Sharing is caring!

La presidenta Cristina Fernández encabezó ayer por la tarde la clausura de la 62ª convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción. Allí, remarcó que en los últimos años hubo un “cambio de paradigma”, a partir del cual la inversión en infraestructura ya no se consideró un gasto público. Y reclamó a los dirigentes opositores que expliquen “cómo van a hacer las cosas y de donde va a salir la financiación”. Además, la Primera Mandataria inauguró vía videoconferencia, el último tramo de la Autovía Ruta Nacional 14, una planta de producción de aerosoles en Puerto Madryn y la puesta en marcha de los trenes 0 km. del ramal Retiro-Tigre del Ferrocarril Mitre.

La presidenta Cristina Fernández hizo alusión al comienzo de su mensaje a su reciente internación por sigmoidites e ironizó: “Estamos retornando de nuestras vacaciones anuales”. Indicó que está orgullosa de hacerlo “en un ámbito como es el de la Cámara Argentina de la Construcción, que es un tradicional encuentro que hemos mantenido”.

En ese sentido, señaló que el ex presidente Nestor Kirchner es un “hombre que creía en la infraestructura como el motor de crecimiento de un país, de una economía”.  Al respecto, afirmó que “el cambio de paradigma es algo distintivo para esta etapa”. “Hasta 2003 se veía y uno escuchaba las misiones del FMI, concebir a la obra pública no como inversión, sino como gasto público”, aseguró y agregó: “Nosotros dimos vuelta esta idea, porque lo veníamos viendo desde la gestión de Néstor Kirchner no solo como gobernador, sino como intendente de Río Gallegos”.

La Jefa de Estado sostuvo que la iniciada en 2003 “ha sido una de las etapas mas florecientes en materia de infraestructura, de rutas, de hospitales, de acceso al agua potable, al gas y a la energía eléctrica”.

Coincidió con el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss, en que nadie desconoce ya la importancia de la inversión en infraestructura, pero puso en duda cómo cada sector político piensa llevarla a cabo, en caso de acceder a la Presidencia.

En ese sentido, ejemplificó con el programa PROCREAR: “Para poder darlos la Anses, primero hubo que recuperar los fondos que estaban en manos de las AFJP; si no, no habría Procrear”. Afirmó que a la hora de estatizar los recursos previsionales “ahí no todos pensaban lo mismo, los únicos que pensábamos que había que recuperar esos fondos éramos nosotros. Es una diferencia”. Y resaltó que con lo que se ahorra en las comisiones que antes se le pagaba a los ejecutivos de las AFJP “estamos dándole a los argentinos la posibilidad de construir 136 mil viviendas”.

“Todos aplauden cuando uno inaugura una casa, un camino, un hospital. El problema es cómo se financia”, remarcó Cristina Fernández. “Yo les tengo que decir a ustedes con qué les pagamos los contratos: con lo que se recauda de impuestos”, aseguró, al tiempo que señaló que “otras fuerzas políticas dicen que hay que bajar ganancias, hay que reducir los derechos de exportación. Yo me pregunto cómo hacemos para pagarles a ustedes, si bajamos esos impuestos”.

La Primera Mandataria consideró que para llegar al 9% del PBI en inversión en infraestructura, como lo plantea la Cámara de la Construcción, “necesitaríamos 20 o 30 años”. “Si hoy decidiéramos otorgar el 9% a la construcción, no habría cemento, hierro, chapas, que lo sostuviera. El crecimiento tiene que ser armónico, la construcción es madre de industrias”, aseguró.

Destacó también los ejemplos de la recuperación de Aysa y la creación de Ar-sat, como proyectos en los cuales el oficialismo no tuvo acompañamiento de la oposición. Sostuvo que “todos están de acuerdo que es muy importante la infraestructura, el tema es como se hace el financiamiento”. “La política tiene que dejar de ser un lugar de promesas, para ser un lugar de coherencia entre lo que se dice y lo que se hace”, afirmó.

La Presidenta enfatizó que “hay que dar certezas no solo a las empresas, sino a la vida de las personas que no pueden andar de tumbo en tumbo por los saltos del país”. “Nosotros hablamos de las cosas que hemos hecho, que es lo mejor que puede hacer un gobierno”, remarcó.

