OPINIÓN: ¿Cultura nacional y popular?

Por Miguel Abálsamo

Parece ser un lugar común, un rumor instalado y silencios que se hacen oír, que el ámbito cultural necochense  tiene  demasiados ocultamientos, mucho lucro poca cultura, y cierto oscurantismo donde desfilan personajes y situaciones pero no aquellos que deberían estar democratizando nuestra cultura.

Desde la asunción del ex intendente profesor Horacio Tellechea, al presente, pasando por cierta dejadez o falta de voluntad del Honorable Concejo Deliberante, se permitió, se dejo hacer, se dejo pasar, la incompatibilidad del actual  CONCEJAL  del Frente para la Victoria, Pablo Benedini (actual Director de Cultura sin cartera), quien ejerce la función a su vez de Director de la Escuela Municipal de Artes, cobrando sueldos en ambas funciones. Algo que nació mal  (con Horacio Tellechea), siguió mal y termina mal (actual administración).

Benedini, hace y deshace en la Dirección de Cultura, ante la inacción e inexistencia de su titular decorativa, señora Patricia Cirigliano, hace los anuncios del Festival Infantil, organiza diversas muestras, se contacta con autoridades nacionales, colocando gente de su confianza en la administración municipal, no permitiendo el ingreso al ancho mundo cultural de otros sectores, mereciendo críticas permanentes de la mayoría del universo cultural del distrito de Necochea, ante la indolencia de quienes tendrían que haber resuelto con ética la cuestión hace tiempo, ética, que no pasa por  dejar de percibir  diferentes sueldos en nombre de la cultura nacional y popular,  sino fundamentalmente por encauzar en forma clara el manejo llevado a cabo en el aspecto cultural de la ciudad.

El colmo de la Dirección de Cultura (y Benedini) llegó en estas vacaciones de invierno donde no hubo un sólo espectáculo gratuito para chicos, tan sólo el  llevado a cabo en el Centro Cultural y organizado por el área de Desarrollo Social. Algo poco entendible.

En el medio de todo este afán lucrativo por sobre la posibilidad gratuita para la niñez surgió una situación que esperemos pueda ser aclarada y los responsables asuman su parte.

Le fue prohibido a la Fundación Educacional de la Usina Popular Cooperativa la proyección de películas para chicos, cuando tenían las combis a disposición para ir a buscarlos a los diferentes barrios habiendo comprado golosinas y regalos para felicidad de los locos bajitos.

Una denuncia local a la Capital Federal, y una llamada muy extraña apercibió a las autoridades de la Fundación de que no exhibieran gratuitamente los Films para los pequeños, amenazando con multas si esto llegará a ocurrir.

Todo tipo de rumores se tejieron, y aunque no se ha podido todavía comprobar a los autores de dicha denuncia se han instalado nombres, especialmente dos, que surgirán de una investigación necesaria de hacer para determinar quien, o quienes, y por que motivos elevaron una denuncia evitando la distracción de los pibes gratuitamente, mientras que en todos los espectáculos hay que abonar 40 pesos por persona.

Es de esperar que aparezcan los responsables, y también que la Fundación Educaciónal de la UPC exhiba las películas, para saber quien se atreverá a censurar las mismas.

Mientras esto sucede en Necochea, el maravilloso  espectáculo Paka Paka se trasladó a la localidad de Lobería, distante pocos kilómetros de nuestra ciudad.

Debemos abrir la cultura a todos los sectores y que no sea propiedad de una elite manejando los títeres para sus propios intereses particulares.

Sería bueno clarificar la actividad de Permacultura, espacio motorizado por la hija de la actual titular de cultura, señora Patricia Cirigliano, erigida en un terreno de su propiedad, ante la protesta de vecinos nunca escuchados, o la propia Directora de Cultura, sin ser docente y no teniendo formación académica resultando ser una evaluadora de manifestaciones culturales, diciendo quienes si y quienes no pueden ser aceptados en sus proyectos, usando cátedras sabiendo que no es docente.

La misma que tardó más de un año para dar el premio efectivo al grupo oncológico que había ganado con una carroza presentada en el Festival Infantil.

También habría que correr el velo de la denominada Ciudad Creativa, organizando encuentros junto a la Dirección Municipal de Cultura, mimetizándose una situación que tendría que correr por paralelos diferentes.

Pequeños detalles

Existe un uso de la Dirección de Cultura Municipal traslada a la ONG (Organización no Gubernamental), que tiene a la Directora de Cultura como tesorera, y a partir de allí sirve de sponsor  para proyectos del área, algo que debería aclarar la responsable cultural.

Muchos trabajos de la ONG han contado con presencia  del propio personal municipal, e incluso para el último Festival Infantil se produjo una importante donación de pintura por parte de la empresa ALBA, que no fue utilizada a tal fin, y se estaría investigando los montos de facturación de toda la gráfica del Festival Infantil .

El programa “Vamos los Pibes”, es una magnífica posibilidad de integración de la niñez, pero siempre se manejó por fuera del ámbito municipal, más concretamente  en Permacultura (utilizado  por familiares de Patricia Cirigliano).

Hoy el programa “Vamos Los Pibes” no tiene la aprobación del Honorable Concejo Deliberante, o sea que se encuentra fuera del marco legal, algo que parece no importarles a algunos funcionarios.

Cultura no ha participado prácticamente en los importantes encuentros que ha protagonizado el municipio de Necochea en los últimos tiempos, más bien ha sido un espectador.

Solamente unas pinturitas en calle 62 en horas donde el ciudadano pudo ver a la propia Directora de Cultura aprovechando la ocasión para una fotito luego distribuida en los medios.

Muy poco, poco, poco, casi nada.

En síntesis, sería bueno realizar una exhaustiva investigación para determinar el manejo del área, y fundamentalmente que las autoridades municipales escuchen las “voces de la calle” como diría Serrat, y no tanto la venta de espejitos de colores que desde el área cultural, a veces para beneficios individuales siguen vendiendo aquellos que en nombre de la “cultura nacional y popular”, terminan siendo una cultura de unos pocos, no cristalina, donde nadie entra, salvo los amigos, y el manejo parece ser individual, sectario y excluyente.

La pregunta es… ¿HASTA CUÁNDO…?

Compartir noticia

2 thoughts on “OPINIÓN: ¿Cultura nacional y popular?

  1. Silvia Minardi

    Y hay mucho más por decir de estos señores de la cultura caso Pablo benedini. Investiguen mural realizado en la escollera y cuanto le pagaron.Investiguen no paren saquenle la cara a los corruptos disfrazados de cultura popular .

  2. Marta Novoa

    Maravilloso, totalmente descriptivo.
    Una síntesis de algo que conocemos los que recibimos información de cultura local pero desconoce el habitante de la ciudad.
    Las palabras sobran y la verguenza crece.
    Esperemos tomen nota (no lo creo) las autoridades municipales.
    Y es de esperar la reacción de los hombres y mujeres ligados a la cultura local, que saben y a veces callan por temor o por no entrar en diferencias.
    Articulo preciso y esclarecedor.

Comentarios cerrados.