EEUU: Huracán causa al menos 5 muertos

Al menos cinco personas murieron como consecuencia del paso del huracán Harvey, convertido en tormenta tropical, que con sus torrenciales lluvias inundó a Texas y obligó a la población a huir con niños y animales en brazos por las calles convertidas en ríos.

Ciudades metropolitanas como Houston y pequeños pueblos se vieron sumergidos bajo el agua, mientras socorristas en botes inflables y helicópteros intentaban poner a salvo a los cientos de habitantes, muchos de los cuales, además de huir como podían, se subían a los techos de sus viviendas, sacudiendo banderas o sábanas con la esperanza de ser ayudados, informó hoy la prensa local.

Las dramáticas imágenes de la inundación son transmitidas por los canales de televisión estadounidense del sur de Texas, donde el huracán Harvey, después de ser degradado a una tormenta tropical, sigue azotando con sus lluvias torrenciales causando víctimas mortales.

Un “evento sin precedentes”, cuyos efectos “son desconocidos y van más allá de cualquier cosa experimentada”, escribió el servicio meteorológico federal, según el cual las lluvias durarán varios días y podrían llegar a los 127 centímetros en algunos lugares, el nivel más alto nunca antes registrado en Texas.

“Una inundación que ocurre cada 500 años”, resaltó en su cuenta de Twitter el presidente estadounidense, Donald Trump, citando a los mejores expertos y alardeando de la respuesta suministrada por su administración en Texas, donde anunció querer ir apenas sea posible hacerlo sin crear inconvenientes.

“Está sucediendo todo aquello que hemos previsto pero que esperábamos que no sucediese”, explicó Dennis Feltgen, portavoz del centro de previsiones de huracanes. “Tenemos inundaciones catastróficas y peligrosas para la vida en el sur de Texas, comprendida el área metropolitana de Houston. Las cosas van mal e irán peor aún”, profetizó.

Ahora el desafío es para los socorristas, desplazándose zona por zona (muchas inaccesibles) y respondiendo a los numerosos pedidos de las personas que se encuentran atrapadas.

En la era social se multiplican incluso las apelaciones a través de Twitter y otras redes sociales, con los autores de los post que dejan dirección y número de celular, e incluso a veces publican también fotos de sus hijos.

La agencia federal para la administración de las emergencias (Protección civil) prevé quedarse en Texas “por un par de años” después del paso devastador de Harvey, para ayudar a una reconstrucción que será facilitada financieramente por el estado de calamidad ya declarada por Trump.

Es aún demasiado pronto para cuantificar los daños, pero las estimaciones van desde los 20 a los 40.000 millones de dólares.

Para suministrar ayudas se movilizó también Apple, que está recogiendo donaciones a través de iTunes para la Cruz Roja.

El mayor número de personas afectadas por el aluvión está en Houston, que con sus 5,6 millones de residentes es la más grande ciudad de Texas y la cuarta de Estados Unidos.

Aquí no faltan las polémicas por la falta de evacuación, pero el alcalde de la metrópoli, ahora completamente paralizada (cerrados los dos aeropuertos, un hospital evacuado), replicó que una decisión de este tipo empeoraría las cosas. (ANSA).

Compartir noticia