El conflicto con los fondos buitre

La jefa de Estado sostuvo que los acreedores que litigan contra el país en la justicia estadounidense son “buitres”, al tiempo que consideró que los “holdouts eran los que concurrieron a la primera reestructuración en 2005, en 2010”. Señaló que tras esas dos reestructuraciones “quedó un 7,5% que son los especialistas en litigar, se les reconoce el 1600% de interés”.

“Por supuesto que nosotros tenemos mucho interés en solucionar el frente externo, por eso llegamos a un acuerdo con el Club de París”, aseveró.

Afirmó que no es de esperar que haya financiamiento para infraestructura, porque “el sistema financiero internacional no está muy dedicado a financiar obras de infraestructura: la deuda que estamos pagando es deuda financiera que se tomó desde 1976 en adelante, cuando se estatizò la deuda de los privados; cuando vino la convertibilidad; y por último el megacanje y todo lo demás”.

“Estos capitales que están en el mundo no los veo muy dispuestos a financiar obras públicas”, aseguró Cristina Fernández. Y agregó que “el negocio no está en que un país crezca, el negocio está en que un país se endeude”.

La Mandataria estimó que “es muy importante ponerse de acuerdo todos”, al tiempo que reiteró que “queremos llegar a un acuerdo con el 100% de los acreedores, en forma legal, legítima, justa y sustentable, pero sin extorsiones ni chantajes”.

Reclamó que un juez de Nevada de a conocer a quién pertenecen las cuentas sobre las que existían reclamos de los fondos buitres. Y enfatizó: “A esta Presidenta ningún buitre financiero ni ningún carancho judicial la va a extorsionar en contra de los intereses de los argentinos”.

El mercado cambiario

Cristina Fernández indicó que según información del HSBC de Suiza, sólo hay declaradas en la AFIP 123 o 125 de las 4040 cuentas pertenecientes a ciudadanos argentinos. Al respecto, consideró que “muchas veces los dólares que faltan o se requieren, es porque no han salido con toda legalidad de la República Argentina”.

Respecto al mercado de cambio, informó que “tenemos más de 1,5 millón de trabajadores, en relación de dependencia, que han adquirido mas de 2.400 millones de dólares”. Señaló que “en el tramo que va de 7.200 a 20 mil pesos es el 48% de esos 2.400 millones de dólares, lo cual revela el poder de ahorro de los trabajadores”. Aseguró que “los trabajadores argentinos siguen siendo los mejor remunerados de América Latina”.

La Presidenta aseguró: “También hemos descubierto subfacturación en las exportaciones y sobrefacturación en las importaciones: todos son dólares que se les sustraen al mercado único de cambio en forma ilegal. Y este es uno de los problemas”.

Pidió “a todos los empresarios y a todos los argentinos, que antes de leer el diario como le va a él; fijarse primero cómo le va a él, según su balance, para ver si lo que dice el diario es cierto”. Estimó que algunos quieren ”crear el clima, que tiene que ver con generar expectativas de fracaso y de la profecía autocumplida, de que todo nos va a ir horrible”.

La continuidad de las obras

La Primera Mandataria aseguró que las obras que ha proyectado el gobierno “se han  encarado y se van a seguir encarando, y esperamos que tengan continuidad” en los próximos gobiernos. “Cuando se comienza algo, que es para los argentinos, el gobierno que viene lo tiene que seguir,  este es un verdadero cambio cultural”, opinó. Y reclamó “que la construcción de escuelas, hospitales, rutas, sea una política de estado y no una política de este o de otro gobierno”.

El desendeudamiento argentino

La Presidenta aseguró que “el fundamento más sólido que tiene la Argentina es el desendeudamiento de la economía”. Sostuvo que “si vamos por más endeudamiento es para hacer obras, no para que se la lleven los bancos”.

“Tenemos que conseguir financiamiento directo para las obras de infraestructura y que el sistema financiero recupere el rol de motor de la economía”, resaltó. Y consideró que “esto es un problema no solo de la Argentina, sino de reestructuración del sistema financiero internacional”.

