CASO NISMAN: Gendarmería entregó informe que avala hipótesis de asesinato

El nuevo peritaje ordenado por el juez federal Julián Ercolini y realizado por la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional aseguró que el fallecido fiscal Alberto Nisman fue primero golpeado, luego drogado y más tarde asesinado con un disparo de arma de fuego en el baño de su departamento de Puerto Madero.

El informe, que llegó a manos del fiscal Eduardo Taiano y que tras evaluarlo deberá elevarlo al juez, tiene contradicciones manifiestas con el elaborado por los integrantes del Cuerpo Médico Forense que depende de la Corte Suprema, y del que ayer se despegó el máximo tribunal.. Ese peritaje se acercaba más a la teoría del suicidio.

En el hecho, según este peritaje, habrían participado dos personas. Asimismo, el estudio dice que se halló en el cuerpo una droga llamada ketamina. La droga no había figurado en la autopsia inicial. Aún falta que entreguen su informe los peritos de la defensa del informático Diego Lagomarsino.

La postura de que Niman fue asesinado es apoyada por los peritos de la querella en representación de las hijas del fiscal, mientras que en disidencia se expresan los especialistas de Lagomarsino.

Nisman fue hallado muerto de un balazo en el baño del departamento en el que vivía en Puerto Madero el 18 de enero de 2015.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, consideró que los datos que trascendieron sobre el contenido del informe que Gendarmería elaboró sobre cómo murió el fiscal Nisman son un elemento “que nos va acercando a despejar la duda inicial” del caso, planteada entre las hipótesis del suicidio o de la intervención de “otras personas en el hecho”.

“Creo que es algo que nos va acercando a despejar la duda inicial que se había generado sobre si Nisman se había suicidado o habían intervenido otras personas en el hecho”, señaló Garavano al referirse al informe oficial realizado por peritos de la Gendarmería, cuyos resultados trascendieron en los últimos días en algunos medios periodísticos.

Los puntos salientes del informe de Gendarmería

  • El fiscal fue asesinado de un tiro en la cabeza, que se intentó ocultar modificando el escenario del crimen, para simular un presunto suicidio.
  • El crimen fue perpetrado por, al menos dos individuos, que lo asesinaron “a sangre fría” (sic).
  • Contradiciendo la imagen fotográfica forense que figura en la causa, la pericia de los gendarmes sostiene que el disparo fue hecho detrás de la oreja y en forma perpendicular, y no se apoyó el caño.
  • Nisman tenía un golpe en la pierna izquierda, otro en la cabeza y una “piña” en la nariz, lo que evidenciaría que fue reducido por sus atacantes antes de ultimarlo.
  • En el organismo de Nisman se hallaron restos de ketamina, una droga que en grandes cantidades se utiliza como un anestésico pero que aplicada en pequeñas dosis resulta un alucinógeno.
  • Luego de concretar su faena, los supuestos asesinos limpiaron todas las huellas y huyeron

Compartir noticia