EDITORIAL: Defender la Usina como cooperativa. No como receptora de punteros políticos

Por Horacio Castelli

Días pasados pude escuchar una lamentable declaración del Presidente de la Usina Popular Cooperativa “Sebastián de María”, Antonio Vilchez, acusando a Silvia Jensen de atacar a la Usina y defender los intereses de las multinacionales. Todo esto en el marco de exigir que se detenga la sobre facturación que efectúa la entidad a sus asociados.

El cooperativismo ha sido una actitud de vida muy arraigada en el distrito de Necochea con ejemplos muy significativos, por lo tanto para la comunidad local el cooperativismo no es algo ajeno y sobre el cuál haya alguna duda.

Lo que si no se puede permitir que inescrupulosos utilicen tan loable organización para fines políticos espurios y llenen de “punteros” y “amigos” una institución que debería estar para cumplir con los valores con la que fue creada por Sebastián De María.

En aquellos años de preeminencia de empresas extranjeras en todos los rubros, la Italo Argentina tenía de rehenes a los habitantes de la pujante ciudad de Necochea y un grupo de decididos ciudadanos creó la Usina Popular Cooperativa para defender sus propios intereses.

Pues bien, estos intereses han sido avasallados por incompetentes personajes que han transformado a la entidad cooperativa en una lamentable Unidad Básica donde van recayendo los que no encuentran otro lugar donde ampararse.

Al no tener en sus manos, el Municipio y el Consorcio, el veneguismo se ha atrincherado en la UPC para repartir cargos entre los suyos.

Por lo tanto, las tristes palabras de Vilchez solo intentan desviar la verdad de lo que está sucediendo.

La titular de la OMIC, recibió innumerables denuncias de vecinos-socios de la UPC con facturas que superaban en tres y cuatro veces los montos que venían abonando con anterioridad sin explicación ninguna decidió actuar y realizar las denuncias ante el OCEBA, entidad que controla el accionar de las empresas que distribuyen la energía eléctrica en las ciudades.

Como la información no se ocultó y se decidió actuar en consecuencia, la verdad salió a la luz y se provocó una acción en cadena de damnificados por la decisión de no tomar el estado de los medidores por espacio de 10 meses.

Si quién conduce la entidad no se dio cuenta que desafectar a los encargados de ese trabajo iba a traer graves problemas a los consumidores, no está capacitado para seguir al frente de la entidad.

Si lo sabía y lo permitió igualmente está incurriendo en una estafa a la confianza de los socios.

Y si nunca estuvo enterado, no posee capacidad de mando para estar en ese cargo, además que hasta el momento no se conoce ninguna investigación interna para deslindar responsabilidades y que deje en claro que sucedió para decidir no tomar el estado de los medidores por el espacio de 10 meses.

Echar las culpas a una maniobra política es una pobre explicación. Este problema saltó en plena campaña electoral porque los errores lo cometieron en este tiempo.

Quizás el pensamiento era que ninguna institución o político iba a salir a decir nada para que no fuera tomado como un oportunismo político.

Por suerte, hay funcionarios que están más allá de las pequeñeces de un momento eleccionario y actúan en consecuencia cumpliendo simplemente con su obligación.

Defendamos a la UPC como cooperativa, pero no como receptáculo de punteros políticos. Que vuelva la entidad a defender los intereses de los ciudadanos para lo que fue creada.

Compartir noticia

Una opinión en “EDITORIAL: Defender la Usina como cooperativa. No como receptora de punteros políticos

  1. Josema Abete

    Lo triste es que esos punteros políticos, son inútiles e incapaces de conducir la Cooperativa (ni de tener algún trabajo propio), y en su afán desmedido de lucro, la han transformado en una EMPRESA/MONOPOLIO con los necochenses como rehenes

Comentarios cerrados.