La Jefa de Estado subrayó que “nuestro nivel de endeudamiento es infinitamente inferior” a la de la mayoría de los países, al puntualizar que “en términos de deuda en moneda extranjera en manos de tenedores privados, oscilamos entre el 8 y el 9%”. “En toda su historia Argentina tuvo una ratio de deuda tan baja. Esto es lo que tenemos que cuidar”, aseveró.

Cuidar lo logrado

La Jefa de Estado afirmó que “los argentinos tenemos que mirar por el espejo retrovisor, para no volver a chocar el país”. Señaló que “los trabajadores siempre ponen el lomo, pero tienen que poner comprensión también”.

Al respecto, resaltó que “en Alemania y Francia se está discutiendo hoy congelar salarios por tres años, flexibilización laboral”. Por ello, pidió a “mis compañeros trabajadores que cuidemos mucho lo que hemos logrado. Todo lo que logramos en recuperación del poder adquisitivo, en fuentes de trabajo”. Y agregó que “necesitamos que sean cada vez más” los trabajadores registrados “y que puedan capacitarse”.

“Necesitamos muchos ingenieros, muchos arquitectos, menos abogados y menos contadores”, enfatizó la Mandataria. Sostuvo que “los argentinos tenemos esta tendencia de echarle la culpa a los demás de las cosas que nos pasan a nosotros”.

Por ello, resaltó la importancia de que cada argentino desde su lugar de “lo mejor de sí, y hacer lo mejor posible su tarea”. En ese sentido, resaltó la importancia del “esfuerzo colectivo” y de un Estado “que apoye como lo hace con el plan Progresar, si tenemos un estado que ayude como con la auh, si podemos ayudarlos a través de la vivienda a través de un Procrear, si además podemos invertir como nunca antes en ciencia y tecnología”.

“Es necesario concebirse como país, como proyecto político: empresarios, trabajadores, estudiantes, el Estado. Porque el Estado no es Mongo Aurelio; el Estado es cada uno de los 40 millones de argentinos”, enfatizó.

Trabajar por lo que falta

La Presidenta aseguró que “hemos hecho mucho, pero falta mucho. Pero para eso se necesita sustentabilidad en un proyecto “. Afirmó que “la infraestructura social y económica debe ser una política de estado”, al tiempo que consideró que “definir cómo se financia y quien financia esa  infraestructura debe ser una obligación de todos aquellos a quienes les interesa gobernar a los argentinos”.

Pidió a los empresarios que “cuando se encuentren con otro político, pregúntenle que va a hacer él y con números”. Y volvió a reclamar “que nos expliquen qué país quiere y cómo lo van a hacer, que eso es lo que estamos haciendo desde el 2003 a la fecha”.

Por último, la Mandataria reclamó que en diciembre se termine “con las efemérides”, en referencia a la violencia desatada para ese mes de 2001. “Terminemos con esto, si hay otras formas más lindas y más legítimas de hacer política. Vayamos por ellas”, concluyó.

Inauguración de la Autovía Ruta Nacional N° 14

La Presidenta de la Nación tomó contacto con la localidad de Curuzú Cuatiá, Corrientes, donde se llevó a cabo la inauguración del último tramo de la Autovía Ruta Nacional Nº 14, Ceibas-Paso de los Libres. Allí, dialogó con el gobernador correntino, Ricardo Colombi y con su par de Entre Ríos, Sergio Urribarri, quienes destacaron la importancia de la obra y agradecieron su finalización a la Jefa de Estado.

El Estado Nacional, a través de la Dirección Nacional de Vailidad, ejecutó 16 obras simultáneas para la concreción de esta emblemática autovía, soporte del eje vial más importante del sistema Mercosur.

Se construyeron 506 kilómetros de autovía entre la localidad entrerriana de Ceibas y la correntina de Paso de los Libres. La inversión total es de 5.670 millones de pesos (3.658 millones en Entre Ríos, con 345 kilómetros de autovía; 2.012 millones en Corrientes, con 161 kilómetros).

