OPINIÓN: El radicalismo necochense en un desafío a todo o nada

Por Miguel Abálsamo

Agarra el plato y tiralo al suelo.

-Listo.

¿Se rompió?

-Si.

Ahora deci… me equivoque.

-Me equivoque.

¿Volverá a estar como antes?

-No.

¿Entendiste…?

La Unión Cívica Radical de Necochea esta decidida, al menos su conducción, de presentar lista propia en las PASO (Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias), que definirá los nuevos concejales del sector.

Tirar el plato, tal vez se rompa y no tenga arreglo, y después será difícil decir…”me equivoque”.

Enfrente de una interna nada menos que el Partido Fe, con su creador nacional, Geronimo Venegas, que esta pasando su mejor momento junto al presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, un momento que siempre tuvo, apareciendo como imprescindible en el armado de Cambiemos, en un presente complicado para el gobierno nacional.

La presencia de Venegas es de “mesa chica”, de círculo de decisiones, con lo que representa un dirigente sindical de ortodoxia peronista en instancias actuales para Nación y provincia.

“Momo” no sólo tiene la lapicera para armar la lista, como se dice vulgarmente, sino el control prácticamente total del distrito, que para él es una pequeña porción ante la magnitud de su poder actual.

Ciertamente, aunque sea un concepto radical… “la casa de Venegas en sus pagos esta en orden”.

Los radicales andan con el puño cerrado con bravuconadas de barrio, aunque interiormente saben  del estado de debilidad, y deberían recordar que con el puño cerrado no se puede dar un apretón de manos.

En el Comité decidieron una jugada riesgosa, romper el plato y después pensar en algún arrepentimiento.

Tampoco les queda mucho camino.

Esperar una negociación con el “veneguismo” que le abra  lugar a salir en la lista de concejales, con el objetivo de seguir manteniendo lo poco que tienen en vidriera, un concejal (hoy en la figura casi decorativa del doctor Alberto Esnaola, muchas veces funcional al Partido Fe).

Es muy poco, casi nada.

Puede ser mucho, si finalmente van a internas y no alcanzan la minoría.

Finalmente, yendo con Venegas ahora en unidad, o ir después con las minorías conseguidas, el resultado de campaña general será el mismo, furgón de cola del Partido Fe.

En política los arrepentidos no existen, cuando se conduce se acierta o se equivoca, así de frío es el resultado.

La UCR esta aislada, no tiene el valor de “correligionarios” de otros distritos, algunos que gobiernan, y no tienen enfrente la presencia de Venegas en la intensidad que tienen aquí, otra valorización ante la sociedad y el apoyo de dirigentes de Cambiemos, algo que aquí no pasa, puesto que nadie de peso nacional o provincial querría discutir con Venegas por una lista en su ciudad, un concejal más o menos.

El estado de inestabilidad y anemia del radicalismo local es evidente, y para colmo, aunque se rompa y no se doble, como predicaba Leandro Alem, el edificio radical no tiene una sólida edificación.

Teniendo ya la decisión de “ir solos a las PASO ante el Partido Fe y el PRO”, les queda el segundo camino, la elección de sus candidatos.

Sería en el Comité “Emiliano Abasolo”, abierto a todos los afiliados, pizarrón en mano, anotarse los que ambicionan ser candidatos a concejales, ejercer la democracia interna y definir la lista.

¿Posibles aspirantes?

La actual titular del Comité, contadora Carola Bertoldi, el representante de la Juventud y actual Secretario General, el joven abogado con proyección de futuro y renovación, Damian Unibaso, los ex ediles Gonzalo Diez y Alfredo Maldonado, el ex Delegado de Quequén, doctor Bernardo Amílcar, el siempre presente Roberto Glenn, los militantes sociales Carlos Díaz (en su vuelta luego de alejarse y militar junto al doctor Gastón Guarracino algunos años) y Jorge Cobían, mientras un sector apunta a la presencia de la actual vicepresidenta Silvia Sadaha, en el segundo del Sindicato de Bancarios, Mario Anchorena (destacada conducción por dos años al frente del Comité), y aunque diga “no”, alguien que nunca quiere quedarse afuera de la vida y vivir de la política, doctor Alberto Esnaola.

