OPINIÓN: La doctora edil con Julián Domínguez abrió otra grieta

Por Miguel Abálsamo.

La tapa de la importante revista bonaerense LA TECLA, a todo color, con sonrisa de dientes blanquecinos y felicidad embelesada de la concejal del Frente para la Victoria, doctora María Eugenia Ruiz volvió a encender hogueras de vanidades en los diferentes sectores “K”, pase de facturas y palabras subidas de tono.

La cita fue en Mar del Plata el pasado fin de semana, el encuentro provincial congrego diversas figuras peronistas que andan buscando destinos en este año eleccionario.

No estuvo presente el “vasco” ingeniero Mario Goicoechea, quien se disculpo por no poder asistir, pero envió de su organización a la edil ex “massista” de aquellos tiempos de los noventa, doctora María Eugenia Ruiz, componente del Frente para la Victoria, aunque con cierto disimulo en sus posturas, como diría una “K” pura… “María Eugenia es un poco nada más”.

Hasta aquí todo normal, una presencia necochense, sumada a otras, ejemplo, el ex intendente profesor Horacio Tellechea.

Toda la tormenta se desató con fuerza cuando apareció la última edición de la revista “La Tecla”, que conduce el dirigente peronista de la quinta sección electoral, doctor Mauro Baudry tapa color sonrientes, tostados caribeños, apretaditos para no quedar fuera de la fotito  que sirve para “aparatear” cuando se vuelve a casa, centro de escena el aspirante a diputado nacional, el mismo que ya definió  a Cristina como “el pasado..”, Julián Domínguez y pegadita como marcador central ante el delantero a la espera del último centro de la tarde, la doctora María Eugenia Ruiz.

El pobre ingeniero Mario Goycoechea ya no da más de parar pelotazos de inexperimentadas dirigentes (ver versión Silvia Jensen, quien aclaro para oscurecer luego de darse a conocer sus reuniones con el “Vasco” para armar los dos primeros lugares de una eventual lista de concejales), y se encuentra al momento en la puerta del vestuario del bloque del Frente para la Victoria esperando ser Secretaría Parlamentaria, mientras quien tiene que dar el paso a su nombramiento, presidente del HCD doctor Pablo Aued sigue haciendo mutis por el foro.

Estallaron varios.

Ana Asa, bloque unipersonal pidió explicaciones, Camilo Vidal y Ana Cáceres algo más que explicaciones, y los sectores diversos no se comen esa galletita de respuesta ingenua… “la verdad, no me di cuenta”.

“Esto recién comienza, queremos respuestas claras y si no es suficiente un comunicado a los medios aclarando lo que pasó”, dice un veterano dirigente “pejotista”, que de esto sabe “lunga”.

Es que dentro de todo el Frente para la Victoria hay muchas posturas pero una definida, que la conductora es la ex presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner.

Julián Domínguez es precisamente uno de los que reniega de esa conducción, ha manifestado claramente que la enfrentaría en unas PASO y que la ex ya esta de vuelta y el peronismo necesita una renovación.

En el medio de la escena vuelve a quedar el doctor Jorge Martínez, el otro del FPV compañero de bancada de la doctora Ruiz, con quien ya mantuvo días atrás un entredicho que termino a los gritos cuando la primera dejó sin trabajo a gente que se desempeñaba en el área de prensa y con mucha efectividad.

La situación en el Frente para la Victoria es cada vez más tensa, sucede por la falta real de conducción, o porque todavía no se ha designado a quien, o quienes tendrán la tarea de terminar con esta anarquía, dobles discursos y como Don Antón Pirulero, cada uno atendiendo su juego.

De aquí al cierre de listas, con aspiraciones de muchos para escasos lugares estas escenas se pueden volver a repetir.

Salvo… que llegue la conducción.

Compartir noticia