¿Por qué el ajuste son los trabajadores?

Por Horacio Castelli

Tantos años de análisis económicos, tantas maestrías, tantos premios Nobel tantos doctorados y Universidades ¿Prestigiosas? De que sirven si el primer ajuste ante una crisis es despedir trabajadores.

Es sistemático, repetitivo y desagradable saber que ante cada crisis los primeros que pagan las cuentas de los fracasados y los corruptos son los trabajadores.

Y se que algún licenciado en economía se podrá sentir molesto con este comentario, pero más molesto se sienten los trabajadores que pierden su sostén económico mensual para dignificar su vida y la de su familia.

Los gastos fastuosos de los dueños de las empresas, los sueldos exagerados de muchos CEO’s, los viajes sin sentido, los sueldos de muchas “secretarias” que no son necesarios nunca son tocados, ni disminuidos.

Que un propietario de una empresa tenga el derecho de adquirir los bienes que desee es una realidad que no se discute en el mundo capitalista que vivimos y aceptamos, pero que esto sea a costa de los puestos de trabajo de “personas”, “seres humanos”, “familias” es al menos indignante.

Muchos empresarios y sus “licenciados”, evitan deshacerse de propiedades adquiridas en momentos de bonanza como vehículos (muchas veces importados y en un número imposible de utilizar); mansiones que solo sirven para demostrar poder económico y nunca se usan; fiestas carísimas sin sentido.

Hay muchos ajustes que se pueden realizar antes de despedir trabajadores, pero parece la metodología más fácil de implementar aunque tenga un costo imposible de predecir en el corto plazo.

Además, estos “genios” del mundo empresarial y económico provocan inmediatamente un círculo vicioso que después exigen que los gobiernos solucionen con subsidios y ayudas para mantener su “alto nivel” de vida y su “bajo nivel” moral.

Y es así, uno se cansa de “recetas” mágicas que tienen como prólogo de todas las explicaciones económicas “el despido”, “suspensión”, “vacaciones adelantadas” de los trabajadores.

Por eso les pido humildemente que no nos refrieguen en el rostro sus títulos y diplomas si lo único que van a resolver ante cada crisis económica es despedir empleados. Esa solución la tomaban los viejos comerciantes “fenicios” en la antigüedad,

Tantos años de ¿estudios? Y de grandes inversiones. ¿De qué sirvieron? ¿Para que sigan siendo los “fenicios” del siglo XXI?

Compartir noticia