SALUD: Manganeso vital para la salud

“El manganeso es un oligoelemento esencial para el correcto funcionamiento de todos los seres vivos. Se le considera un “mineral traza” ya que el cuerpo humano lo requiere en pequeñas cantidades, de hecho, la dosis máxima diaria está en 20 mg.”

Datos básicos

En general es fundamental para los seres humanos consumir alimentos que contengan manganeso, que una vez dentro del cuerpo se concentra principalmente en el hígado, el páncreas, los riñones y los huesos.

Tanto el exceso como la falta de este mineral, pueden resultar perjudiciales para la salud. La deficiencia de manganeso puede causar dolores en las articulaciones, mala salud de los huesos y problemas de fertilidad.

Los estudios han demostrado que cada persona necesita tomar diariamente unos 12 mg de manganeso para gozar de una salud óptima.

Este oligoelemento se encuentra en cantidades variables en diferentes tipos de alimentos como: alubias blancas, piñones, germen de trigo, salvado, nueces, mejillones, ostras, almendras, coco, fresas, maíz, pistachos, calabaza, semillas de lino, semillas de sésamo, espinacas, soja, plátanos, castañas y semillas de girasol. Beneficios para la salud del manganeso

Fortalece los huesos

El manganeso es vital para el desarrollo normal de la estructura ósea humana. Ayuda a aumentar la densidad mineral de la columna vertebral y ha demostrado ser beneficioso para las mujeres posmenopáusicas.

La deficiencia de manganeso en las mujeres mayores puede incidir en el riesgo de sufrir fracturas menores. La investigación estableció una evidencia concreta de que este mineral puede ayudar a prevenir la osteoporosis y muchas otras enfermedades óseas.

Elimina radicales libres

El manganeso tiene propiedades antioxidantes, que le ayudan a monitorear y controlar la actividad de los radicales libres en nuestro cuerpo, capaces de dañar las células humanas y conducir al cáncer y/o a otro tipo de enfermedades ocasionadas por la degeneración celular.

Controla los niveles de azúcar

Al ser uno de los elementos que son vitales para normalizar tanto la síntesis como la cantidad de insulina que se aporta a la sangre, su presencia resulta fundamental para evitar la diabetes o si la enfermedad está presente, para reducir los riesgos de sufrir “picos de azúcar”.

Trata la epilepsia

La epilepsia es un trastorno problemático que puede desencadenarse cuando existen deficiencias importantes de manganeso, ya que este oligoelemento puede actuar como un vasodilatador y juega un papel clave en el tratamiento de las convulsiones, debido a sus cualidades antiepilépticas.

Controla el metabolismo

La regulación del metabolismo de nuestro cuerpo es una función esencial del manganeso. Las enzimas activadas por dicho oligoelemento son útiles para metabolizar el colesterol, los aminoácidos, los carbohidratos y varias vitaminas como la E y la B1.

También resulta de gran ayuda para el buen funcionamiento del hígado, interviene activamente en el metabolismo de la glutamina (un aminoácido imprescindible) y es uno de los componentes integrales del ADN polimerasa.

Tratamiento de inflamaciones articulares

Gracias a sus propiedades antioxidantes, el manganeso interviene en la cura de los esguinces y combate la inflamación aumentando el nivel de superóxido dismutasa, un elemento cuya carencia se ha comprobado en casos de artritis. La SOD puede aliviar y reducir los síntomas de la condición inflamatoria.

Previene la Osteoporosis

Tanto la osteoporosis como la osteoartritis se tratan y previenen con manganeso, ya que este mineral es esencial para aumentar la densidad ósea y mineral. Sin embargo, se necesita más investigación para entender su impacto específico en la salud ósea.

Tiroides

En general se piensa en el Yodo como el elemento más importante para la tiroides, pero el manganeso es también vital para el buen desempeño de esta glándula, ya que es un cofactor esencial para la fabricación de varias enzimas, como la tiroxina.

Es importante mantener el funcionamiento adecuado de la glándula tiroides para evitar problemas de salud. Esto puede ser útil para mantener el nivel de apetito adecuado, normalizar el metabolismo, el peso y la eficiencia del sistema orgánico.

Salud cerebral

Es uno de los minerales más empleados para varios tratamientos de trastornos nerviosos, dado que la superóxido dismutasa, también limpia los radicales libres de las vías nerviosas.

El manganeso también se une con los neurotransmisores, regulando así el pasaje de los impulsos eléctricos a través del cuerpo y potenciando la función cognitiva. Aumenta la Eficiencia Energética y Funcional

El manganeso también puede proporcionar una buena dosis de energía y garantizar el funcionamiento adecuado del cuerpo, puesto que regula el metabolismo de la glucosa, asegurando así la distribución adecuada de la energía en cada célula del cuerpo.

También logra que la absorción de glucosa en los músculos y órganos sea la idónea.

Precauciones

Como sucede con la mayoría de los elementos, es necesario controlar la cantidad que se consume, ya que los excesos pueden resultar muy dañinos, de hecho, una sobredosis de manganeso podría resultar fatal y su inhalación (está presente en insecticidas, combustibles y pinturas) puede producir graves consecuencias.

Las personas con trastornos hepáticos y anemia ferropénica deben evitar el consumo de magnesio, ya que se podría producir una bioacumulacion (el cuerpo tiende a absorber demasiado) y provocar enfermedades de diversa índole. Fuente: medio ambiente

Compartir noticia