Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

Revuelto de Gramajo es una típica comida Argentina, consistente en una enormidad de platos que se nos hace imposible memorizar, armonizándose arvejas, pechuga de pollo, morrón, ajo, perejil, palmitos, pimienta, aceitunas, palta, papas  fritas, huevos, cebolla, aceite, etc… etc… una mezcla diversa que entusiasma la mesa de los ciudadanos.

Aplicándolo a la política lugareña podríamos decir que estamos en condiciones de que marche un Revuelto de Gramajo Político Necochense.

Este revuelto de mezclas sobre la mesa, sin embargo termina adoleciendo especialmente de  inteligencia, sentido común, ubicación, estrategia.

El revuelto de nuestra pequeña aldea a través de los diversos actores dirigenciales ha dejado al descubierto del porque estamos en situación de crisis distrital, retrocediendo día a día, decreciendo en posibilidades, desesperanzando al habitante y desmovilizándolo ante la evidente mediocridad reinante.

El papelón publico de la última sesión del Concejo Deliberante, que tuvo a uno de los sempiternos protagonistas, doctor Alberto Esnaola, provocó nueva vergüenza y sonrojo de aquellos que miran impávidamente estas situaciones, a veces sin comprender como pueden sucederse dentro de un legislativo.

Esnaola, quasi un provocador, aunque amateur, se centra en el medio de la escena no precisamente por sus acciones solidarias o proyectos apuntando al bien común, sino por el raro misterio de hacer todo lo posible por agigantar su antipopularidad que viene acrecentando raudamente y colocarle una mancha sobre espaldas del partido radical, algo que parece no interesarle en su privilegio individual por sobre el afán global.

Pretendiendo que el señor gobernador de Buenos Aires detuviera su andar y solamente reflexionará sobre la jugada política tan visible hasta para un pibe de diez años, llevo nuevamente de las narices al bloque de Unión Peronista para votar un urgente pedido de elecciones anticipadas, luego de la decisión de la Corte bonaerense de destituir al intendente elegido por el voto popular en el 2011, profesor Horacio Tellechea.

Como si faltara algo en nuestra vernácula vergonzosa manera de hacer política, el edil Esnaola discriminando gente humilde que irrumpió en el Concejo (situación que no estuvo bien) descargando sus ahogos sobre quien siempre tiene prensa, quien terminó tildando a los presentes de «marginales», tal vez por no tener un saco de marca, zapatos a la moda o reloj de varios miles.

Esa manera de ser fuerte con los débiles y no tan fuerte con los poderosos, como cuando la gente de nuestro campo también tomó por asalto el Concejo Deliberante cuando la famosa guerra gaucha y la 125.

Allí quedaban en la puerta obstaculizando el paso las modernas camionetas y los olores a campo argentino y soja  millonaria, en un reclamo legítimo porque veían afectados sus bolsillos y producción, pero allí no vi. esa enérgica actitud de Esnaola para desalojar la sala o tildarlos de «marginales».

Sin embargo esa sociedad «esnaolista» peronistas no K, que pareció brillar horas antes con un triunfo de diez a ocho en la sala para la realización de ese pedido tan trascendental a Scioli, tuvo un duro golpe el día después cuando en la jugada de ajedrez movieron piezas para finalmente elevar un recurso extraordinario a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, abogados de primer nivel nacional con residencia en Capital Federal, quien como antecedentes cuentan el haberles ganado un juicio millonario nada menos que al señor Magneto, uno de los poderos e influyentes hombres que tiene esta Nación.

Aseguran diferentes profesionales que con esta presentación de Tellechea a la Nación, nuestro distrito se ve imposibilitado de adelantar una elección, puesto que el caso destitución en la provincia no esta cerrado y continua en Nación.

Equivale decir que la elevación del reclamo al gobernador, indudablemente una jugada política, podría no tener respuesta al menos en el corto plazo, extenderse en el tiempo y dejar a los «iluminados» ediles bordeando la banquina en una noche lluviosa.

Lo único que lograron es afianzar una sociedad repetida, unir luego de mucho tiempo a todo el Frente par ala Victoria (Asa, Perestiuk, Benedini, Lezcano, Calcabrini y Ordoqui) quienes se manifestaron por el no llamado anticipado a elecciones, mientras que le volvieron a dejar la pelota picando en el área chica al doctor Facundo López del «massismo», quien crece por calidad propia y por sus propios opositores.

