PEAJES: Otro duro golpe al bolsillo de los usuarios viales

El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) expresa su más enérgico rechazo al brutal, abusivo e inapropiado nuevo aumento de las tarifas de peaje que regirá a partir del mes de enero de 2015 en las Autopistas Urbanas (AUSA).

Con esta medida, el Gobierno porteño sigue castigando al usuario vial y a toda la comunidad, por el aumento del costo de transporte que este tipo de medida genera.

No se consideran para nada, las medidas necesarias que se deben tomar para mejorar en forma definitiva el transporte público de pasajeros.

Los sucesivos aumentos que se vienen autorizando están generando una clara discriminación, ya que los usuarios viales de menor capacidad económica siguen siendo los verdaderos excluidos, reservándose en el futuro el uso de las autopistas urbanas a los sectores de mayor poder adquisitivo.

Esto se suma a la desigualdad que se viene dando con el tema del horario pico y no pico. Las vías alternativas, como por ejemplo, avenidas y calles, se ven cada vez más congestionadas por miles de usuarios que no puedan afrontar el pago de las tarifas de peaje exorbitantes que se cobran.

El problema del tránsito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como así también el objetivo de desalentar el uso del automóvil, no se soluciona aumentando las tarifas de peaje a valores disparatados. Se logra, entre otras cosas, mejorando en forma efectiva  el transporte público de pasajeros y realizando playas de estacionamiento en zonas periféricas.

Con estos verdaderos tarifazos, el peaje se ha transformado en un impuesto al tránsito o a la circulación, sin una real contraprestación para el usuario vial, generando así un mayor costo de transporte y más inflación.

Durante la gestión del Gobierno del Ing. Mauricio Macri,  el incremento de las tarifas de peaje llegarán  hasta el 2.500 %,  como es el caso concreto de la Autopista Illia; sólo en el año 2014, el aumento fue del  122 %. Muy por encima de las subas que en el mismo período reflejan, tanto el índice de precios del INDEC, como los de las consultoras privadas.

Ante cada incremento de las tarifas de peaje, los argumentos siempre esgrimidos por el poder concedente es la inflación, desalentar el uso de los vehículos y restablecer la ecuación económica-financiera del concesionario, no teniendo en cuenta para nada “el bolsillo del usuario”.

Es evidente que el principal objetivo del Gobierno porteño es hacer caja a costa del esfuerzo del usuario vial que tiene que estar soportando este falso peaje o impuesto al tránsito o a la circulación.

El CONADUV lamenta la indiferencia demostrada por parte de los señores Legisladores porteños, teniendo en cuenta que ninguno de ellos estuvo presente en la Audiencia Pública llevada a cabo el 16 de diciembre de 2014, como tampoco ningún representante de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, de manera tal da haber defendido los legítimos  derechos de los usuarios  viales que son claramente pisoteados por decisiones autoritarias, antidemocráticas e irresponsables del Poder Concedente.

El CONADUV  exhorta al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a suspender de inmediato este nuevo aumento de las tarifas de peaje, evitando generar mayores perjuicios económicos, no solo a los usuarios viales, sino también  a toda la sociedad, más aún teniendo en cuenta la difícil situación económica que atraviesa el País.

Compartir noticia