EDITORIAL: Fin de la Ley de Medios. Comienza el verdadero relato único… de las corporaciones

Por Horacio Castelli

Quienes creen que el Congreso eliminó una Ley K, están muy equivocados y los comunicadores sociales sabemos eso, incluso aquellos que trabajan en los grupos periodísticos hegemónicos.

La “Ley de Medios” nació hace muchos años y fue desvirtuada por una necesidad política de un gobierno de turno y ahora fue desechada por otro gobierno de turno como pago por los favores recibidos durante la campaña electoral.

Nunca fue una cuestión de estado, ni para el gobierno anterior, ni para el actual. Si, es tema de estado para quienes son monopolios en el sistema informativo nacional.

La democracia Argentina, retrocede cada vez más y está de a poco volviendo a la adolescencia cometiendo los mismos errores de hace algunos años.

Los políticos se pelean por llegar al poder y después se preguntan ¿Para qué? Dejando a los “entendidos” que formulen las políticas de su gobierno.

El kirchnerismo dio aire a una necesidad de terminar con la Ley de Radiodifusión dictada por la Dictadura Militar del ’76. Eso si, tardaron 10 años en hacerlo, y lo realizaron cuando la ruptura y la guerra con Clarín ya estaba declarada sin vuelta atrás.

Sabemos que si ambos poderes, el político y el comunicacional se hubieran puesto de acuerdo, jamás se hubiera derogado la Ley de la Dictadura.

Sin embargo, muchos sabiendo que esto era así, decidimos que era la oportunidad de que la ciudadanía tuviera la más diversas voces a su alcance y no que solo de aquellos que lograban parches legales para quedarse con el esfuerzo de los demás.

Hay que recordar que hace no muchos años, cada ciudad tenía un empresario que arriesgando muchas veces su capital (venta de empresas, campos, etc.), se jugaban poniendo un canal de cable y lograba triunfar dando un servicio de bastante buena calidad que iban mejorando con el tiempo y sobre todo, dando trabajo a los profesionales de la misma ciudad y alrededores.

Con maniobras no siempre santas, el Grupo Clarín a través de Cablevisión fueron ahogando a estos empresarios con tarifas cada vez más altas de los canales que se retransmitían y luego compraban a previos viles los emprendimientos que habían costado años de sacrificio crear y mantener.

Quién quiera poner como excusa que esto es el Mercado, le digo que esto es la “alta corrupción” que durante años existió y vuelve a existir en las más altas esferas de poder para logra concentrar el poder en pocas personas para hacerlo más fácil de manejar.

Hoy la Ley de Medios ha muerto, enterrada por los mismos que mañana, cuando no tengan espacios donde hacerse oír, la van a extrañar.

Sin embargo, hay que reconocer que el actual gobierno intenta tener una puerta de salida que los pueda beneficiar, a ellos por supuesto, no al conjunto de la sociedad.

Han invitado a invertir al grupo Turner como una posibilidad de nivelar la presión que pueda ejercer el Grupo Clarín.

Algunos de los artículos que se derogaron en la última sesión de diputados favorecen a Clarín, pero otros le dejan abierta la puerta al pulpo estadounidense, por eso no hubo algarabía en las filas de Magnetto.

Pero reitero, es una jugada para lograr un beneficio para el gobierno, no para el pueblo. Las voces tendrán espacio solo cuando a alguno de los dos contendientes le convenga, y sobre esto todos sabemos por experiencias propias.

Compartir noticia

2 thoughts on “EDITORIAL: Fin de la Ley de Medios. Comienza el verdadero relato único… de las corporaciones

  1. mario

    y si, vos debés tener mucha experiencia. si sos parte de la corporaciones. Golpista cipayo, claro, terminás la nota diciendo que no favorecen a tus jefes de clarín

    • Horacio Castelli Autor de la nota

      Ja ja. Buen chiste, Marito o como te llames realmente

Comentarios cerrados.