EEUU: Trump contra la NBA y el football americano

El presidente estadounidense Donald Trump sorprendió hoy a propios y extraños al cargar duramente contra ámbitos del básquetbol de la NBA y contra el football americano.

Por un lado afirmó hoy que si un jugador de básquetbol no desea visitar la Casa Blanca para celebrar un campeonato de la NBA, que ni se inmute en acudir, ya que hacerlo “es considerado un gran honor para un equipo campeón”.

De esa manera, el mandatario respondió en Twitter a Stephen Curry, astro de los Warriors de Golden State, quien afirmó que no tiene interés de asistir a la tradicional visita a la Casa Blanca.

“Yo no quiero ir… mis convicciones son las mismas”, dijo Curry el viernes pasado ante un grupo de periodistas. “En nuestro país, cada opinión cuenta e importa”, disparó.

“Basándome en las conversaciones que hemos tenido en el pasado y lo que las personas han dicho a la prensa y entre sí, sé bastante bien cuál es la postura de cada quien”, añadió el deportista.

Esta mañana llegó la respuesta de Trump. “Ir a la Casa Blanca es considerado un gran honor para un equipo campeón. Stephen Curry titubea, por lo tanto, se retira la invitación!”, tuiteó.

El mandatario no aclaró si retiró la invitación sólo para Curry, o para todo el plantel de los Warriors.

El entrenador Steve Kerr dijo que el equipo planeaba una reunión en grupo en los próximos días para decidir si hacían la visita.

El dueño del equipo, Joe Lacob, por su parte, aseguró que no sabe todavía que van a hacer respecto a la invitación a visitar la Casa Blanca.

“No está claro, aunque asumo que mucha gente cree que sí y mucha gente cree que no. Desde nuestra opinión, mi opinión, el asunto merece un foro adecuado”, dijo Lacob. “Merece que se piense al respecto, así que cuando tengamos una decisión, al menos sea una bien pensada”.

El anuncio de Trump llega el día después del Media Day del equipo campeón, donde Curry dejó en claro que él, como su compañero Kevin Durant entre otros, no quiere ir a la Casa Blanca mientras sea presidente el empresario neoyorquino.

“Tenemos la oportunidad de enviar un mensaje que transmita unidad y nos ayude a apreciar lo que significa ser americano, pero mi voto cuando nos reunamos será negativo. Esto es una decisión colectiva, y no solo soy yo o Kevin (Durant). Es todo el equipo quien debe decidir”, subrayó.

La relación de Trump con los jugadores de la NBA no ha sido buena desde el inicio. LeBron James o JR Smith son también dos de las estrellas que se han posicionado contra él desde el principio.

Golden State Warriors, como campeones de la pasada temporada de la NBA, tenían previsto visitar la Casa Blanca, como cada año hacen los que conquistan el preciado anillo.

Asimismo, el presidente estadounidense recomendó a los propietarios de equipos de la Liga Nacional de Football Americano (NFL, por sus siglas en inglés) que despidan a aquellos jugadores que se hincan durante la interpretación del himno nacional. La recomendación del mandatario se produjo luego que varios atletas, incluidos jugadores de la NFL, se negaron a ponerse de pie en protesta por el trato que la policía le da a los afro-americanos, algo que consideran discriminatorio.

Trump dijo, durante un mitin en Alabama anoche, que estos jugadores le están faltando al respeto a la bandera y merecen perder sus empleos.

“Eso es una falta de respeto total a nuestra historia nacional. Es una falta de respeto total a todo lo que defendemos”, afirmó el mandatario, que alentó además a los espectadores a retirarse de los estadios como señal de protesta. (ANSA).

Compartir noticia