NECOCHEA: La UNICEN supervisó obras

Un grupo de docentes y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de Olavarría recorrieron en el último año, más de 150 obras públicas en 29 municipios bonaerenses, con el objetivo de controlar cada una de ellas, también en Necochea.

La iniciativa, de gran importancia tanto para el grupo de estudiantes de Ingeniería Civil como para las comunidades en las se llevan adelante las obras, nació de un acuerdo con el gobierno bonaerense en el marco de un “Proyecto de información de gestión del fondo de infraestructura municipal”.

En este sentido, el rol de la FIO consistió en auditar los inicios de las obras que se realizan con fondos provinciales, el grado de ejecución, los niveles de prestaciones y seguridad e higiene, entre otros aspectos.

El total del territorio bonaerense se dividió entre siete universidades y el más grande, la zona del centro, quedó bajo la supervisión de la UNICEN de este a oeste. Se incluyen los partidos de Tandil, Olavarría, Azul, Las Flores, Trenque Lauquen, Necochea, entre otros, lo que refleja la confianza a la institución universitaria, y a la formación de sus estudiantes.

La experiencia arrancó en octubre de 2016 y está llegando a su fin, con resultados altamente positivos. ”Hay una integridad entre la colaboración de la Universidad con el estado provincial en estos lazos, de una actividad de auxilio al estado pero fundamentalmente de formación de nuestros estudiantes.

Sin dudas tuvieron una gran oportunidad en conocer el territorio y distintos tipos de obras para su formación profesional”, consideró el Director del Departamento de Ingeniería Civil, Ing. Fabián Irassar, y afirmó que hay un alto porcentaje de obras que ya llegaron a su fin.

Por su parte, los estudiantes Roxana Lemma Franco Vitale resaltaron que la experiencia es muy buena. “Vemos muchas obras y conocemos la Provincia, ya que recorremos mucho”, señalaron. “Te encontrás con diferentes realidades en diferentes partes del territorio bonaerense. Hay cosas que los municipios están haciendo muy bien, y otras no tanto”, opinó por su parte Vitale.

La variedad de las obras encierra valor en sí mismo. Supervisaron trabajos de hidráulica, desagües pluviales, cloacas, viviendas, agua potable, pavimento, asfalto, hospitales y hasta restauraciones en patrimonios históricos.

En tanto, existe la posibilidad de que la Facultad se sume en una segunda etapa, donde muchas de las obras serán continuidad de estas, ya que “en un año no se hace un centro de salud o se lleva agua a todo un barrio”, señaló Irassar.

Compartir noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *