Sharing is caring!

cta-reunion-301009

La mesa nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina, junto a los secretarios generales de la CTA de todo el país, se reunieron el viernes pasado en la Ciudad de Buenos Aires para delinear un plan de trabajo y de acción en el marco del reclamo por la implementación del paquete de leyes para el blindaje social que la Central impulsará en el Congreso Nacional. En ese marco, resolvieron convocar a una marcha hacia la sede de ambas Cámaras, con fecha a definir, entre otras acciones.

Con la presencia de representantes de todas las provincias de la Argentina, y los dirigentes de la mesa nacional, la CTA decidió el viernes continuar con el plan de acción que tiene como objetivo principal la implementación de distintos proyectos de ley destinados a terminar con la pobreza y la indigencia, cuidar el empleo y lograr la libertad y democracia sindical para que todos los trabajadores puedan organizarse sindicalmente.

El paquete de medidas, que fuera presentado el lunes pasado por el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, junto a los diputados nacionales que son miembros de la conducción nacional de la Central, Claudio Lozano y Edgardo Depetri, incluye: la implementación de un seguro de empleo y formación para los trabajadores desocupados, la reforma de la fórmula de movilidad de los haberes jubilatorios, la prohibición de los despidos, la homologación del Convenio 158 de la OIT, la implementación de una tarifa social y la libertad y democracia sindical.

Con respecto al decreto presidencial sobre la asignación universal por hijo, el titular de la Central volvió a reafirmar, al comienzo del encuentro, que la decisión presidencial es un “avance importantísimo” y aseguró que “la lucha contra la pobreza y contra la indigencia requiere más avances, más medidas progresivas, poner más la mano en la concentración de la riqueza, y vamos a luchar por impulsar medidas de fondo”. Es por ello que durante el encuentro de hoy se volvieron a exigir algunas modificaciones al decreto. En ese sentido, se pidió la eliminación del artículo que limita las asignaciones para aquellos trabajadores de la economía informal que tengan una remuneración superior al salario mínimo, vital y móvil, y se acordó exigir a “todos los gobiernos provinciales y municipales que adecuen las asignaciones al monto fijado por este decreto”.

“Ahora vamos por más”, volvió a decir Yasky en el encuentro de hoy. Y es por ello que se resolvió la convocatoria a una marcha hacia el Congreso Nacional para los próximos días. Allí participarán trabajadores de la CTA de la Capital Federal y también de la provincia de Buenos Aires, que se encuentran en un plan de lucha por mejores condiciones laborales y salariales. También la Central porteña informó que el jueves 5 de noviembre marchará hacia la Legislatura porteña para denunciar “la política represiva del gobierno de Mauricio Macri y la discusión del presupuesto de la Ciudad, para que se puedan debatir los principales problemas de los porteños, como ser la vivienda, la salud, la educación y las asignaciones familiares”.

Avanzan los trabajadores del sector privado

Otro de los ejes de la reunión estuvo centrado en la organización de los trabajadores del sector privado de la CTA y su lucha por el reconocimiento de las nuevas organizaciones sindicales. En ese marco, los trabajadores del subterráneo, de la Ciudad de Buenos Aires, informaron sobre las medidas de fuerza que realizan en reclamo de la inscripción gremial de su nuevo gremio. La CTA resolvió acompañar su lucha y apoyar todas las medidas de acción que resuelvan los trabajadores para los próximos días.

Por otra parte, Pedro Wasiejko, secretario Adjunto de la Central, se refirió a la consolidación de este ámbito dentro de la CTA. “Hoy tenemos nuevas demostraciones acerca de que nuestra lucha por la libertad y la democracia sindical es un reclamo del conjunto de los trabajadores. Están los compañeros del subte y de otras tantas organizaciones que en todo el país están llevando adelante acciones en pos del reconocimiento”. El dirigente reconoció también que “la Central tiene que evaluar la convocatoria a un nuevo paro nacional, que tiene que ser contundente para poder dar un salto cualitativo respecto del que hicimos el 27 de mayo pasado”. Y concluyó: “Tenemos que seguir organizando nuestra fuerza y de esa manera ir construyendo una medida de fuerza nacional que instale definitivamente nuestro reclamo por la libertad y la democracia sindical”.

En ese sentido, Daniel Jorajuría, secretario de Finanzas de la CTA, propuso seguir avanzando en la consolidación de este ámbito. “En los próximos meses tenemos que promover encuentros regionales para que puedan participar todos los compañeros de los distintos gremios que están luchando por el reconocimiento en cada rincón de la Argentina. Y también encuentros nacionales por sector, como por ejemplo el transporte, los servicios o la industria. Así nos aseguraremos la participación de todos nuestros compañeros y podremos poner fecha para el próximo encuentro nacional de los trabajadores del sector privado que deberíamos convocar en marzo del año que viene”.

Nuevas organizaciones

En la reunión estuvieron presentes representantes de los trabajadores del petróleo de la provincia de Santa Cruz. Allí anunciaron que el próximo martes (por hoy), en la ciudad de Las Heras, en el norte santacruceño, se lanzará el nuevo sindicato de petroleros de la CTA. Y que allí estarán representantes nacionales de la Central y de la Federación de Trabajadores de la Energía (FeTERA) como José Rigane, Ricardo Peidró, Gabriel Martínez y el director del Departamento Jurídico, Horacio Meguira.

El letrado también informó que mañana, sábado 1 de noviembre, en Montecarlo, Misiones, estará presente en el lanzamiento de la Asociación de Tareferos de la CTA. Los trabajadores recolectores de la yerba mate en esa provincia del noreste argentino vienen de protagonizar un prolongado conflicto por mejores condiciones laborales y salariales, que incluyó marchas, huelgas de hambre y paro de actividades.

Hacia la Constituyente Social

Finalmente, se presentó un detallado informe de las actividades y acciones preparatorias de un nuevo encuentro nacional hacia la Constituyente Social, que se realizará en la ciudad de Neuquén los días 20, 21 y 22 de noviembre próximo. Hugo “Cachorro” Godoy y Horacio Fernández fueron los encargados de informar a sus pares acerca de los aspectos organizativos de esta nueva convocatoria, que tendrá como eje principal “el debate acerca de las prioridades camino a la Constituyente Social de 2010. Entre los ejes centrales se encuentra la realización de asambleas distritales; las campañas públicas; la estrategia institucional, y el pensamiento y proyecto popular”, explicó Fernández. (ACTA)

La CTA marchará al Congreso por el blindaje socialahorainfo.com.arNacionalesCTALa mesa nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina, junto a los secretarios generales de la CTA de todo el país, se reunieron el viernes pasado en la Ciudad de Buenos Aires para delinear un plan de trabajo y de acción en el marco del reclamo por...El que quiera comprar ficción que lo haga... Nosotros ofrecemos realidad...