Por Horacio Castelli

Fútbol gratis. Fútbol pago. Una discusión sobre la cuál muchos se desgarran las vestiduras como si fuera algo de vida o muerte, y aunque es una pasión popular, le interesa a un sector de la sociedad.

Fútbol para todos siempre me pareció una actitud demagógica… y el entregar totalmente las transmisiones a las empresas privadas me parece un gran negociado.

Ni unos, ni otros, son  inocentes al tomar las medidas respectivas alrededor del deporte más popular del país, que hoy por hoy, está afuera del Mundial de Rusia 2018.

A partir de las transmisiones televisivas del fútbol profesional los campeonatos amateur o semi profesionales de cada liga del interior, dejaron de tener la asistencia histórica de hinchas.

Los negociados alrededor del fútbol se acrecientan cada año, perdiendo el significado de la competencia entre distintos clubes que representan pasiones, en algunos casos centenarios, buscando la gloria del triunfo.

La figura de los barras, ha sido utilizada por delincuentes comunes que se amparan detrás de una supuesta lógica de pertenencia, cuando en realidad la mayoría no tienen amor por los colores que dicen defender y aprovechan las debilidades de los dirigentes para realizar sus negociados.

El fútbol en ningún caso es gratuito, si puede ser parte de grandes negociados que manejen grandes corporaciones, pero está en la inteligencia del hincha en no seguirles el juego.

El mejor fútbol argentino siempre nació en los potreros y no en la promoción publicitaria de algún atleta con capacidades supuestamente especiales y que cuenta con el apoyo de los grandes medios y de paso de importantes marcas comerciales.

De acuerdo a los nombres que hoy integran la selección nacional deberíamos estar clasificados al mundial de Rusia hace al menos dos fechas atrás y con resto suficiente para ganar de taquito en el 2018.

Nuestros jugadores tienen mucha calidad para tirar cañitos con botellas de bebidas energizantes… lucir los mejores botines con colores de moda… subirse a los autos más potentes y modernos… pero al momento de enfrentarse a la verdad de jugar al fútbol y poner lo que hay que poner la cosa se complica.

El Fútbol Para Todos, no es un tema de vida o muerte. Subirse a él como la pérdida de un derecho? ganado es muy demagógico.

Mentir diciendo que si no se gasta en Fútbol Para Todos se pueden construir escuelas, jardines u hospitales es peligroso y desleal.

El fútbol que debemos apoyar cada hincha es el que juegan nuestro hijos, hermanos, primos, padres, madres, hijas, hermanas, primas, novios y novias en la Liga de nuestra ciudad.

Lo demás es puro folklore que sirve para llenar los bolsillos de muchos delincuentes que se presentan como dirigentes, barras o representantes.

El amor por una camiseta, un color o una historia se lleva en el corazón y no en el bolsillo.

¿Qué deseos podemos tener los hinchas de un club si cada 6 meses se van jugadores y el único que sabemos que tiene un mismo club en el Poroto Cubero. El resto… Una gran mentira. Por eso muchachos. El verdadero fútbol lo tenemos a la vuelta de casa.

https://i1.wp.com/ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/01/futbol-para-todos.jpg?fit=500%2C300https://i1.wp.com/ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/01/futbol-para-todos.jpg?resize=200%2C150ahorainfo.com.arCastelliLocalesOpiniónCastelli,OpiniónPor Horacio Castelli Fútbol gratis. Fútbol pago. Una discusión sobre la cuál muchos se desgarran las vestiduras como si fuera algo de vida o muerte, y aunque es una pasión popular, le interesa a un sector de la sociedad. Fútbol para todos siempre me pareció una actitud demagógica… y el entregar...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...