OPINIÓN: Unidos pero divididos

Por Miguel Abálsamo

La señora gobernadora del primer estado argentino desembarcaba en la mejor playa  en la soleada tarde sabatina y un marco heterogéneo  la recibía.

Peronista de “Fe”, “proistas” de Martín Domínguez Yelpo y correligionarios de Gonzalo Diez dieron el presente llenos de sonrisas y gestos de sana amistad que seguramente hubieran llenado más de un Piso de Deportes en el Día del Amigo, situación repetida horas antes en un café céntrico cuando la llegada de la candidata a diputada nacional, otras de las abanderadas de las denuncias nacionales, Graciela Ocaña, ex funcionaria “kirchnerista”, ex independiente rayando la antipolítica, ex acusadora de sindicalistas, si son peronistas mejor.

El señor intendente municipal doctor Facundo López, a bordo de su moto no faltó a la cita, dejando dos hechos marcados, primero, anteponer cualquier partido político, a pesar de las elecciones a la vista, poniendo en lo más alto del podio el distrito, y segundo una nota simpática en la modernidad de los nuevos tiempos, un encuentro desacartonado, sin sobre actuaciones, estrictamente protocolar y afectuosidad de dos dirigentes, la gobernadora y el intendente, que mantienen un diálogo serio por sobre las diferencias, y que juntos posibilitan obras como en Quequén (avenida 554) y la diez en pleno desarrollo de la villa balnearia, además de una ruta 88  prometida y cumplida por la uno de la provincia de Buenos Aires ( la gran  olvidada del peor gobernador que recuerda la historia necochense, don Daniel Osvaldo Scioli, hoy tristemente guardado en el cajón de un vergonzoso quinto lugar en diputados nacionales).

María Eugenia en casa de Gabriela Góngora

María Eugenia Vidal en ocasión de su última visita, camping de la UATRE ( Gerónimo Venegas presente), había terminado de inclinar la balanza interna a favor del entonces candidato a intendente, Doctor Pablo Aued, desairando  a un puro Pro por cruza en ese momento, Leonardo Ruggiero, resultó segundo y al tercero Gonzalo Diez  del radicalismo. Ese desembarco de Vidal definió las PASO del 2015.

A nadie escapa, por más sonrisas y apretones de manos existentes, algunos reales, otros fingidos, entre Fe-Pro, doctor Arturo Rojas cabeza de lista, y la UCR. Gonzalo Diez, que el lugar elegido por la gobernadora era jugar de local para los primeros.

Ella estuvo en Proyección Quequenense, visitando esa maravillosa obra que alguna vez arrancó en la idea de Gastón Guarracino, motorizada por la actual concejal y candidata a segundo lugar en la lista de Arturo, la Quequenense  “Gaby “Góngora.

A nadie escapa tampoco que por más miradas simpáticas y frases agradables en las PASO juegan muchos sus futuros políticos, y la conducción de Cambiemos de aquí al 19 cuando se ponga toda la carne al asador presidencial y gobernación.

El radicalismo busca su protagonismo convocando a todo el arco radical, sabiendo el significado de la hora presente, para muchos el concepto es… “ahora… o nunca”.

Mientras otros esperan el mañana para cobrar cuentas que vienen desde la asamblea de Gualeguaychu, impulsados por el diputado Ricardo Alfonsin, algunos intendentes y ya no pocos afiliados, pensando en un radicalismo que no baje banderas y sea mucho más protagonista que el actual donde en muchos lugares son convidados de piedra en la estructura Pro (ver listas de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, por ejemplo).

Algunas voces radicales bajaron a la realidad necochense dejando oír por lo bajo… “seguimos en la misma, hoy la gobernadora nos visito a todos, pero más a Pro-Fe… esta es la verdad”.

Para un ciudadano común fue la llegada de la gobernadora, para hilar fino en el análisis el hecho a remarcar es que repartió abrazos para todos pero un guiño particular para el actual titular del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén.

El sábado necochense encontró dos hechos relevantes, en lo político la llegada de María Eugenia Vidal, en lo turístico, todo lo que se desarrolla en la playa con el Enduro Pale, con una ciudad que se encuentra con mucha gente de la región y el país, en un “finde” que beneficia al comercio en general.

¿Cristinismo ante pejotismo en las PASO de Unión Ciudadana?

