VERGONZOSO: Los diarios de papel atacan a los medios digitales

Por Horacio Castelli

En una reunión realizada en la localidad de Bolivar medios asociados a DIB, se quejaron de las nuevas formas de competencia, en especial con los portales informativos digitales.

Indicaron que los medios gráficos se esfuerzan por dar cumplimiento a todas sus obligaciones impositivas y previsionales y son sujetos recurrentes de intimaciones, multas y otros tipos de sanciones apenas pasados los vencimientos de esas obligaciones, hecho que no sucede con aquellos emprendimientos que se nutren de la información de calidad proporcionada por los diarios asumiendo fórmulas societarias que escapan a los controles del Estado.”

Mentira: Los vetustos medios de prensa de papel, “roban” información a los medios digitales que en su 95% está integrado y conducido por periodistas de muchos años de experiencia y que no necesitan vivir de un sueldo de hambre que intentan pagar los medios “tradicionales”.

También “se abordó el problema que viene de la década del 90 cuando se incluyó el IVA al precio de tapa de las publicaciones periódicas, que arrojó como resultado el comienzo de grandes endeudamientos, paliados por salidas coyunturales que, sin embargo, no han logrado resolver los problemas de fondo. Sin acceso al crédito, con gran presión impositiva y previsional, aumento de los costos de producción, caída de los ingresos, y sometidos a competencias que en muchos casos rayan la ilegalidad, las pymes periodísticas deben igualmente hacer un esfuerzo por la reconversión de sus estructuras”.

Sin ponerse colorados piden abiertamente la ilegal flexibilización laboral cuando indican en su postura que “Uno de los problemas que más afectan son las cargas sociales por los trabajadores registrados, cuyos montos más impactan en los presupuestos mensuales de las pymes. En ese sentido, los medios del Grupo DIB indicaron que estos montos equivalen, sumados, a un porcentaje que supera el 50 por ciento de la masa salarial, conspirando contra la contratación de mano de obra calificada y, en muchos casos, obligando a una informalidad que no es propia de la filosofía empresarial de los medios”.

En un contrasentido total como nos tienen acostumbrados desde hace años seguidamente indican que “Debe resaltarse que las empresas periodísticas editoras de diarios son ‘mano de obra dependientes’. Su verdadero patrimonio se encuentra en el personal que presta servicios para ella”.

El documento lleva la firma de los directivos de Nuevo Día de Coronel Suárez, Noticias Pehuajó, Nueva Era de Tandil, Ecos Diarios de Necochea, La Mañana de Bolívar, El Popular de Olavarría, El Tiempo de Azul, La Voz del Pueblo de Tres Arroyos, Cambio 2000 de Carhué, La Voz de Bragado, Impacto de General Viamonte, Tiempo de 9 de Julio, Tiempo de Los Toldos, El 9 de Julio, El Fénix de Benito Juárez, El Progreso de General Alvear, Actualidad de Villegas, La Opinión de Trenque Lauquen y El Norte de San Nicolás.

Patéticos, acostumbrados a menoscabar el trabajo periodístico, la mayoría de los propietarios no son periodistas, ni entienden la profesión, intentan buscar en el gobierno la mano que los salve de pagar lo que corresponde y no tienen mejor idea que atacar a los medios digitales.

No quieren competencia, porque allí se demuestra la poca calidad informativa que poseen a pesar de los excelentes periodistas que trabajan en esos medios.

Compartir noticia