ESPAÑA: Cataluña resiste en su laberinto

El presidente regional catalán, Carles Puigdemont, dejó ayer en manos del parlamento catalán la proclamación hoy de la independencia de Cataluña y no adelantó las elecciones después de que Madrid no le garantizó que con esa convocatoria que anularía la intervención del autogobierno catalán.

Puigdemont estaba dispuesto ayer a adelantar las elecciones regionales y había convocado una comparecencia para realizar el anuncio, pero en el último momento anuló su declaración institucional porque no recibió el gesto de Madrid que esperaba, según fuentes periodísticas.

El presidente regional quería que el gobierno de Mariano Rajoy le garantizara que no pondría en marcha la intervención del autogobierno catalán, que fue aprobada el sábado pasado ante la intención de Puigdemont de proclamar la independencia.

La intervención del autogobierno catalán, que incluye el cese de Puigdemont y la convocatoria de elecciones antes de seis meses, comenzó ayer a ser debatida en el Senado, donde será aprobada hoy.

Tras horas de incertidumbre, Puigdemont compareció finalmente y dijo: “He estado dispuesto a convocar elecciones siempre y cuando se celebren con garantías” pero “no hay garantías”, dijo en referencia a la suspensión de la intervención del autogobierno de Cataluña.

Puigdemont dejó en manos del parlamento catalán la proclamación de la independencia: el parlamento “responderá a la intervención del autogobierno de Cataluña”, dijo.

Tras la declaración de Puigdemont el foco informativo pasó al parlamento catalán, donde Lluis Corominas, portavoz del PDeCat, partido del presidente catalán, propuso que hoy “nuestra respuesta” a la intervención del autogobierno de Cataluña por parte del gobierno español “sea cumplir el mandato del 1 de octubre iniciando el proceso constituyente” de la República catalana.

Corominas subrayó que “no estamos cometiendo un delito de rebelión. Estamos haciendo democracia”. Los partidos de la oposición en el parlamento catalán instaron a Puigdemont a convocar elecciones regionales, pues todavía hay tiempo antes de que se haga efectiva la intervención del autogobierno de Cataluña.

Inés Arrimadas, líder del centrista Ciudadanos, dijo a Puigdemont: “Vuelva a la legalidad, reconozca que se ha equivocado y convoque elecciones. Necesitamos urnas para solucionar esto, pero con garantías, no las del 1 de octubre. Estamos a tiempo todavía de hacerlo”.

ANSA.

Compartir noticia