La Autovía Ceibas-Paso de los Libres es la ruta del Mercosur por excelencia, es la vía de mayor tránsito internacional de carga, es el corredor vial generador de desarrollo de todos los pueblos.

La inversión del Estado Nacional tiene por fin potenciar las posibilidades de crecimiento y producción al facilitar una infraestructura vial rápida y segura.

Participaron también del acto  el Administrador General de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Espínola e intendentes de localidades vecinas.

Inauguración oficial de la planta Exal Group en Argentina

En segunda instancia, la Primera Mandataria se comunicó por videoconferencia con la ciudad de Puerto Madryn, provincia de Chubut, donde se realizó la inauguración oficial de la Planta de Tejos de Aluminio de Exal Group. Allí dialogó con el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, con el Presidente Grupo Exal Argentina y SVP Desarrollo de Negocios y Estrategia Grupo Exal Latinoamérica, Rubén Yantorno y con un operario de la fábrica, de nombre Joaquín.

La inversión permite del grupo privado permite  procesar 17.000 tons de aluminio anuales, que equivalen a unos 600 millones de tejos para fabricar envases, lo que implica: incrementar un 43% la capacidad de producción de envases; sustituir la importación de tejos (insumos) por USD 40 millones anuales; generar exportaciones por USD 30 millones anuales; ? 90 puestos de trabajo directo de alta calificación (90% egresados de escuelas técnicas).

Además, el horno de fundición de aluminio instalado reducirá en un 40% el consumo de gas natural, implicando un 50% de ahorro energético.

La ubicación estratégica próxima a la materia prima (aluminio líquido – Aluar) conlleva un ahorro energético adicional por parte del proveedor al evitar la solidificación del mismo para su traslado.

Puesta en Funcionamiento de las nuevas formaciones del ferrocarril Mitre- Ramal Tigre

Por último, la Presidenta se comunicó con la localidad de Tigre, donde el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, encabezó el acto de puesta en servicio los 12 trenes 0km que el Estado Nacional compró para el ramal Retiro-Tigre de la Línea Mitre.

Estos trenes son parte de las 30 formaciones de 6 coches cada una que el Estado Nacional compró para renovar los tres ramales de la Línea. Cada coche tiene un valor de US$ 1.270.000 por lo que la inversión en material rodante asciende a US$228.600.000

Con esta incorporación se duplica la cantidad de transporte de pasajeros. En el ramal Retiro-Tigre, que actualmente tiene una frecuencia cada 18/20 minutos pasará a tener una frecuencia de 14 minutos inicialmente y, próximamente pasará a 10 min.

Actualmente, la línea opera con trenes con un promedio de antigüedad de 50 años. Los nuevos, están fabricadas con los mismos adelantos tecnológicos que los que se incorporaron a la Línea Sarmiento.

La renovación de los ramales José León Suárez y Mitre, finalizará en los meses de enero y febrero. Cada formación podrá transportar más de 2 mil pasajeros y en los coches “cabeza” hay furgón integrado para bicicletas. Además todos los coches tienen 2 espacios para sillas de ruedas y apoyo isquiático para personas con movilidad reducida.

Todas las formaciones vienen con aire acondicionado frío/calor y las ventanas tienen doble acrílico anti vandálico. El sistema de “puertas inteligente”, impide el movimiento del tren si no se han cerrado correctamente.

El tren cuenta con cámaras en su interior y en la cabina del conductor con las que puede monitorear el comportamiento de los pasajeros de todo el tren y ante un inconveniente recibe alarmas y/o indicaciones de advertencia. Tienen sistema de suspensión es neumática para mayor confort e incluyen sistema de ABS.

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2014/11/cristina-cámara-construcción.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2014/11/cristina-cámara-construcción-200x150.jpgahorainfo.com.arNacionalesGobierno,PolíticaLa presidenta Cristina Fernández encabezó ayer por la tarde la clausura de la 62ª convención anual de la Cámara Argentina de la Construcción. Allí, remarcó que en los últimos años hubo un “cambio de paradigma”, a partir del cual la inversión en infraestructura ya no se consideró un gasto...Desde Necochea al mundo