EEUU: La opulenta California devastada por el fuego

Veintiún muertos, según datos actualizados, más de de 200 heridos y un número de desaparecidos que sigue creciendo y ya alcanza la alarmante cifra de 670 es el resultado de atroces incendios forestales en California, en Estados Unidos.

Son quinientas las víctimas de las que no se tienen noticias y se desconoce su paradero, según las autoridades y se teme lo peor. En tanto surgen casos impactantes y conmovedores como el de Charles y Sara Rippet, de 100 y 98 años de edad, que murieron abrasados por las llamas en su vivienda en Napa. “Esta es devastación pura, nos tomará un rato salir y revisar todo esto”, expresó Ken Pimlott, jefe del Departamento Forestal y de Protección de Incendios de California. California tiene en el horizonte “varios días de condiciones meteorológicas que favorecen los incendios”, agregó Pimlott.

Los incendios forestales ya figuran entre los cinco más letales en la historia del estado, y los funcionarios prevén que el número de muertes aumente a medida que se esclarezca la magnitud de los daños. Pimlott señaló que en total continúan ardiendo intensamente 17 incendios forestales en siete condados. Alrededor de 3.200 personas se hospedaban en 28 refugios en los condados de Napa y Sonoma.

Además de los muertos, desaparecidos y heridos, y de la destrucción de cerca de 2.000 casas, el fuego causó un golpe directo al corazón de la producción vitivinícola estadounidense, con la perdida completa de viñedos, con barriles carbonizados y la pérdida total de bodegas.

Sitios como Paradise Ridge, en las colinas de Santa Rosa, o la bodega Stag’s Leap Cellars, que saltó a la fama mundial en 1976 cuando venció a Francia en una competencia de vinos, sufrieron daños letales.

Christian Butzke, profesor de enología de la universidad Purdue, afirmó que “la gente está impresionada por lo rápido que se expandió” el fuego.

Ray Johnson, jefe del departamento de Negocio del vino en la Universidad de Sonoma, dijo que los incendios tienen un gran efecto en la industria en Santa Rosa, una postal que atraía a muchos turistas cada año.

“Pareciera que hubo un bombardeo”, dijo Joe Nielsen de la Donelan Family Wines, al San Francisco Chronicle. “Solo quedaron chimeneas, carros quemados y árboles cocinados”.

California, el estado más poblado y más rico de Estados Unidos. Con 39 millones de habitantes, es además el tercer estado de Estados Unidos por superficie (424.000 km2), después de Alaska y Texas. Acoge el mayor número de inmigrantes, y los hispanos son allí más numerosos que los blancos. Es también el hogar mundial de la alta tecnología y de la industria cinematográfica, posee la primera economía del país, con un Producto Interior Bruto de 2,46 billones de dólares. En 2016 California, llamado a menudo “the golden state” (el estado dorado), se vanagloria de haberse convertido en la sexta economía del mundo. Pero el fuego avanza impiadoso y lo jaquea. (ANSA).

Compartir noticia