Sharing is caring!

Por Horacio Tellechea

Hoy hace tres años , ” en un acto de imperdonable mala conducta ” , la ciudadanía del distrito de Necochea (merced a la obtención de 23.500 votos),  me honraba eligiéndome como su intendente (el quinto desde el advenimiento de la democracia en 1983) y con ello, nuestro proyecto político del F.P.V., ganaba el derecho a comenzar un camino de realizaciones , que en tan solo un año, concretó hechos por $ 95.000.000 y que producto del GOLPE INSTITUCIONAL ILEGAL, hemos sufrido el despojo, no solo de más concreciones, sino también de la memoria, para que nuestro pueblo olvide de donde viene (con más de $ 70.000.000 de deudas cuando asumimos y sin recursos para pagar los sueldos del último mes de la gestión anterior) y para interrumpirnos el rumbo de un futuro colectivo mejor, donde nuestro principal enemigo han sido las difamaciones y mentiras permanentes construidas por los “albañiles de la infamia”, que se dedicaron a distorsionar la realidad para quemarnos  la memoria de gobiernos con los cuales siempre se beneficiaron unos pocos y no el conjunto de la población. 

Ganar una elección es para nosotros un medio para servir al distrito. Más allá de todo, no puedo dejar de repasar en mi mente el corolario de aquella jornada llena de democracia.

¡Qué significativa fue, más que las palabras, la presencia del pueblo del distrito de Necochea, que interpretando a la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos, se congregó para festejar la victoria que alcanzamos limpiamente en aquella jornada,  victoria que abría un camino nuevo para todos, y cuyo principal actor es el pueblo ! ¡Qué extraordinariamente significativo es que haya podido dirigirme al pueblo del distrito desde el Sindicato de Dragado y Balizamiento! Esto poseía un valor y un significado muy amplio. Nunca un candidato triunfante por la voluntad y el sacrificio del pueblo usó una tribuna que tuviera mayor trascendencia. Porque todos lo sabemos. La juventud y los trabajadores fueron vanguardia en esta gran batalla electoral, que no fue la lucha de un hombre, sino la lucha de un pueblo; ella es la victoria de todos, alcanzada limpiamente ese 23 de octubre.

En aquella oportunidad les solicitaba que comprendan que soy tan sólo un hombre, con todas las flaquezas y debilidades que tiene un hombre, sin soberbia y sin espíritu de venganza por todos los cobardes ataques recibidos hacia mí y mi familia.

Acepté este triunfo que nada tiene de personal, y que se lo debo a la unidad de los que soñamos con un distrito con más justicia social, a las fuerzas sociales que han estado junto a nosotros. Se lo debo al hombre anónimo y sacrificado, se lo debo a la humilde mujer de nuestra tierra. Le debo este triunfo al pueblo del distrito, que entró conmigo a la “Casa del Pueblo”, el 7 de diciembre de ese año.

La victoria alcanzada por ustedes tiene una honda significación. Esa misma noche declaré, solemnemente que respetaría los derechos de todos nuestros conciudadanos. Pero también declaré y quiero que lo sepan definitivamente, que al llegar a la Municipalidad, y siendo el pueblo gobierno, cumpliríamos el compromiso histórico que habíamos contraído, de convertir en realidad el programa local del F.P.V.

Lo dije: no teníamos ni podríamos tener ningún propósito pequeño de venganza seria disminuir la victoria alcanzada. Pero, si no tenemos un pequeño propósito de venganza, de ninguna manera, íbamos a claudicar, a comerciar el programa de gobierno del F.P.V. por el que nos eligieron.

Dije y debo repetirlo: si la victoria no era fácil, difícil seria consolidar nuestro triunfo y construir la nueva sociedad, la nueva convivencia social, la nueva moral, el nuevo distrito.

Pero también sabia que quienes  hicieron posible que el pueblo sea gobierno, tendrían la responsabilidad histórica de realizar lo que el distrito anhela, para convertir a nuestra Necochea en un terruño  señero en el progreso, en la justicia social, en los derechos de cada hombre, de cada mujer, de cada joven de nuestra tierra.

Por eso, esa noche que pertenece a la Historia, en ese momento de júbilo, expresaba mi emocionado reconocimiento a los hombres y mujeres, a los militantes  e integrantes de las fuerzas sociales que hicieron posible esta victoria que tenia proyecciones más allá de las fronteras del propio distrito de Necochea. Para todos mis conciudadanos, el compromiso que tuve ante mi conciencia y ante el pueblo -actor fundamental de esta victoria- es ser auténticamente leal en la gran tarea común y colectiva. Lo he dicho: mi único anhelo es ser para ustedes el Compañero intendente.

Solo quiero señalar  el hecho trascendental que ustedes han realizado, derrotando la soberbia del dinero, la presión y amenaza, la información deformada, la campaña del terror, de la insidia y la maldad. Cuando un pueblo ha sido capaz de esto, también habrá sido capaz de comprender que sólo trabajando más y produciendo más podremos hacer que Necochea progrese y que el hombre y la mujer de nuestra tierra, la pareja humana, tengan derecho autentico al trabajo, a la salud, a la educación, al descanso, a la cultura y a la recreación .

Gracias a todos /as mis conciudadanos, gracias a los que creyeron y creen, gracias a los que diariamente me brindan su afecto, gracias compañeras. Gracias, gracias, compañeros.

A la lealtad de ustedes, responderé con la lealtad de un gobernante del pueblo, con la lealtad del compañero Intendente.

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2009/06/ferrer-tellechea-29-06-09.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2009/06/ferrer-tellechea-29-06-09-200x150.jpgahorainfo.com.arCastelliLocalesOpiniónPolíticaOpinión,Política,TellecheaPor Horacio Tellechea Hoy hace tres años , ' en un acto de imperdonable mala conducta ' , la ciudadanía del distrito de Necochea (merced a la obtención de 23.500 votos),  me honraba eligiéndome como su intendente (el quinto desde el advenimiento de la democracia en 1983) y con ello,...Desde Necochea al mundo