Días atrás lo dejaron solo en un reclamo de pedido de medida cautelar para evitar los aumentos en el gas de los habitantes del distrito de Necochea, medida que finalmente aceptó la Justicia Federal local, logrando un beneficio para toda la comunidad.

El Revuelto Gramajo tuvo otros ingredientes:

Desencuentro en el Partido Fe entre Pablo Aued, presidente del HCD y el dirigente gremial de la UATRE local, Mario Lastra, que terminó con el primero exigiéndole al segundo que si tiene pretensiones se presente a una interna en el Partido Fe.

La pregunta es… ¿A que interna… o Mario Lastra quiere ser intendente o Pablo Aued quiere acortar su mandato y postularse nuevamente como concejal… o es simplemente enviar un mensaje de que esta en desacuerdo con muchas cosas, especialmente con la nominación del arquitecto Roberto Rago como candidato a intendente, con la propia firma del conductor Gerónimo Venegas?.

La otra es… ¿Habla Mario Lastra por su propia boca o repite conceptos de otros…?

Sobre llovido mojado, el edil presidente de su bancada, doctor Arturo Rojas sorprendió a propios y extraños manifestando…» si tengo que dar un paso al costado como concejal no tengo problemas…no entiendo como Mario (por Lastra) critica todos los días a nuestro bloque. Tendría que renovarse la Junta Promotora del Partido Fe, siendo el único e indiscutible el presidente, Gerónimo Venegas».

Parece como si comenzaran peligrosamente a cruzar un límite que hasta el momento todos respetaban, tal vez suceda por la cercanía de definiciones, para ser escuchados, con el objetivo de abrir paso a una compulsa interna.

Roberto Rago, tranquilidad habitual, con serenidad de pescador en la punta de la escollera gozando de ese placer se limita a observar la situación, tal vez leyendo aquello de Juan Perón y llevándolo a la práctica… «a los problemas se los ve mejor desde la azotea».

A nadie les cabe la duda de que al fin y al cabo hay un hombre y una conducción que seguirá teniendo la última y decisiva palabra, y como buen conductor se maneja con mesura y con firmeza.

Ese Venegas, que al estilo Perón contempla a todos, leales, no tantos, acomodaticios, consecuentes y obsecuentes, a veces haciéndose el distraído pero anotando en su libreta de agenda memoriosa cada uno de los acontecimientos, entendiendo que todos tienen apetencias, es lógico, pero molesto también cuando perturban su accionar y abren cicatrices en un partido que tiene todo para triunfar en las elecciones próximas.

En el Revuelto Gramajo pasó una casi inadvertida interna provincial radical en el distrito, donde los históricos sin apoyo popular doctores Pedro Azcoiti y Alberto Esnaola, levantando las banderas del «antialfonsinismo» perdieron con Mario Anchorena, Silvia Sadaha, Fernando Khun, Juan P.Villarreal, Daniel Molina, Bernardo Amilcar, cabezas visibles de la victoria.

Azcoiti, varias veces legislador provincial y nacional, Esnaola concejal ocho años, el candidato a intendente, edil Gonzalo Diez salvaron la ropa en el comité «Abasolo» y perdieron por goleada en todo el interior del distrito, caso Juan N. Fernández donde no obtuvieron un voto.

Sobran las palabras.

Si el radicalismo entiende el mensaje esta en condiciones de cambiar y llegar al 2015 en un plano competitivo, si transita por la misma huella del fracaso de Azcoiti-Esnaola, se aproxima un nuevo papelón matemático a la hora de contar los votos el año próximo.

Como del ridículo no se vuelve, algunos ni a dedo podrán volver de la consulta popular para determinar el SI o No a la instalación de la policía municipal, con insignificante cantidad de votantes y un NO como ganador, mientras que ahora quieren suplantarlo por un SI, en una burla a los escasos pero reales votantes.

Necochea, en otro caso atípico, fue el único distrito de los 135 de la provincia de Buenos Aires, donde hubo elecciones.

Resultado: perdió el gobernador.

Todo por el mismo precio, hicieron perder a Scioli, no saben si pueden aplicar la policía municipal porque no alcanzan los votos en el Concejo Deliberante y quieren cambiar un No por un SI.

!!!Bingo!!!

