NECOCHEA: Brindando una ciudad más limpia, avanza el plan de microbasurales

Comenzado a mediados del pasado mayo, el operativo sigue ejecutándose a gran ritmo con el objetivo de erradicar este tipo de problemáticas. Es coordinado por la Secretaria de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, por solicitud del intendente Facundo López.

Un exhaustivo plan, que comenzó a mediados del pasado mayo, sigue ejecutándose a gran ritmo con el objetivo de erradicar los microbasurales que se han ido formando en toda la ciudad con el paso de los años y la falta de conciencia de algunos vecinos.

Coordinado por la Secretaria de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, a través de la solicitud del intendente Facundo López, el operativo, en el que también participan el área de Servicio Público de Higiene Urbana, la Dirección de Gestión Ambiental y la Secretaría de Protección Ciudadana, ya ha abarcado grandes zonas para solucionar la problemática.

Así, maquinaria y personal de la comuna efectuaron esta tarea sobre las calles 82 desde 99 hacia 107, 107 de 82 a 90, 107 de 58 a 62, 90 de 39 a 43, 39 de 90 a 94, 93 de 44 a 42 y 95 de 44 a 42, trayendo grandes beneficios para los moradores de cada uno de esos lugares.

Sobre ello, el jefe de Recolección de Residuos municipal, Adrián Ciancaglini, había explicado que “la idea es hacer limpieza de microbasurales y control en la ciudad para seguir de cerca a los vecinos desaprensivos que arrojan residuos en la vía pública”.

Ahora, el funcionario señaló que, además de los lugares en lo que ya se efectuaron, similares tareas se desarrollarán en106 de 43 a 47, en 43 de 102 a 106 y en 67 y 114; mientras que en la localidad de Quequén se hará lo propio en 520 entre 521 y 531, en 545 entre 530 y 542 y en 531 y 590.

Ciancaglini también quiso recordar que el municipio “cuenta con el servicio de recolección no domiciliaria o voluminosa, por eso llamamos a los vecinos a que recapaciten y utilicen ese servicio gratuito una o dos veces al mes”, para acotar que “los números son 42-2176 y 42-3120”.

Cabe destacar que las acciones que se comprenden dentro de este plan son la identificación de las calles y/o microbasurales problemáticos; proceder a la limpieza del microbasural con operarios y equipos especiales, elaborar y colocar carteles indicando la prohibición del arrojo de residuos sólidos urbanos y realizar controles continuos en los microbasurales con inspectores motorizados a fin de multar a aquellos que arrojen in situ residuos.

La mera existencia de estos microbasurales, en donde los desechos se disponen sin control alguno, implica un deterioro para el ambiente, contaminando el suelo y el agua subterránea e incorporando en cada una de las quemas (espontáneas o provocadas) partículas y sustancias a la atmósfera, causando directa e indirectamente un deterioro en la calidad de vida de la población. La responsabilidad ciudadana se convierte en una prioridad a la hora de concretar el saneo de microbasurales.

Compartir noticia