OPINIÓN: El presidente Macri en una ciudad sin grietas

Por Miguel Abálsamo.

El jueves por la noche dimos a conocer que el presidente de los argentinos, ingeniero Mauricio Macri estaría en Necochea, sin día a confirmar, pero  dentro de la semana de la conmemoración del nuevo aniversario de la ciudad.

Salvo el intendente, doctor Facundo López, manejando la información con reserva absoluta, el propio presidente organizando sus visitas, y su círculo de mayor confianza, el resto no tenía conocimiento, ni siquiera las fuerzas de seguridad locales.

Es costumbre del presidente manejarse de esta manera, dándole a sus llegadas un rol institucional por sobre lo partidario (que por supuesto no deja de lado), en  un estilo que lo caracteriza, formas modernas de protagonizar encuentros junto al vecino de cada día.

En la noche del viernes un face del doctor Gabriel Mariscal (Pro local), daba a conocer aproximadamente a las 22 horas que Macri llegaría el sábado por la mañana con el objetivo de saludar al intendente local, dialogar con sus candidatos (la mayoría se enteraron cuando Macri  ya estaba a punto de retornar a Colonia  Chapadmalal, lugar que ocupo luego del exitoso encuentro del Coloquio de Ideas en la ciudad de Mar del Plata.

Es la tercera vez que Macri es recibido en la ciudad.

La primera fue cuando en su faz empresarial en la década del noventa acercó al distrito un ambicioso plan para Puerto Quequén, que finalmente no se concretó, y luego en 2012, ocasión de llegar con la hoy gobernadora María Eugenia Vidal, quien ocupaba el importante cargo social en la Capital Federal, y trabajo mucho para la continuidad y mejoramiento  del “Hogar Raimondi”. En ese momento mantuvo horas de estrecha relación con el doctor Gastón Guarracino, dentro de otras cabeza visibles que ya trabajan junto a él en su proyecto político.

“Como le va presidente…” le dijo el intendente Facundo López, cuando bajo del helicóptero  en la zona del parque…” muy bien intendente…” respondió el presidente, estrechando manos y un abrazo, aprovechando esos momentos para hablar del futuro de las obras en el distrito y dejando claramente expuesto el diálogo permanente con la gobernadora bonaerense que tiene el jefe comunal.

Todo esto en medio de rumores que dejan como análisis la posibilidad de que la intendencia necochense estreche lazos muy profundos con provincia y Nación después de las elecciones a llevarse a cabo en una semana.

Los argentinos estamos cansados, hastiados de enfrentamientos permanentes.

Esa grieta que nos divide por sobre las coincidencias y nos impide desarrollar lo mejor, privilegiando intereses personales por sobre lo colectivo.

Mauricio Macri, paseando en la villa balnearia como un ciudadano más, y el intendente Facundo López demuestran que la política debe estar en altura, volar muy alto, dejar las pequeñeces cuando en juego esta la gente, las obras futuras en Necochea, Planta de Efluentes Cloacalas, Terminal de Ómnibus, apertura del Frente Costero, subasta del Casino que puede dejar para las arcas del pueblo millones de dólares, llegada del gas a nuestras zonas menos urbanizadas, inversiones en Puerto Quequén ,un lugar dinamizador de la economía, precisamente donde se encuentra al frente un hombre de su idea, doctor Arturo Rojas.

Lo demás es lo menos importante, son relatos que cada uno cuenta como quiere o del sector al que puede pertenecer ideológicamente, la única verdad es la realidad, y la realidad local muestra un distrito sin grietas con Nación y provincia de Buenos Aires.

Esto es prioridad, lo otro son temas de los políticos que irán a las urnas para elegir legisladores el próximo domingo 22 de octubre y luego comienzan los armados para las presidenciales del 19.

La llegada del presidente sorprendió a todos y cada uno dejaba sus quehaceres para verlo, pedirle un autógrafo, posar junto a él, y muchos dirigentes  de Cambiemos a las apuradas se vistieron, peinaron y  se alistaron con presencia.

No están acostumbrados a los cambios modernos en política.

Tiempo atrás, a una semana de una elección, un presidente pertenecía a su tropa exclusivamente, los demás eran opositores y criticaban, había murallas para quienes no eran del palo o paladar negro, se levantaba una tribuna y se enardecía a los propios sin falta el choripan y asado popular.

Eso fue historia.

Macri visitó Necochea por encima de todos, con su individual presencia, lo hace así para evitar entornos clásicos, acercamientos de punteros y militantes y alejamientos del votante independiente.

La extraña elección legislativa del domingo próximo

Necochea es un distrito sin grietas donde todos quieren cambiar.

El candidato a primer concejal doctor Arturo Rojas habla de Cambiar, si extiende este concepto a toda la integridad de las elecciones, deberíamos en forma irónica preguntarle sin cambiar llega a Nación y provincia. Sabemos que no, que se remite estrictamente a Necochea.

El jefe político de la ciudad, doctor Facundo López también deja como concepto la idea de afianzar cambios, es lógico que no lo dice por el distrito que el gobierna, lo hace por sus rivales, caso el doctor Rojas, a quien considera “parte del pasado”.

Esta es la única grieta, Facundo López-Arturo Rojas, la gran polarización del domingo 22 cuando elijamos los diez nuevos concejales del distrito.

Cambiemos es una palabra empleada por todos.

Sincerarnos en lo que pasa debe ser un deber cuando hacemos periodismo.

La sociedad sabe que cualquiera sea el resultado de las elecciones próximas, el mapa político del distrito sufrirá variaciones.

Las últimas jugadas  podrían suponer que comienzan a atarse nuevos acuerdos provinciales y nacionales, esto no escapa a nadie que quiere mirar lo actual, aunque tenga elevado grado de astigmatismo.

Los sectores miden con sus varas propias esta visita.

Los “facundistas” esperan la decisión del conductor, existen dentro de su estructura, radicales, peronistas, independientes ,”margaritos” y no sorprende decir “veneguistas”, no por dichos de los demás sino por aseveraciones de propios protagonistas, y existen los Pro “puros” encabezados por el doctor Mariscal encabezando un corte de boletas que ya llevaron a cabo hace dos años cuando la dicotomía era Aued (Cambiemos) López (Frente Renovador), produciendo, según informe impecable de Ecos Diarios de ese momento,19 cortes por minuto, verdadero récord en el libro Guinness de una elección de ciudad de cien mil habitantes, y 60 mil votantes.

Lo que fue rumor quedó confirmado, la llegada de 50 mil boletas de Cambiemos cortadas en la parte de concejales, introduciendo al doctor Diego López reemplazando al doctor Arturo Rojas.

¿Quien envió este fin de semana 50 mil boletas cortadas… sectores “macristas” o “massistas”, ambos a la vez o ninguno..?

Pero que llegaron a Necochea llegaron, y comenzaron a repartirse.

Elección extraña la nuestra.

Las encuestas al momento dan ganador a Rojas con su lista Cambiemos, pareciendo muy difícil descontar la diferencia obtenida en las Paso, relegando al segundo lugar a la lista del intendente.

Sin embargo, en la estructura de Facundo López perder la elección ya no significa un enorme problema, la atención esta puesta en los votos a descontar y emparejar los concejales a ingresar al legislativo a partir del diez de diciembre, donde todo parece determinar un segundo lugar.

Es extraño lo que sucede.

El doctor Rojas puede ganar la elección y sin embargo lo conmueven cada día con diferentes acciones, muchas veces surgiendo desde adentro, otras veces exaltada por los opositores, quedando latiendo dos hechos, la continuidad al frente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén y la prosecución del Partido Fe en el distrito de la manera que viene afianzado.

Lo realizado días pasados llama a la reflexión.

Se organizó un encuentro para ratificar el apoyo a su candidatura, donde las principales espadas se sentaron a la mesa, el vice presidente Antonio Vilches y el diputado provincial arquitecto Roberto Rago, entre otros, con la siempre presencia de quien esta llamado a ocupar un lugar relevante en el corto plazo, el diputado provincial Martín Domínguez Yelpo, que de por si ya lo tiene, pero los nuevos tiempos le abrirían puertas más anchas. Ese encuentro de apoyo revela que Arturo esta bien en las encuestas pero toda la casa no esta en orden, esto es un secreto a voces.

El radicalismo esta en el apoyo (tiene a su cuarta concejal la joven Graciana Maizzani en las puertas del paraíso legislativo por 4 años), y una candidata a senadora en la quinta sección, Felicitas Cabretón, quien esta expectante en la ley del mínimo esfuerzo.

Nadie puede afirmar que hará el votante radical ante las opciones peronistas por todos los ángulos, mientras con inteligencia el candidato socialista Walter Barrientos anda dando vueltas con su ambulancia recogiendo radicales heridos por el momento actual.

El día después de  esta “extraña elección” se puede abrir el libro de pases.

Si el doctor López definitivamente abreva en las aguas de Cambiemos (vía gobernadora de Buenos Aires), puede encontrarse con un legislativo amplio a la hora de votarle temas principales para el futuro del distrito, otro de los interrogantes será determinar que ocurrirá con estamentos claves, mientras producirá cambios en su equipo, donde puede aparecer más de una sorpresa en la lista de buena fe del Departamento Ejecutivo.

Por eso la llegada del presidente Mauricio Macri no puede enmarcarse en una visita más de un primer mandatario.

Es en el contexto a una semana de la elección donde los caminos se bifurcan entre López-Rojas, pero esa grieta no parece existir entre Municipio-provincia y Nación.

Lo concreto es que el domingo 22 el escenario tiene dos actores, el intendente y el presidente de Puerto Quequén, en el medio quedan dos interrogantes… ¿qué pasará el día después donde los hoy rivales pueden llegar a transitar idéntica huella, y si en la última semana se da una vuelta por estos pagos la influyente gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, la gran figura de la política nacional en el presente.

Su presencia un hándicap para Arturo Rojas, su no llegada un respiro para el arco opositor.

Un mutis de María Eugenia un mensaje de un paraguas abarcativo donde hay lugar para todos y nadie queda expuesto a la lluvia.

Compartir noticia