La ciencia ficción tuvo otro punto cuando se anunció (salvo la moderación del intendente interino José Luis Vidal), que asumiría en la delegación del ANSES en reemplazo del doctor Pablo Pina, el dirigente Camilo Vidal, actualmente en la ciudad de La Plata, hijo de la edil Ana María Asa y del ex intendente destituido en los noventa, Alfredo Vidal. Anuncio que tenía como frutilla de postre nada menos que la llegada del titular de ANSES a nivel nacional, licenciado Diego Bossio.

El mal tiempo reinante cambio el itinerario, suplantando a Bossio por un funcionario de tercer nivel, y finalmente no llegó nadie quedando para otra ocasión la asunción de Camilo Vidal, mientras que en el Capital Federal operaba el asesor del vicegobernador Mariotto, el necochense Gustavo Florentín, y viajaba al sur para tomarse más de un café con Máximo Kirchner, el siempre influyente dirigente nacional K, Roberto Porcaro.

Hoy nadie asegura si Camilo Vidal asumirá o no… lo cierto es que el «porcarismo» sin ruido ganó la batalla, al menos por ahora, demostrando que no hay que tener excesiva visibilidad para seguir ostentando poder.

En el revuelto nadie quiso quedar afuera de opinar sobre el adelanto de elecciones en Necochea.

Los opositores a Roberto Rago (Partido Fe) comenzaron a moverse para ver que hacían si esto sucedía, puesto que a nadie escapa que en las condiciones actuales, salvo la presencia ascendente de Facundo López nadie mueve demasiado el amperímetro como para despertarle un dolor de cabeza a Rago-Venegas. Entonces surgieron elucubraciones, llamados a unidades diversas y hasta imposibles, mientras que dirigentes de escasos votos y grandes aspiraciones se postulaban como «capitanes de la unidad».

En un marco casi risueño de sueños quiméricos y metas inalcanzables las mesas de café hacían números y escribían en sus servilletas nombres y partidos, alimentando futuros inciertos en tertulias verborrágicas.

Todo esto en el medio de una presentación de Tellechea a la Corte Nacional que en un alto porcentaje impide cualquier adelanto de elecciones.

Como perlita de apariciones que pretenderían poner un inconveniente al andar de Facu López en el Frente Renovador, con la bajada de la dirigente Mónica López, esposa del gremialista-empresario petrolero Uberti, tratando de elevar la imagen, hoy inexistente del gastroenterólogo Milesi, de cero participación política, a quien quieren hacer conocer para competir internamente, situación que Milesi todavía no ha definido, y le esta costando asimilar el introducirse en el mundo de la difícil política necochense.

En el medio el reclamo de los comerciantes por la exigencia de un pago publicitario que tiene a su cargo la Empresa Semcor  luego de aprobación de un proyecto de ordenanza por mayoría en el HCD.

La gente aguarda soluciones y definiciones.

Sobre la Playa de Camiones «El Chiquero», la definición sobre el parque «Miguel Lillo» o el pliego de llamado a licitación para fin de año para la Recolección de Residuos, que esta atrasado en su confección y muy oculto en cuanto a su publicación, cuando sabemos que culmina su período la empresa actual de «Servicios Ambientales» y al menos dos empresas más tienen todo preparado para prepararse para esa compulsa, donde no sólo estará en juego la recolección sino la Planta de Tratamiento de Residuos que se promete hace treinta años y nos mienten hace treinta años.

Se aguardan luchas empresarias por la obtención  de «El Chiquero» (que tendría mayoría legislativa para su llamado a concesión) y la Recolección de Residuos, por rara casualidad del destino en ambos negocios suenan parecidos protagonistas e idénticos objetivos.

En este Revuelto de Gramajo están todos los condimentos políticos adentro, parece ser tan apetecible que  nadie quiere quedar afuera, máxime cuando estamos en plena construcción camino a internas en julio del año próximo y a sentar al nuevo intendente por 4 años en octubre del 2015.

ahorainfo.com.arLocalesOpiniónOpiniónPor Miguel Abálsamo Revuelto de Gramajo es una típica comida Argentina, consistente en una enormidad de platos que se nos hace imposible memorizar, armonizándose arvejas, pechuga de pollo, morrón, ajo, perejil, palmitos, pimienta, aceitunas, palta, papas  fritas, huevos, cebolla, aceite, etc… etc… una mezcla diversa que entusiasma la mesa de...Desde Necochea al mundo