DELITOS: Aumentaron un 5% los casos de robo a mano armada en Buenos Aires. Necochea registró los niveles más bajos

Las Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) por el delito de “robo agravado por el uso de arma” pasaron de 47.897 en 2015 a 50.288 en 2016, lo que marca un incremento del 4,99% el año pasado. El dato aparece en el último informe anual de la Procuración en el que además se resalta un incremento del 3,78% del total de delitos. Necochea, con el 0,92%, registró los niveles más bajos.

Lomas de Zamora encabeza el ránking de departamentos judiciales con más delitos cometidos, con el 17,2% del total (más de 128 mil), seguido por San Martín (11,5%), San Isidro (9,54%), y La Matanza y La Plata (8,16%).

En el interior bonaerense, la región donde más delitos se cometieron está ubicada en el departamento judicial de Mar del Plata, con el 3,9% del total, seguida por Mercedes (3,3%), Azul (2,72%) y San Nicolás (2,46%). Vale recordar que Tandil pertenece al Departamento Judicial de Azul.

Pero la cifra más llamativa surge de un informe cualitativo incluido por primera vez en este tipo de estadísticas: el 90,7% de las 52.600 causas finalizadas por robos a mano armada (unas 47.700) terminaron en archivo, lo que significa que no se llegó a una sentencia por falta de pruebas suficientes o de autores identificados, según reza el artículo 268 del Código Procesal Penal.

En rigor, ambos datos se encuentran disociados: por un lado, las causas iniciadas en 2016 no son las mismas que las finalizadas, puesto que dentro de este último universo pueden encontrarse IPP tramitadas en años anteriores. Con todo, solo el 8,3% del total (4.300 casos) terminan con un resultado “favorable” a los intereses del Ministerio Público Fiscal.

El informe oficial, publicado en las últimas horas por el organismo que conduce Julio Conte Grand, da cuenta de un aumento del 3,78% del total de delitos denunciados en 2016.

Según se destaca en el trabajo, las IPP iniciadas anualmente “vienen registrando un incremento continuo desde el año 2010. En términos porcentuales se observa que las cantidades de investigaciones han aumentado un 16,86% respecto al periodo 2009”.

Entre los datos se destaca una caída del 6,7% en los homicidios en ocasión de robo, aunque se registra un incremento del orden del 2% tanto en los asesinatos agravados como los “críminis causa” (aquellos que se cometen para intentar encubrir otro delito).

También se detectó un incremento del 11,8% de las violaciones, un 25% de los secuestros (pasaron de 44 a 55) y un 20% en el total de estafas. Un párrafo aparte merecen las causas por infracción a la ley de drogas, que aumentaron un 27,4% el año pasado.

Del total de causas iniciadas, solo el 4% tiene a uno o más autores imputados, mientras que el 51% tiene a sus responsables identificados. Del restante 45% se desconoce la procedencia.

En relación al Fuero de Responsabilidad Juvenil (FRPJ), los delitos cometidos por menores de edad retrocedieron un 0,6%, mostrando una reducción a la mitad de los homicidios agravados y un incremento considerable en los asesinatos en ocasión de robo.

Compartir noticia