Todos a exponerse ante el afiliado.

Saben que la única bala en el revolver la tendrá el primero, en caso de minoría acceder a la lista del “veneguismo” con posibilidades de llegar al legislativo, para terminar haciendo seguramente un bloque aparte.

¿Y el PRO….?

La UCR ha ido muy lejos en sus análisis.

“El ochenta por ciento del cuerpo deliberativo es de idea peronista”, suelen decir  intra muros, con algo de exageración.

El radicalismo hará una campaña anti-peronista, que a muchos no les cuesta demasiado, otro disimulan y sólo unos pocos interpretan  la importancia que reviste cuantitativamente en el distrito el movimiento parido por Perón y su pueblo.

Es tan achicado el panorama que suman a la misma bolsa peronista a ediles como Ernesto Mancino o Marcela Fernández Palma, el primero alejado de ese concepto y la segunda seguidora de su jefa espiritual y destructora de cualquier edificación, Elisa Carrio.

El mensaje va dirigido al Pro

Diputado provincial, sindicalista de UTA (Unión Tranviarios Automotores) y peronista, Martín Domínguez Yelpo y su grupo, y al Pro paladar negro, doctor Gabriel Mariscal y los suyos.

Error.

Lo único que harán es que el Pro termine sumando junto al Partido Fe, fortaleciendo más esa estructura que deberán enfrentar en poco tiempo.

La política es el arte de lo posible, también es seducir, sumar voluntades, dividir el opositor, recordar a Nicolás Maquiavelo… “los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia de sus actos, porque todos pueden ver, pero muy pocos comprender lo que ven”.

La UCR quiere mantener su identidad, cantar truco con 25, correr con la vaina, a dirigentes que cantan truco con más puntos, en la vaina tienen cuchillo y saben barajar aun en algunas cegueras.

¿Habrá una tercera lista en las PASO de Cambiemos?

Esto aspira el radicalismo para tener una posibilidad de alcanzar la minoría, que el PRO arme una tercera opción entre el Partido Fe y la UCR.

Olvidan que Martín Domínguez Yelpo tiene dos años de mandato como diputado, no demasiado apuro, mide sus tiempos y pueden haberle abierto la puerta para colocar su propio concejal en la lista “veneguista”, ergo, la ley del mínimo esfuerzo.

Otro detalle,  Venegas puede ser candidato a diputado nacional, e incluso colocar un hombre (o una dama) en la lista de senadores de la quinta sección electoral, lo que equivale decir, más poder, y su presencia convocante en boletas que también deberán sumar los radicales cuando jueguen las internas en las PASO.

Lo importante para Fe sería que el radicalismo colocará un concejal con chances de salir en la lista de la general, porque esto supondrá que deberán militar mucho más que lo hicieron en la última campaña cuando el doctor Pablo Aued estuvo a poco de obtener la intendencia.

Tampoco cuando decimos radicalismo podemos comprender a todos, están los que se autodenominan “progres”, renegadores de la alianza con Macri-Venegas, los que esperarán cómodamente en sus casas mejores tiempos ideológicos, los que están en el oficialismo municipales junto al Intendente, doctor Facundo López, los que son especialistas en corte de boletas históricos, los que hacen de la interna una fragmentación eterna y los que tienen una mirada mucho más amplia. Hay de todos.

Es indudable que se disponen a una jugada riesgosa.

Una elección digna (minoría) salva la ropa.

Una elección de tsunami (ni siquiera minoría) quema la ropa.

Quedarse sin concejales los deja sin ropas.

Casi desnudos, en un partido que fue gobierno (2003-2011), y hoy esta a punto de quedarse sin concejales.

Compartir noticia

Deja un comentario