OPINIÓN: López- Rojas ¿Polarización en el distrito de Necochea?

Por Miguel Abálsamo

Necochea es un distrito que en el año 73, cuando el peronismo con Juan Perón  de regreso a su patria luego de 18 años de exilio, triunfaba por escaso margen  el agrimensor don Edgardo Hugo Yelpo del Partido Intransigente.

Diez años después, luego del Proceso Militar, el advenimiento de la democracia vio erigir la figura del doctor peronista  Domingo Taraborelli, en un enorme corte de boleta ante el radical Omar Antonio de Napoli, mientras Raúl Alfonsín superaba el cincuenta en la Nación asumiendo la presidencia de los argentinos ante  Italo Luder (PJ) y el radicalismo quedándose con la poderosa gobernación de Buenos Aires, al ganarle el doctor Alejandro Armendariz al caudillo de Avellaneda, Herminio Iglesias.

A los dos años, mitad de mandato, “Coco” Taraborelli pierde en la elección de concejales, y dos más tarde es reelecto intendente de la ciudad.

Necochea es un distrito donde el corte de boletas y las circunstancias a veces menos analizadas han sido posible, en una larga lista de situaciones que serían imposibles y cansadoras describir en un artículo que requiere brevedad para no agobiar al lector.

Un distrito donde el radicalismo volvió al poder en el 2003 luego de 75 años con el pediatra Daniel Molina, y al cabo de dos periodos termino su figura siendo la menos convocante en votos de toda la historia del Centenario Partido.

Un distrito donde no llegó la “sintonía fina” del “kirchnerismo” cuando tuvimos al profesor Horacio Tellechea un pleno K de paladar negro, destituido en la mitad de su gestión.

Hace dos años se consagró el doctor Facundo López (Frente Renovador) por escasos votos ante el candidato de Cambiemos, doctor Pablo Aued, registrándose un corte de boleta a favor del primer (cerca de 13.000), que sorprendió hasta al más analistas de las realidades.

Hace una semana, con una imagen positiva que alcanza el cincuenta por ciento, un distrito en pleno mejoramiento al encontrado como herencia hace dos años, la lista del Intendente perdió ante  Cambiemos, en las PASO del doctor Arturo Rojas (Pro-Fe) y Gonzalo Diez (UCR) sumando  27.000 votos, algo que pocos presuponían y se materializo en las urnas.

El triunfo del doctor Rojas puede incluso achicarse algo más en el recuento final de votos en la semana que comienza, y según fuentes confiables la diferencia sería menor a los cien votos, en una elección realmente importante de ambos.

Si la cifra alcanzada por Rojas-Diez sumados en Cambiemos, 27.000 votos fue más de lo previsto, la del oficialismo (lista de Facundo López) fue un símil de las PASO de dos años atrás, que luego terminó catapultando al joven bioquímico al sillón de don Ángel I. Murga, producto de aquel histórico corte de boletas a su favor.

El distrito es muy particular.

Cuando la polarización a nível nacional, o al menos provincial alcanza claramente al Pro y Unidad Ciudadana de la doctora Cristina F. de Kirchner, esto se pone en duda aquí, sin dejar de lado la excelente elección de la segura concejala Andrea Cáceres del “cristinismo puro”, ganándole desde “La Campora”, a viejas historias “pejotistas” y sindicatos que mordieron el polvo de la derrota aún teniendo a su lado el clásico “aparato”, cada vez más débil ante una sociedad distinta.

El intendente, muy confiado en el corto plazo de octubre, llamó a su tropa y sus fiscales para bajar línea clara del accionar futuro.

Algunos deberán comprender cuando transitan primeros pasos de experiencia política, que ser funcionarios políticos de una gestión implica más que las horas en esos lugares, especialmente cuando hay elecciones a la vista y se requiere de mucha militancia, ser funcionario o delegados de distrito no es manejar la Gerencia de un Supermercado sino manejar instancias políticas, y según como las hagan los resultados suelen estar a la vista.

Existió una dicotomía entre el pensamiento ciudadano sobre un distrito que esta mejor en todos los índices que se evalúen, y el votante, como también es realidad palpable que las PASO de Cambiemos y Unidad Ciudadana acapararon la atención generalizada, especialmente la primera, eclipsando aquellas listas que no tenían resolución interna, algo que puede variar cuando se jueguen los noventa minutos que faltan para completar el partido de 180 que tuvo su primera parte la semana anterior.

Estamos ante un hecho como suele suceder en nuestras elecciones “caseras”, la posibilidad de una doble polarización, la de Cambiemos-Unidad Ciudadana a nivel provincial y nacional y un mano a mano del actual intendente doctor Facundo López y el titular del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Arturo Rojas, ambos se cargarán la campaña al hombro, tal vez jugando un partido decisivo que puede terminar en el 19, o quizás en la misma noche del domingo 22 de octubre.

Facundo López-Arturo Rojas. Dos a la escena grande en una obra donde se mueven otros actores

Facundo López saldrá a la cancha como acostumbra, a jugar fuerte, decirle a la población que necesita el voto para su lista, hablando con otros sectores políticos, sumando para octubre y polarizando con el otro gran actor , Arturo Rojas.

