplica el cobro de la Tasa Portuaria a los grandes generadores de divisas.

A su vez, el Ente Vial reclama una deuda al Municipio por encima de los $ 20 millones, el transporte escolar para las escuelas agrarias reclama el pago atrasado del servicio, los trabajadores municipales reclaman vestimenta apropiada y pago de horas extras atrasadas.

Los trabajadores del Casino reclaman el mantenimiento del edificio, ya que por la falta del mismo la gente ha dejado de asistir, y el juego para Lotería de la Provincia da pérdida en Necochea y está la posibilidad de perder la plaza con el consecuente traslado de los trabajadores a otras ciudades sino se consigue un lugar acorde para que siga funcionando.

La obra de la 554 gestionada a la provincia se inauguró sin luces, la obra de la Av. 10 también con recursos provinciales que ya llegaron, lleva meses de anuncio de su comienzo.

Con todo este resumen del panorama actual de nuestro distrito, se anuncia el llamado a licitación de un nuevo edificio Municipal, se habla de la gestión de dos natatorios, se habla de la instalación de 500 cámaras que aún no se ejecutó ni en su cuarta parte, se habla de fiestas y semáforos, y lo peor se habla de reclamos de dinero no declarado a testaferros, de rinoscopia para todos y todas o de seguir incorporando gente al Municipio para seguir cerrando distintos actores políticos de distinta procedencia partidaria sólo con el fin de la hegemonía política, pero no de gestión.

La rendición de cuentas no se aprobó y a nadie parece llamarle la atención, se pidieron informes de la playa de camiones que se municipalizó pero que continúa en el mismo estado, cuando se supone que trabaja más que nunca porque el Puerto anuncia record histórico de exportación, o sea que también lo habrá en la llegada de camiones lógicamente. Pero ese informe sobre los ingresos, egresos y que se hace con los recursos no fue informado a la ciudadanía en números, que eso es lo que vale.

Dejemos de hablar de campaña sucia, de acusaciones cruzadas entre el Presidente del consorcio de Gestión del Puerto y el Intendente, y hablemos de lo importante. Hablemos de recursos, de gastos, de propuestas y proyectos a futuro. Hablemos y hagamos política, eso espera la gente y también que se conozcan los números reales de lo que se hace con nuestros impuestos.

*Candidata a concejal en cuarto lugar de Unidad Ciudadana

Compartir noticia