Sharing is caring!

Un proyecto de ley para adecuar los niveles de arsénico permitidos en el agua potable de la Provincia, fue aprobado la semana pasada en el Senado bonaerense, atendiendo a solucionar la problemática presente en unos 40 municipios del interior, que sufren la presencia de este químico en el suelo.

La iniciativa, que ahora fue girada a la Cámara de Diputados, establece que la Provincia adopte los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los niveles de arsénicos permitidos para que el agua revista la condición de apta para consumo humano.

La entidad establece desde 1993 que sea de 0,01 mg/l, mientras que actualmente en la Provincia rige un límite de 0,05 mg/l. para el agua de red, establecido a partir de la ley provincial Nº11.820, que esa organización considera como riesgoso para la salud.

El límite se basa en un estudio epidemiológico realizado en Taiwán que concluye que el riesgo de contraer cáncer de piel aumenta ostensiblemente como consecuencia de la exposición a agua contaminada con arsénico.

El proyecto para que en la Provincia la legislación establezca ese nivel como límite para que el agua sea considera apta para consumo humano fue presentado por el senador del GEN Omar Foglia, ex intendente de Carlos Casares, quien retomó una antigua presentación en ese sentido del ex legislador platense Luis Malagamba.

En caso de convertirse en ley, las empresas concesionarias de agua en la Provincia, en este caso Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA), tendrá un plazo de 24 meses, no prorrogables, para readecuar la prestación del servicio al nuevo parámetro, bajo pena de multas ante su incumplimiento.

A su vez, indica que el Estado provincial deberá financiar el establecimiento de plantas de tratamiento de remoción de arsénico y fluoruros.

La presencia del arsénico en las napas de muchos municipios del interior bonaerense no es nueva. En la Legislatura se han presentado numerosos pedidos de informe al respecto. En ese sentido, vecinos de distintos distritos iniciaron acciones para pedir una solución por parte de ABSA.

La presencia de altos niveles de arsénico en el suelo del interior de la Provincia afecta el agua de red de unos 40 distritos del interior de la Provincia. Un caso paradigmático de los más recientes sobre la presencia de arsénico en el agua de red, es el de Rauch. Allí los vecinos se han movilizado porque, a través de un estudio de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), se registraron valores permitidos por la normativa provincial pero superiores a los recomendados por la OMS.

Foglia, durante su gestión como jefe comunal, en 2009, ya había presentado ante el Defensor del Pueblo de la Nación una denuncia por los altos niveles de arsénico en Carlos Casares, que derivó en que se establezca una planta de abatimiento de arsénico en ese distrito.

En 2009, la Suprema Corte de Justicia bonaerense condenó al municipio de Junín, proveedor del agua potable, por el mismo motivo. Y en 2013 la Corte Suprema de Justicia de la Nación obligó a ABSA a cumplimentar las exigencias de la OMS en Lincoln.

Pehuajó y 9 de Julio también tiene problemas con el arsénico, y distintas asambleas vecinales piden al gobernador, Daniel Scioli, que responda a los reclamos.

http://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2013/10/agua-potable.jpghttp://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2013/10/agua-potable-200x150.jpgahorainfo.com.arGeneralesNacionalesSaludSaludUn proyecto de ley para adecuar los niveles de arsénico permitidos en el agua potable de la Provincia, fue aprobado la semana pasada en el Senado bonaerense, atendiendo a solucionar la problemática presente en unos 40 municipios del interior, que sufren la presencia de este químico en el suelo. La...Desde Necochea al mundo