Sharing is caring!

Por Juan Antonio Lorenzani*

¿Por qué este tipo de imágenes de animales en situación de riesgo se repiten?, ¿por qué la gente no sabe qué hacer ante este tipo de hechos?

Algunas respuestas:

En los tempranos años 1980 comenzaba en Argentina a aparecer los primeros grupos organizados ambientalistas, movidos por el afán de proteger al patrimonio natural de país, ante la ausencia del estado en las problemáticas que tempranamente se iban planteando en la costa de la Provincia de Buenos Aires y en la ciudad de Mar del Plata.

A finales de la década de 1970 Luciano Martínez era pionero en el rescate, recuperación y liberación de pingüinos principalmente empetrolados; la actual Fundación Fauna Argentina en el año 1982 comienza a rescatar lobos marinos con problemas de enmallamiento además de otros mamíferos marinos y tortugas de mar; ya en la década de 1990 varios grupos organizados trabajaban a lo largo de la costa recuperando y conservando animales marinos; en ese entonces el oceanario Mundo Marino y más tarde el Mar del Plata Aquarium realizaban tareas de recuperación a través de sus fundaciones, pero estaban muy cuestionadas esas operaciones, ya que utilizaban a los animales que “recuperaban” para su exhibición, para nunca ser liberados nuevamente en su hábitat.

En el año 1988 la Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires hoy convertida en el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable) organiza en la ciudad de Mar del Plata el “Primer Taller Regional para la Constitución de la Red de Rescate de la Fauna Marina”, en el que fueron invitados todos los referentes de las distintas organizaciones de la costa de la provincia; la metodología empleada fue que los distintos representantes de esas ONGs expusieran sus antecedentes, experiencias y datos a la organización del evento y luego de esto se conformó dicha red de rescate, pero de forma oscura, solamente con la participación de quienes estaban en el «negocio del cautiverio de fauna marina» (los dos oceanarios y el zoológico de Buenos Aires) y algunos biólogos afines a estos emprendimientos, quiere decir que solamente las ONGs fueron convocadas para sacarles información y la experiencia adquirida hasta ese entonces; luego de esto y hasta la fecha, las distintas entidades fueron ignoradas por completo, coartándoles a futuro el importante trabajo que venían desarrollando.

Hoy en día, después de 28 años de realizarse ese primer taller podemos aseverar que esta suerte de Club de Amigos del Cautiverio devenidos en “recuperadores” de fauna marina, con el guiño de reparticiones oficiales, ha fracasado y pasamos a explicar por qué:

La falta de la redacción de un protocolo de procedimiento ha hecho que muchos animales fueran levantados de las playas y llevados a las instalaciones sin ninguna necesidad ya que se encontraban descansado naturalmente en la costa; distintos animales ingresados para la “recuperación” utilizados en la exhibición y en shows; falta de información en el público que asiste a la playa, quienes a falta de divulgación y queriendo colaborar perjudican al ejemplar que ocasionalmente salga a la costa con distintos propósitos; esta falta de información genera además demanda excesiva en la población, para que todos los animales que salen a la costa, así sea en oportunidad de descanso, sea capturado y llevado a una recuperación que no necesita, causándole un daño innecesario debido al estrés y otros factores provocado por la operación.

Todo esto ha llevado que la costa se encuentre en un estado de descontrol y abandono por la impericia de los organismos de aplicación, tal como lo demuestra el caso del delfín franciscana que saliera en la localidad de Santa Teresita en estos días y que fue manipulado por una multitud que de manera desordenada, no sabía como actuar, por lo que se puede apreciar en las fotografías.

*Presidente Fundacion Fauna Argentina

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/02/muerte-de-un-delfin.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2016/02/muerte-de-un-delfin-200x150.jpgahorainfo.com.arCastelliEcologíaLocalesOpiniónEcología,OpiniónPor Juan Antonio Lorenzani* ¿Por qué este tipo de imágenes de animales en situación de riesgo se repiten?, ¿por qué la gente no sabe qué hacer ante este tipo de hechos? Algunas respuestas: En los tempranos años 1980 comenzaba en Argentina a aparecer los primeros grupos organizados ambientalistas, movidos por el afán...Desde Necochea al mundo