Cercanos al intendente aseguran que la victoria de Rojas tan ajustada sobre Diez favorece chances para la “lista del Intendente”, porque en ese voto a Diez se conjugan sectores radicales e independientes de la ciudad, que adhieren al proyecto “macrista-vidalista”, pero no tienen extrema pasión localista.

Cercanos al candidato Rojas toman precauciones para que no se repita la fotocopia y experiencia frustrante de hace dos años, donde la matemática política no resultó dos más dos cuatro.

Rojas hizo una elección brillante con más de trece mil votos, superando expectativas y la propia del Partido Fe, con “Momo” vivo, hace 24 meses. No es un dato menor.

Algo queda claro en el horizonte.

Hay votos cautivos que difícilmente cambian de aquí a las PASO, tanto en la lista del Intendente como en la de Arturo Rojas, no es necesario ser un analista extremo para suponer que la mayor incógnita estará dada en miles de votantes de Cambiemos, en un cóctel que tiene peronistas, radicales, Pro de la primera hora en la figura del doctor Gabriel Mariscal, quien jugó la última semana muy fuerte con Gonzalo Diez, y que en días más volverán a sentarse en asamblea para determinar caminos a seguir en lo que se refiere estrictamente al orden local. Todos los caminos conducen a dos nombres y apellidos, Facundo López- Arturo Rojas.

Mucho depende como quede incluido la Unión Cívica Radical en esta historia, todo indica que el cuarto lugar sería para la joven radical Maizzani y relegado Diez al octavo en la tira de concejales, aunque apelarían legalmente con la intención de ubicar a Gonzalo en el tercer lugar desplazando a quien legítimamente ocupa ese lugar por el Pro de Martín Domínguez Yelpo, el abogado peronista Alejandro Issin.

No será nada fácil cerrar acuerdos, y mucho menos tocar candidatos elegidos por el voto popular, como no es explicarle al radicalismo que después de semejante elección casi no queda nada  y a la hora de ir a las urnas miles de correligionarios tendrán sólo para elegir peronistas cuando vayan con la intención de votar, Rojas (Cambiemos), Cáceres (K-Cristinista), Lescano (Partido Justicialista) o la izquierda encarnada por Mónica Conessa , sin olvidar Valores para Mi País (otro ex K como Pablo Nosek), y el candidato oficialista doctor Diego López Rodríguez.

Polarizar es dividir a la sociedad, creo que la elección de octubre va camino a eso, Facundo López y Arturo Rojas por cada lado, con aliados que vendrán y otros que se irán.

“Los Amigos del Momo”

En el medio de los dos grandes actores de la polarización local, aparecen “Los Amigos del Momo”.

No hay que tomarlo simplemente como un recuerdo vigente al amigo que no esta, ni una nostalgia ,que a veces es transitar las mismas huellas o retomar otras, el nacimiento de “los amigos del Momo”, caso concreto la organización de este domingo de la gran Fiesta del Niño en avenida 58 y 45, puede significar mucho más que eso, tal vez el nacimiento de algo que trascienda una fiesta o un recuerdo, los “Amigos del Momo” (Luis Andino, Luisito Ale y muchos…) no creo estén solamente dispuestos a reunirse de vez en cuando la vida, los creo decididos, especialmente cuando hablan del amigo Gerónimo Venegas, con la audacia y decisión de participar en otras empresas grandes de nuestra vida social, gremial y política del distrito.

La pregunta es… ¿”Los Amigos del Momo tendrán alguna definición sobre el momento político en el distrito de Necochea, o se unirán para apoyar las necesidades sociales sin intervenir en el corto plazo con afirmaciones o posturas que por ser quienes son y a quien representan nunca pasarán inadvertidas?

Cada sector tendrá una relevancia significativa de cara a octubre cuando se juegue realmente la elección definitiva.

Pro-fe en la figura de Rojas tratar de manejarse en el fino equilibrio con el radicalismo sabiendo que una deserción de ese votante acarrearía problemas a la hora de las urnas.

La UCR. no puede ser convidada de piedra en esta elección  de Cambiemos, cuando han terminado en un empate técnico que sin embargo los deja relegado de figuración ciudadana.

Todos saben que nada se arregla solamente en una mesa de dirigentes, hay que bajar a la realidad de la gente.

La lista del Intendente deberá trabajar con más acción, los funcionarios son políticos y pertenecen a un proyecto, no son libre pensadores, y los delegados del interior  deberán replantearse seriamente cada accionar, donde han sido superados por estructuras menores en sus propias localidades, sumados a un trabajo barrial que debería ser más intensivo, donde todos transpiren la camiseta y no sólo el conductor.

Hay que seguir muy de cerca los otros actores.

El Pro de Mariscal y su postura, “Los Amigos del Momo” y sus movimientos, sectores diversos de la sociedad y aquellos partidos chicos que no obtuvieron representatividad pero en conjunto suman votos que pueden hacer ganar o perder un concejal.

Detalle importante, 28.000 personas no concurrieron a votar por una u otra circunstancia.

A esos hay que hablarles, proyectarles la idea, seducirlos a la participación.

Las PASO marcan un camino, son indicios, se pueden reafirmar o no, en un distrito que podríamos tildarlo de “inefable”, donde la polarización López-Rojas parece comenzar a centrarse en la escena mayor-

En una elección donde comienzan a surgir y jugar otros protagonistas, y no serán menores.

Compartir noticia