Otros que están unidos en el paraguas del mismo proyecto que gobernó la Argentina doce años, tienen sus marcadas divisiones.

Si Cristina mide lo que indican las encuestas en el distrito de Necochea, Unión Ciudadana (ex Frente para la Victoria) podría tener la posibilidad de dos concejales a asumir luego de las elecciones de octubre, con la salvedad que primero hay una interna que sortear.

En la misma juegan su “excesivo cristinismo”, dos listas, la dueña de la lapicera y de la voluntad de la ex presidenta “La Campora”, en la figura de Andrea Cáceres, y la de boleta corta (sin Cris en la tira), el abogado Luis Giampaoli.

Ambas interpretan la sintonía fina del “kirchnerismo”, sin fisuras o dudas, con todo lo que supone ante la sociedad, las buenas y las malas, adhesiones y rechazos, y con intentos de renovación ante la sociedad.

La tercera en discordia, tiene más rasgos “pejotistas”, con lo tradicional en sus discursos y accionar, menos aportes jóvenes, muchas caras experimentadas , Juan Carlos De Francisco, José Luis Vidal, Carlos Samprón, Luis Gargiulo, sindicatos de viejas épocas ,con la ex funcionaria del gobierno interino de Vidal, la señora Silvia Jensen, quienes todavía no alcanzan a consolidar sus mensajes, queriendo mostrarse como “kirchneristas” pero a su vez arrastrados por los pasados “pejotistas”, siendo el resultado una confusión, a diferencia de Cáceres o Giampaoli ,a quien la sociedad identifica con mayor claridad en sus proyectos.

Las estrategias de las listas se medirán finalmente por el resultado de las urnas.

Decía un viejo conocedor de estas cuestiones…”la gente que vota el proyecto lo ve más cercano en las figuras de Andrea o Giampaoli, me parece que el “pejotismo” de Jensen es un discurso  general pero poco convincente para una interna que jugamos entre los que pensamos igual”.

Echavez- Calcabrini-Lescano. ¿Quien se queda con la marca PJ?

A los políticos tradicionales, licenciado Ricardo Calcabrini y Luciano Lescano ambos “randazzistas”, les salió a la cancha un competidor difícil de marcar en el área, el joven transportista Pablo Echavez de Quequén.

La interna del PJ es un interrogante.

No es el partido de otrora que convocaba multitudes y una sigla ganadora, hoy es minoría en el distrito, quiere comenzar a organizarse y tiene en provincia de Buenos Aires el duelo Florencio Randazzo- Fernando Burlando, con un necochense en la lista de diputados nacionales del segundo, Alejandro Pascual en cuarto lugar.

Si la historia se situará hace muchos años no habría duda en afirmar que los caminos recorridos por el actual edil Calcabrini y el ex concejal Lescano estarían despejados ante la nueva aparición de Pablo Echavez, sin embargo los nuevos tiempos abren un compás diferente, y  un final abierto en las PASO.

Echavez y su lista fueron los más convocantes en el lanzamiento en Defensores de Quequén, esto es simplemente una suma matemática como aporte de campaña, simplemente.

Calcabrini y Lescano saben que juegan mucho de su capital político y futuro en esta elección, que puede ganarse no con muchos votos, ergo: final abierto para algo importante, ser el primer candidato a concejal por el Partido Justicialista en octubre cuando el panorama sea más claro para el ciudadano al quedar la mitad de las listas que se presentan en las PASO de agosto.

El grupo que resulte ganador se quedará con el sello PJ seguramente con el lugar partidario en esquina de 61y 70 hoy abandonado por parte de las autoridades justicialistas que decidieron hacer rancho por fuera del movimiento parido por Juan Perón.

Tres sectores tienen PASO en el distrito, Cambiemos, Unidad Ciudadana y Partido Justicialista, sin embargo todos juegan algo importante, el oficialismo conducido por el intendente doctor Facundo López ser el más votado ( aprovechara divisiones de otros), intentando marcar una tendencia para octubre, otros superar la barrera del uno y medio por ciento de los votos emitidos para clasificar a otra instancia.

Sin embargo la votación de las PASO no es algo invariable, tal vez una muestra de lo que puede ser, pero tampoco no algo definitivo.

Compartir noticia