SALUD: Prebióticos y probióticos: ¿Qué son?

prebioticos-y-probioticos.jpg

por Leticia Radavero

Seguro que alguna vez leímos en alguna revista lo importante que son estos componentes funcionales de los alimentos para cuidar nuestra salud. En este post, les cuento en qué productos encontrarlos y qué beneficios traen.


Siendo otro de los componentes funcionales de los alimentos, tanto los prebióticos como los probióticos pueden ayudarte a mejorar la salud, promoviendo las bacterias saludables del intestino y mejorando la inmunidad.

Si bien su nombre difiere por una sola letra, sus funciones son diferentes. Mientras que los prebióticos estimulan en crecimiento de las bacterias, los probióticos son las bacterias mismas.

Los prebióticos son sustancias no digeribles como los oligosacáridos (glúcidos no

Digeribles) presentes en los alimentos que promueven el normal crecimiento y desarrollo de las bacterias benéficas del colon (lactobacilo y bifidobacteria) a expensas de bacterias menos amistosas.

Las bifidobacterias producen ácido láctico y acético que inhiben el crecimiento de bacterias patogénicas (malas).

Las fuentes alimentarias son los alcauciles de Jerusalén, los porotos de soja, la avena cruda, y la cebada y trigo sin refinar. La industria agrega oligosacáridos prebióticos a ciertos alimentos procesados; los más utilizados son los fructooligosacáridos (FOS) en suplementos alimentarios y la inulina en leches con fibra.

Los prebióticos tienen efectos anticancerígenos, ayudan a reducir el nivel de colesterol sanguíneo así como a controlar los niveles de azúcar en sangre. Asimismo, favorecen la absorción de ciertos minerales, en especial del calcio, disminuyendo el riesgo de osteoporosis.

Los probióticos, en cambio, contienen las bacterias potencialmente beneficiosas, ayudando a reestablecer la flora intestinal.

Los lactobacillos o bifidobacterias en el yogur o leches fermentadas, por ejemplo, son probióticos.

Los probióticos han sido estudiados por su capacidad de ayudar a mantener el sistema inmune saludable, así como también de conservar las buenas bacterias en el intestino, asegurando el buen funcionamiento del mismo.

Los probióticos también traen otros beneficios a la salud, reduciendo el riesgo de otros problemas: acortan el tiempo de duración de la diarrea, reducen los síntomas de la intolerancia a la lactosa y también disminuyen el riesgo de ciertos tipos de cáncer y de enfermedad cardiovascular.

¡Incluir prebióticos y probióticos en tu alimentación regularmente le va aportará numerosos beneficios a tu salud.

Colaboración: Leticia Iliarucci

Compartir noticia